domingo, 20 de junio de 2010

Andábata en Borradores y fin de curso


El pasado 7 de mayo, cuando presentamos Andábata en Zaragoza, las cámaras de Aragón Televisión se acercaron al Instituto Aragonés de la Juventud.   Allí, un poco antes de comenzar, Antón Castro me hizo una breve entrevista sobre la que luego montaron el reportaje que hoy dejo como entrada y que fue emitido el 15 de junio dentro del programa Borradores.

Me parece un buen cierre para un curso que ha sido intenso: comenzamos septiembre con la publicación de Caricias perplejas, en octubre llegó la presentación de la colección de poesía Siltolá en Sevilla, en noviembre la presentación del poemario en Zaragoza; todo ello mezclado con la última etapa de correcciones de Andábata -que habría de publicarse en febrero-, con la cita semanal del blog, con los actuales proyectos de escritura, con el trabajo, con las exigentes intendencias domésticas, con esas colaboraciones que siempre tengo atrasadas, con dos hijos lo suficientemente pequeños como para no entender por qué estoy siempre ocupada.

El fin del calendario escolar ha coincidido también con la finalización de un nuevo poemario que venía ocupándome desde diciembre de 2008. Entregarlo a mi editor, Javier Sánchez Menéndez, me ha dejado esa sensación de vacío que acompaña a lo definitivamente terminado; aunque ha sido una especie de descanso que, nada más leerlo, me haya hecho notar (aquí) una ilusión parecida a la mía por verlo en pie. Muchas cosas nos esperan al curso que viene: este nuevo libro cuya publicación confío en retrasar hasta principios de 2011, la Antología de poetas aragonesas que la editorial Olifante ha puesto en manos de Ángel Guinda (suponemos que saldrá en noviembre) y alguna cosa más de la que iremos informando en su momento.

Ahora necesito un respiro. Como el verano pasado, no cierro la posibilidad de colgar entradas esporádicamente, ya que estas Caricias se han convertido en compañía y reto y sé que alguna noche sentiré la necesidad de encontrarme con vosotros por aquí, pero no lo haré con la acostumbrada periodicidad semanal sino de una manera más imprevisible.  Seguiré leyéndoos, eso sí;-) 

Buen verano a todos, hacedlo inolvidable.

Hace un año: San Juan, Summertime, Extra viam   

48 comentarios:

Manuel Arribas dijo...

Si, es un buen broche para engarzar una bonita etapa en tu vida literaria. Que te sirva para seguir uniendo todos tus proyectos.
Un abrazo.

Olga B. dijo...

Sí que ha sido una bonita etapa, pero a veces hay que parar a coger un poco de aire para seguir con más ganas. El aire del verano nos sentará a todos muy bien, ya verás;-)
Muchas gracias, Manuel.
Un fuerte abrazo.

Durrell dijo...

Olga, hablando transmites serenidad, naturalidad, humildad, inteligencia y belleza. Lo mismo que cuando escribes.
Echaré de menos estas citas semanales que para mí son costumbre y placer desde que descubrí tu blog, pero es comprensible. Esperaremos esas entradas esporádicas.
Me hace muy feliz saber de tus proyectos futuros. Me da la sensación de que tienes muy claras las cosas.
Pasa un feliz verano, lo mereces.

Olga B. dijo...

Muchísimas gracias, Durrell, para mí tus comentarios también se han convertido en "costumbre y placer".
No siempre siento todo eso que dices que transmito, pero me parece bien, porque hay procesiones que deben ir por dentro (o se intenta;-)
Procuro tener claras las cosas, sí, aunque no siempre es posible. Ahí vamos, entre claridades y oscuridades, haciendo lo que podemos. A veces, para poder hacerlo, hay que medir fuerzas. Y el fin de curso es una buena excusa;-)

Te deseo también un muy feliz verano, de corazón.

santi dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con Durrell, transmites la misma inteligencia, belleza, humor, crítica serena... en vivo, igual que en la novela.
No vamos a dejarte descansar, ahora que has pillao carrerilla, o carrerón.

