martes, 17 de agosto de 2010

Publicación en Rolde de Estudios Aragoneses (Premonición)

Hace unos tres meses recibí un correo que me llamó especialmente la atención. Un desconocido me felicitaba por la publicación de Andábata. Su vecina de arriba le había prestado el libro, acababa de leérselo y estaba encantado. Así de sencillo. Así de maravilloso. Me produjo esa alegría serena que tantas veces he sentido también aquí. Me gusta alegrarme por las cosas pero, sobre todo, soy muy consciente de que el comentario entre lectores es la única posibilidad de quienes no tenemos fácil, por decirlo de alguna manera, el acceso a circuito publicitario alguno pero nos alegra cada lector como si fuese lo que realmente es: un premio.

Tras algunos correos, le hablé de mi poesía. Como se reconoció personalmente poco interesado en el género (qué extraño es eso de los géneros, si se para uno a pensarlo) y yo soy perezosa para argumentar y que me argumenten sobre algunos asuntos, simplemente le regalé Caricias perplejas.

La vecina de arriba resultó ser Paloma, una compañera de trabajo; él, Santiago Gascón, autor, entre otras obras, de Manila -un libro de relatos publicado en Xordica que recomiendo vivamente- e integrante del Consejo de Redacción de Rolde de Estudios Aragoneses. Me propuso una colaboración con la revista y yo empecé a dar saltos. Me cansé enseguida por cuestiones meramente físicas, pero la alegría me dura aún.

Rolde es un proyecto cultural iniciado en 1977 por cinco jóvenes, entonces universitarios, que acaba de recibir precisamente este verano la medalla de Santa Isabel, concedida por la Diputación de Zaragoza. Aquellos cinco jóvenes (Guillermo Bovio, Jorge Cáncer, José Ignacio López Susín, José Luis Melero y Carlos Polite) iniciaron una tarea que treinta y tres años después sigue comprometida con la historia, el arte, la economía, la política y la literatura aragonesa. Además de las 133 entregas de la revista, su labor editorial se acerca a los 150 libros y se acompaña de exposiciones, cursos y seminarios, becas de investigación y un largo etcétera que ha convertido a REA en referente de la cultura aragonesa.

Me recuerdo pasando sus páginas, viendo la portada en el quiosko de la plaza San Francisco, junto a la entrada del Campus Universitario, cuando yo iba camino a la facultad y, ahora, tenerla en las manos y ver entre sus páginas un relato y tres poemas míos me produce, para qué negarlo, un enorme orgullo.

El relato, Seis leones hambrientos ocultos en el bosque, está acompañado de una espléndida lámina de Alberto Calvo, nuestro "Supermaño". Los tres poemas (Peligrosa María, Perros de noviembre y Premonición), que formarán parte de mi próximo poemario, se ilustran con pinturas de Jose Herrera, todas realizadas expresamente para mis textos. Gracias a ambos por haber unido su arte a mis palabras. Muchas gracias también a los reponsables de Rolde, especialmente a Santiago Gascón, Carlos Serrano y José Luis Melero, por su cordialidad.

Con su permiso, he escaneado el índice de la revista y las ocho páginas que guardan mi colaboración en este número 133, para mí ya mágico, por si os apetece verlas. Copio el poema Premonición, uno de los tres publicados, porque aún no lo había colgado en el blog a pesar de ser uno de los que más quiero. Este me parece un momento adecuado. Espero que os guste:

PREMONICIÓN

Se deshace en los labios de algún sueño
como una contraseña incomprensible,
reclamando la voz
que abriría las puertas que se cierran.
El aire se calienta de secretos.
Los muros silabean restos sucios
de oscuras inscripciones.

Lo no olvidado aún, lo que nos roza
con su rara cordura la conciencia
para no despertarnos ni dormirnos.
La lucidez borracha de los sueños
o los presentimientos.
Tocar la claridad para extrañarla.

Claroscuro que agota,
nostalgia de certezas; y cerezas
que un dios dudoso y débil
parece colocar en nuestra lengua
con lujurioso gesto de demonio.

Mi sangre huele el aire
como un animal vivo
-con un instinto comparable al hambre-
y un latido de plomo la sujeta.

Así pesan mis ganas de saber,
así afilan sus garras y sus dientes
la sensibilidad y la paciencia.
La tensa calma y el dolor me dicen
que cazar este invierno será en vano.

Mas no cierres los ojos, una noche
beberás de la copa que te sacie.