Olga B. dijo...

Pues me dejen o no me dejen... (zaragozana soy:-))))
Tengo que descansar para escribir, en serio; o para no escribir, no sé.
Pero muchas gracias, Santi, eres un sol.
Nos vemos.

Juan Manuel Macías dijo...

Está claro que R. Scott hizo la peli de Gladiator pensando en esta entrevista :-)

Terminas el curso con matrícula de honor. El próximo no le hirá a la zaga. Te mereces más que nadie un descanso, eso es verdad. Pero, aunque agosto espere, yo sé que siempre habrá un candil encendido en esta casa. Dejemos que otros estallen sus pasajeras tracas en una caja de cerillas.

Felicidades por todo, Olga, y muchos besos.

Le poinçonneur dijo...

Feliz verano, Olga.

Y que tu próximo curso, por lo exitoso, deje en ridículo al recién finalizado.

Besos :)

Olga B. dijo...

Sí, Juan Manuel, ese Ridley siempre tan atento;-)
Aquel agosto espera de hace casi dos años marcó una época muy feliz del blog: cuando no me enteraba de nada. Et in arcadia ego, etc.
El curso ha sido intenso y fructífero, hay años que toca escribir (más de treinta) y otros que toca publicar (uno-hasta ahora:-). Pero las cosas no salen del aire ni por arte de magia. Ahora mismo estoy un poco cansadica de todo, no estoy para tracas, cohetes ni petardos.
Pero la pequeña luz del flexo nocturno no se apagará del todo, por aquí estaremos alguna noche para charlar con quien quiera acercarse.
Un honor y un placer contarte entre ellos.
Besos y feliz verano, que también para ti el nuevo curso llegará con muchos proyectos. Allí estaremos para celebrarlos.

Olga B. dijo...

Gracias por tus buenos deseos, Lepoin. Yo estoy dispuesta a que cada año sea mejor que el anterior, pero me adapto muy bien a las circunstancias. Soy corredora de fondo;-)
En cualquier caso, aunque ralentice el blog, seguiré navegando por vuestras casas.
Muaks.

Araceli Esteves dijo...

Me uno a las felicitaciones, aquí estaremos para cuando quieras seguir compartiendo tus palabras.

Olga B. dijo...

Araceli, mil gracias y felicidades también a ti por tu última publicación en tan buena compañía. Esto es un poco como un bar al que uno viene a charlar con amigos. A veces se acude más y a veces menos, pero siempre es un encuentro agradable. Alguna ronda veraniega caerá aún por estos lares;-)

Marta María López García dijo...

Qué bien, Olga. A ver si me pongo otra vez con la novela, que la tuve que dejar aparcada porque estoy hasta arriba de trabajo. Eso sí, no sé cómo continuará, pero los dos primeros capítulos me encantaron. Ya te contaré. Un abrazo.

Olga B. dijo...

Marta, entre el fin de curso, el traslado y unas cosas y otras, no sé ni cómo te las apañas. Yo tengo también varias lecturas para este verano. Ya me contarás cuando la acabes, me hace mucha ilusión que tengas la novela en las manos;-)
Hablamos.
Un abrazo.

lolo dijo...

¡Cómo me ha gustado escucharte y verte!
Te había dicho que en mayo leería Andábata y no, aún no. Pero este verano va a ser largo y nos dará tiempo de todo, ya verás.
Todos los disfrutes y las calmas y alegrías... y más. Buen verano, Olga.

Olga B. dijo...

Lolo, es increíble; ahora mismo, por casualidad, he pinchado en una entrada de las que he enlazado bajo el epígrafe "Hace dos años" (Tatuaje), creo que no la había vuelto a leer ¡y me he encontrado un comentario tuyo de octubre de 2009! Con el follón de comentarios que se monta a veces, debí de aceptarlos en bloque y luego se me pasó. Acababa de responderlo y te veo aquí;-)
Me gusta eso de "todos los disfrutes y las calmas y las alegrías..."
Lo mismo digo, guapa.
A vivir y a leer con calma;-)

Miguel dijo...

Pasan ya de las 5 de la mañana. Sólo hace un ratito que me llegó tu visita.
Bueno,este año te has esforzado mucho. Creo que, emocionalmente, y a pesar del éxito, has sentido un cansancio extra (aquel que te hacía dormir como una niña) Espero que descanses y disfrutes también de esas otras actividades
ilusionantes que trae el verano, y seas feliz.
Besos.

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

Enhorabuena por esa carrera imparable.Y ahora, un merecido descanso...para seguir ahí.
Saludos.

enrique dijo...

Pues bravo por Aragón televisión.

Salvador Dalí decía que él veía la televisión en pequeños aparatos japoneses pero con la particularidad de que la veía al revés. En esta ocasión merece la pena verla al derecho y atentamente.
Tu libro me gustó más que muchísimo, así que todo este éxito es perfectamente comprensible.
Bravo again!!

DESDELDESVAN dijo...

Todo fin de curso tiene como resultado un bajón... y yo no me he curados después de ttttt...ytantantos años, siempre la misma sensación de vacío y de cosas para hacer, cómo no, en el verano. Yo también guardaré mi página a buen recaudo unas semanas, pero eso está en la línea de lo habitual... y todos estaremos encantados de vernos, a quí o en otro "sitio" a la vuelta... y todos esperamos siempre lo mejor del otro, porque "el otro del otro soy yo también".
Un abrazo y feliz verano.
Mariano Ibeas

Iseo dijo...

Olga, la entrevista y el montaje que han hecho son fantásticos. Andábata no se merecía menos, y tú tampoco. Ahora toca relajarse un poquito. Te echaré de menos, por decir algo, porque espero que nos veamos, como poco, todas las semanas.
Besos

Olga B. dijo...

Miguel, sí que siento un cansancio extra, además los niños pequeños exigen aún más atención cuando no tienen colegio, por algún lado hay que soltar. Aunque esto para mí no es un trabajo, sino un auténtico placer, lo cierto es que lleva tiempo y quiero sentirme ahora un poco más libre.
Que tú también seas muy feliz este verano.
Echaré de menos tus visitas noctámbulas;-)

Olga B. dijo...

Gracias, Javier. Es que querer estar todo el rato al mismo ritmo es muy malo para la salud, el cansancio físico se nota en el estado mental. Hasta la ilusión se va un poco. Por eso organizamos el año teniendo en cuenta que hay que parar en algún momento… para seguir ahí, como tú dices.
Saludos.

Olga B. dijo...

La verdad, Enrique, es que el reportaje es chulísimo, no sé cuántas veces lo he visto. Quién me iba a decir a mí que el tal Russell Crowe me iba ayudar a explicar mi Andábata;-))))) Borradores es un programa estupendo y Antón, a quien no conocía pero ahora considero amigo, una persona siempre al tanto de todo lo que se “cuece” por aquí, además de un gran escritor.
Me alegro de que te gustase Andábata, eso es lo más importante.
Un besazo.

Olga B. dijo...

Esa sensación de vacío es verdad, Mariano, y la enorme lista de cosas pendientes (yo tengo ganas hasta hacer deporte, aunque seguro que se me van pasando;-))))
La vuelta será estupenda, mucho mejor que irse arrastrando un poco porque sí y acabar dejando entradas por dejarlas; no me gusta eso, ni para leer ni para escribir. El otro se merece lo mejor, y lo mejor, en estos casos, es seguir el sabio consejo de la apetencia.
Un fuerte abrazo y muy feliz verano.

Olga B. dijo...

Yo creo, Iseo, que ahora igual nos podemos ver hasta dos veces por semana;-)))
¿Sabes lo que echo de menos hasta morirme? Un poquillo de mar, un poco sólo, verlo aparecer. Ay. Para eso aún me queda bastante…
Hablaremos (y seguiré escribiendo alguna cosa;-) en la cafetería solitaria.
Muchos besos.

angós dijo...