(click sobre la imagen para activar el modo pantalla completa y pasar páginas; click sobre las páginas para activar el zoom)

20 de agosto: Antón Castro se hace eco en su blog de la publicación de estos tres poemas en Rolde. Los acompaña con fotografías y una pintura de Rossina Bossio. Merece la pena verlas: aquí.
Muchísimas gracias, Antón, por esa preciosa entrada.  

49 comentarios:

Durrell dijo...

Mi más sincera enhorabuena, Olga.
El relato nos adentra en su ansiedad desde la lógica perfectamente administrada de lo dudosamente onírico. Nos deja muchas preguntas y una certeza: es muy bueno.
De los poemas qué podría decirte, salvo lo que ya te he repetido unas cuantas veces. Me alegra enormemente verlos donde merecen. Esperamos ese nuevo poemario.
Felicidades.

Olga B. dijo...

Muchas gracias, Durrell. Tenía la revista en la mano desde hace unos diez días pero no contaba con los medios para publicar entrada. Es una entrada que me hace una ilusión especial, la verdad. El nuevo poemario no llega hasta enero (por lo menos) pero algo más irá cayendo por aquí, seguro.
ES un lujo contar con lectores como tú, fieles hasta en las madrugadas de agosto;-)

Blimunda dijo...

Olga, tu poesía me hace pensar de una manera diferente, me hace pensar con lo emotivo y me dejas quieta ante la pantalla, desordenada y reconocida.

Un besazo!!

Sara dijo...

Muchas felicidades, Olga, y gracias también por compartir estas publicaciones con nosotros.... ¡y estas alegrías, cómo no! Me guardo el relato para esta noche, pero no podía esperar para decirte que me han encantado los poemas - especialmente Perrros de noviembre: un poema fascinante que "me habla" de modo muy directo. También quería felicitar desde aquí al autor de las ilustraciones. Preciosas.

Olga B. dijo...

Blimunda, ese pensamiento emotivo del que hablas, que une inteligencia y sentimientos, es perfecto para leer poesía (y creo que para cualquier cosa en la vida;-). Gracias por dirigirlo hacia estas caricias. Me alegro de retenerte ante la pantalla y de que tu conciencia se "desordene" un poco y, a la vez, te reconozcas.
Un beso.

Olga B. dijo...

Sara, mil gracias a ti, por "acercarte" desde Belfast. ¿Sabes que Perros de noviembre es uno de los poemas que más gusta de lo que será el nuevo poemario? Es curioso como algunos poemas conectan con más facilidad que otros, y eso no lo sabes hasta que no los pones "a la vista" de los demás;-) Me sirve de mucho.
Los dibujos de los poemas son preciosos, sí; la autora (Jose Herrera es mujer) es una gran ilustradora.
La lámina que acompaña al relato -bueno, como te lo guardas, espero que también te guste, ya me dirás- es de Alberto Calvo, habitual colaborador de prensa y también un excelente artista. Han sido supergenerosos con mi participación en este Rolde. Igual que tú al leerla;-)

MªTeresa Gómez Puertas dijo...

Jolines(por no poner algo más fuerte)...enhorabuenisima....pero no sabes como me alegro mas no me sorprendo,porque lo que haces a nivel poesía y prosa es magistral,magnifico,estupendo,maravilloso..etc,etc,etc,etc....
Disfrútalo a tope pero no habrá tiempo porque te esperan muchas de estas (ya lo veras,veremos).
besos
Tere

Olga B. dijo...

Tere, sí que estoy contenta, a mí siempre me sorprenden estas cosas y la manera en la que van surgiendo. No me preocupo de lo que espera sino de ir escribiendo, pero estoy dispuesta a celebrar cada cosa, como bien se ve;-) Me parece para alegrarse. Y que se alegren contigo es ya mucho.
Un besazo y muchas gracias, compa.

José María JURADO dijo...

Felcidades, Olga, además, el poema "Peligrosa María" me ha gustado mucho.

José María JURADO dijo...

Y felicidades a la ilustradora.

Olga B. dijo...

A mí lo que me gusta es que cada cual elija a su gusto;-) También por eso, además de por leeros, os voy conociendo un poco. Yo opté por Premonición por si esta publicación lo era y porque, aunque los tres poemas eran inéditos stricto sensu hasta ser publicados en Rolde, Peligrosa María y Perros de noviembre ya los colgué aquí cuando el poemario estaba "en construcción".
Ahora es una alegría verlos impresos en las páginas de Rolde, seguro que trae suerte al nuevo poemario;-)
Un fuerte abrazo, José María, y muchas gracias.

Antonio Serrano Cueto dijo...