Disfruta de lo hecho, que ha sido mucho, y relájate. Ya era hora.

Olga B. dijo...

jejejej, Angós. Muy amable y todo eso, pero cada uno arrima el ascua a su sardina;-)
Gracias por tu ayuda y tu apoyo (e incluso tu presencia aquí)durante todo este extraño curso.

Fernando Gonzalez Seral dijo...

...la verdad que este curso lo has hecho muy bien, seguro que el que viene estará mejor, y nosotros aquí, testigos de tus éxitos.
Un beso.

Olga B. dijo...

Testigos, no; compartiendo;-) También para ti ha sido un año excelente, con la exposición de Poe, la de los quince años del Círculo Fotográfico... y tu propio libro de fotografía sobre nuestros Monegros.
Tenemos que organizar una tertulia nocturna de verano como el año pasado, para cenar por ahí y lo que se tercie;-)
Nos vemos. Un beso.

Alejandro dijo...

Curiosamente, tengo apartada la lectura de Andábata para cuando llegue mi descanso veraniego. En los últimos ocho meses he leído muchos libros de amigos que he conocido en los blogs y de otros más cercanos que también andan ligados a este mundo. Por eso mismo aplazo el tuyo para cuando me desenchufe... aunque este año no desconectaré del todo. Como le dijiste a un agotado Cotta hace casi un año; tiempo de descanso que servirá para profundizar en la lectura de textos que no tuvimos tiempo de leer cuando fueron publicados.

Un beso, Olga. Te deseo que disfrutes de tu descanso.

Miguel Ángel Yusta. dijo...

Gracias por tus palabras, Olga. Buen verano lleno de poesía y sol...Besos

Olga B. dijo...

Yo reconozco que me ha dado una especie de "pájara" pero de las buenas;-) Creo que ha tenido que ver sobre todo con la entrega del poemario. Me pasa siempre que acabo algo, me deja como un trapo. De alguna manera, hay una cierta tensión que se mantiene hasta el final. Es curioso esto de escribir, se llega a vivir físicamente. De todas formas, precisamente con el señor Cotta tengo aplazado un duelo a gritos orgásmicos para este verano (razón: en los comentarios de aquí). Cualquier día lo emplazo, a ver cómo responde;-)
Eres un lector atento, magno Alexander. De las entradas y de sus conversaciones. Esas cosas me mantienen atada al blog, fíjate.
Un fuerte abrazo y que disfrutes mucho de tu verano.

Olga B. dijo...

Gracias a ti, Miguel Ángel, por esa discreta presencia y esa sonrisa siempre cálida, por escrito y en persona. Nos llevaremos del verano todo lo que él nos permita.
Que disfrutes mucho (me consta que lo harás). Cuando nos veamos, ya me contarás a qué diversas partes del mundo te has ido a vivirlo;-))
Un beso.

Dyhego dijo...

OLGA:
¡Tranquila, que esta vez no voy a decir nada de tu voz!
Que pases un feliz verano y ¡enhorabuena por todos tus éxitos y los que están por venir!
(Estaba a punto de hacer un comentario, pero mejor lo mando al carajéter).
Lo dicho, feliz verano.
Salu2

Olga B. dijo...

Diego, me gustan mucho las cosas que sueles decir de mi voz, no sé qué te ha pasado esta vez;-)))
Gracias por tu enhorabuena y por tu sentido del humor y tu compañía todo este tiempo.
Nos "vemos" enseguida;-)
Pasa un muy feliz verano.
muaks!

veridiana dijo...

¡ Qué penita no leerte en una temporada!
Todos merecemos descanso. ¡Disfruta mucho con tus niños y también haz un poco lo que quieras!

Me pareces "supermaja".Besitos mil.

Olga B. dijo...

Muchas gracias, Veridiana; con todo lo que viajas, a ver cuando te acercas por Zaragoza y nos conocemos "in person", como dice el ínclito jefe de nuestra Andábata;-)
Un poquillo de descanso viene bien, sí, aunque yo también echaré de menos la cita semanal. Sólo se trata de bajar un poco el ritmo para coger un respiro.
Un beso, Circe, y que pases una mágica noche de San Juan y un verano estupendo.