Pues, chica, ¿qué voy a decir? Últimamente sólo entro aquí para felicitarte. Mi más enorme enhorabuena. Que sigas cosechando, ya que tanto y tan bien siembras. Besos.

gbp dijo...

Enhorabuena, cariño. Que emoción, publicando en Rolde también, estas que no paras. Premonición me ha encantado, este poema no lo había leido todabía y es una maravilla.

Muchos besazos y acaba de arreglarte que nos vamos!!

Fernando Gonzalez Seral dijo...

...enhorabuena Olga, te mereces esto y como dice Tere, todo lo que vendrá. ya estoy ansioso por tener otra obra tuya entre las manos.
Un besazo.

Olga B. dijo...

Antonio, pues tú di lo que quieras, que estás en tu casa;-)
Muchísimas gracias, tenemos ya unas cuantas cosas pendientes de celebrar, también tuyas, cuando nos veamos en octubre. A ver si es posible.
Un fuerte abrazo.

Olga B. dijo...

A traición, sister, no lo he visto hasta que no me he puesto a contestar y publicar. Ya estoy hasta desarreglada otra vez, jejejej.
Ay, qué poco queda ya para que este contacto sea otra vez de los pocos que tenemos. Menos mal que te vas a llevar mis obras completas, ya más completas;-)

Olga B. dijo...

Pues muy pronto la tendrás, Fernando, para no hacer mudanza en la costumbre. No sé si han empezado a distribuir, pero usted la tendrá muy pronto;-)
Un beso.

Anónimo dijo...

Y tan adecuado!. Eres maravillosa. Empiezo a pensar que eres medio bruja...

Una amiga desde Sevilla que, cada vez que viene a verte, se encuentra.

Gracias.

Olga B. dijo...

Espero que no, sevillana, porque hay cosas que no se pueden ser a medias, ni a mí me gusta ese porcentaje:-)
No doy el perfil de bruja ni de santa, salvo por mi afición a los gatos y a las ermitas. No hay cuidado. Sin embargo, a veces, hay que prestar un poco de atención a las intuiciones. Premonición es una palabra demasiado fuerte para la vida real, no para la poesía.
Gracias a ti por acercarte a las Caricias. Se muy bienvenida.

P.S.: ¿Nos conocimos en Sevilla?

veridiana dijo...

Un poco Meiga si que eres,por ello estás siempre tan inspirada.

Andábata ha sido mi regalo de este verano,con una cuñada que siempre intecambiamos ( ella me ha regalado "La imperfección del amor" de Milena Agus, una escritora que no conocía,y me gusta bastante.
Hoy he recibido un mensaje y me dice que tu libro le ha encantado.

Un beso

Olga B. dijo...

A ver si va a ser por eso, Circe, pero para hechicera, jeje, ya estás tú;-)
Bueno, pues me alegro muchísimo de que le haya gustado a tu cuñada y de que me lo hagas saber. Está muy bien eso de intercambiarse libros, a mí me ha supuesto algunos descubrimientos importantes; a veces se fía uno más de la opinión de un amigo lector que de un suplemento cultural (y a veces hace bien;-)
Un beso.

Gemma dijo...

Yo también lo creo, sister. Tanto deseo contenido (aunque liberado en parte en estos versos) así lo sugiere...; como si de tanto olfatear premoniciones en el aire logrará el poema convocarlas, consciente él mismo de que no te mereces menos...

"Lo no olvidado aún, lo que nos roza
con su rara cordura la conciencia
para no despertarnos ni dormirnos.
La lucidez borracha de los sueños
o los presentimientos.
Tocar la claridad para extrañarla".

Eres una gran creadora de atmósferas (y de sueños); lo sabes, ¿verdad?
Un besazo

Gemma dijo...

PS: Se me olvidaba: preciosos los dibujos y la revista toda; enhorabuena.

Olga B. dijo...

Muchas gracias, sister in red(de redes;-)
A veces los deseos convocan atmósferas no del todo comprensibles, pero quizá entenderlas no es exactamente lo que debemos hacer. El mundo de la intuición es complicado, sin sensibilidad y paciencia no hay visión, ni poema. Nunca sabemos cuándo llegan y tampoco creo que sea exactamente un mérito mío (pero gracias por pensarlo;-)
La revista sí, ha quedado bien bonita. Y qué alegría que pasen estas cosas, te van dando fuerzas, como vuestras lecturas.
Un besazo.

Julio Castelló dijo...

Preciosa edición, preciosos versos. "Mi sangre huele el aire /
como un animal vivo /
-con un instinto comparable al hambre- /
y un latido de plomo la sujeta." Ahí está.

Antonio Azuaga dijo...