Blackbird dijo...

¡Ah! concluye por fin la campaña… conquistada la lírica y… Sevilla. Llenas las arcas de tesoros y experiencias que recogiste en la vereda y en la arena del circo. ¿Qué nuevos territorios esperarán mañana ser atravesados por el filo de tu pluma?
Xena, la princesa guerrera, se dispone, pues, al descanso.

Besos Olga
¡¡Vacaciones!!
¡Aventura!

Olga B. dijo...

Jejejej, qué buena la canción y ese coche de mi infancia y de mis amores;-))))
(Todavía es la entrada preferida de Izarbe)
Me temo que estoy sin principado pero no sin ganas de guerras futuras; dejémoslas para más adelante, que el verano ha venido para que le prestemos atención;-)
Muchos besos, Black, gracias por tu compañía en este intenso curso.

Juanma dijo...

Qué buen sabor me dejó "Andábata".

Un beso y feliz descanzo.

Olga B. dijo...

Pues eso es lo importante, Juanma. Me alegro un montón de saberlo.
Muchas gracias y buen verano.
Un beso.

MªTeresa Gómez Puertas dijo...

Querida Olga.....te se dan tan bien las entrevistas que creo que dentro de poco te veremos en algún programa nacional serio hablando de tus obras...me encanta que respires hondo y cojas fuerzas para seguir deleitándonos con tus maravillosos poemas y tu magnifica prosa.
Un abrazo y un feliz verano....

Olga B. dijo...

No sé si se me dan bien, lo que me gusta de todo esto sigue siendo lo mismo: escribir. Pero eso de programa nacional y serio parece incompatible. No hay ni un hueco para la literatura en la parrilla, entre el fútbol y los cotilleos. Menos mal que por aquí Borradores goza de buena salud.
Esto es para amantes que no esperan más recompensa que la de hacer lo que quieren. Procuraré respirar hondo y saber qué es lo que quiero. E intentaré seguir haciéndolo.
Un abrazo, Tere; y muy, muy feliz verano.

Mery dijo...

Has tenido un año glorioso, niña, así que es normal que te sientas casi agotada. Las endorfinas tienen un límite de capacidad-felicidad y tu las has dejado exhaustas por sobredosis.
Que tengas un felíz verano tu también, sereno y pleno.
Un beso enorme

Olga B. dijo...

Me gusta mucho esa manera de ver las cosas, Mery: sobredosis de endorfinas, dejarlas exhaustas, como a un amante;-))))
Me temo que no es exactamente así, junto a la felicidad (cierta) están también otros aprendizajes, igualmente agotadores, y no todos hermosos. Pero todos necesarios. Ha sido un año apasionante sin ninguna duda. Seguro que un poco de tranquilidad en el verano nos recarga para el próximo curso.
Un besazo y gracias por tu compañía y tus entradas.

gbp dijo...

Cómo te explicas, hija, parece que hayas estado toda tu vida en la tele!
Me emociona verte y ver a esa Andábata que leí desde el principio, capítulo a capítulo hace tanto tiempo. Pero me alegro del parón, te soy sincera. Ahora, tu tiempo para mí y para tus sobrinas, (sorry).
Te dejaremos escribir pero poco;-)
Muchos besitos y muchas más ganas de verte, tan pronto ya...

Olga B. dijo...

¡Bueeeno! Si has vuelto y todo. Pues nada, cuando en tus múltiples viajes te decidas a pasarte por Spain, aquí estaremos, para lo que la reina y las princesas quieran. Por la tele me veo fatal, pero lo importante es ser buenas personas, etc.,etc. Claro que esto sólo lo hago por Andábata. La parte que más me gusta es la que no salgo yo. Necesito un programa de radio urgentemente para hablar sin parar y sin salir;-))))
Sabía que te emocionarías cuando la vieses... pero has tardado, maja:-)
Kisses.