Sólo para reiterar lo que ya te dije –¡lo que desde tanto te llevo diciendo!– y por tanto no repito, darte la enhorabuena por tu justa progresión –una vez más– y añadir el orgullo –que tampoco es añadidura nueva– de contar con tu amistad.

Un beso.

Olga B. dijo...

Julio, pues si tu crees que ahí está, ahí estará;-) Pero ese latido de plomo también machaca mucho el corazón...
Además de darte las gracias, te felicito por esas "Hazversidades poéticas", qué pena no estar en Madrid, ay.

Olga B. dijo...

Querido Antonio. Qué agradables son los ánimos y las felicitaciones siempre, pero cuando apenas tienes valor para mostrar lo que escribes pueden ser casi necesarios. No olvido que siempre tuve los tuyos; cuando vienen de una sensibilidad tan especial (una sensibilidad tan poco sensiblera, por cierto;-), son algo importante, no sólo algo agradable.
Es una suerte haberte conocido, y el orgullo es mío al poder mandarte ahora algunos de estos renglones impresos para que los guardes.
Un beso.

Iseo dijo...

Ay Olga, ha quedado precioso. Me alegro tanto, ya lo sabes. Y además la casualidad de la lámina de los leones lo hace todavía más especial. Muchas felicidades.

Olga B. dijo...

Muchas gracias, Iseo, qué alegría volver a saber de ti y qué casualidad lo de la lámina, sí. El mundo es un pañuelo.
El lunes la miramos bien mirada en el "recreo", que la vuelta al cole es dura, madre mía, estoy de bajón total;-)
Quedamos en un punto intermedio.
Ag.

Blackbird dijo...

A esos leones los quiero desde que los conocí cuando se pasearon por la cafetería tranquila. Cuidalos, pero que no te esclavicen.

PD. Disfruta con Iseo yo me voy de vacas...
PD2 El señor de Vigo se ha mudado a otra ciudad aunque todavía no se cuál.

Olga B. dijo...

Me acuerdo de cuando os lo leí. Hace unos dos años y medio. Quién iba a pensar que acabaría publicado en Rolde;-) Es difícil cuidarlos, es dfícil que no te esclavicen... se hará lo que se pueda.

Nos vemos a la vuelta de tus vacaciones. Buscaré al señor de Vigo y te diré en qué ciudad está, jeje.
Que disfrutes mucho, Black, se te echará de menos.

DESDELDESVAN dijo...

Yo también me alegro.
Felicidades o enhorabuena, o tod lo que quieras.
Un abrazo.
Mariano Ibeas

Olga B. dijo...

Muchas gracias, Mariano, sé que siempre cuento con que te alegres por mis cosas, esa seguridad me ayuda mucho.
Un fuerte abrazo.

Angós dijo...

Otro que se alegra. Y mucho. No hace falta decirlo.
¿No hace falta?

Me alegro un móntón.

Olga B. dijo...

No sé si "hace falta", pero anima bastante;-)
En cualquier caso, hay personas de las que lo sabes, te lo digan o no. Eso es circunstancial; la alegría, no.
Mil gracias (aunque tampoco haga falta;-)

Miguel Estrada Pérez-Carasa dijo...

Querida Olga, muchas felicidades y mi enhorabuena.
El poema es precioso; termina con una certeza más que premonitoria, la saciedad y la satisfacción, después de una andadura hermosa verso a a verso.
El relato, que ya conocía, también es de una belleza rara, onírica, con vistas a un corazón que no está desolado, sino que ha aceptado o ha dado lugar y pertenencia a leones hambrientos, que ya es mucho tener interiormente.
"En cuevas de leones engarzados..."
Espero leer más poemas del nuevo libro y contar pronto con más entradas, si es que lo permite tu tiempo, porque de tu generosidad no se puede dudar.
Besos

Olga Bernad dijo...

Muchas gracias, Miguel, me alegro de que te guste. Ya hay muchos poemas del nuevo libro colgados por aquí, así que no creo que suba ninguno más, puesto que también quiero mantener alguno inédito para cuando aparezca el poemario. De hecho, los poemas de las últimas entradas son ya de proyectos nuevos. El blog va siempre por delante; las publicaciones se ocupan de proyectos acabados, por eso, inevitablemente, miran hacia atrás.
Generosidad es la tuya, querido MIguel, y la de tus lecturas. Pronto llega septiembre, el ritmo de las entradas volverá a ser el que era... y estoy pensando en alguna cosa nueva, que hay que empezar con ganas.
Un beso.

Dyhego dijo...

OLGA:
Paso un momentito sólo a saludarte. Ya leeré con detenimiento tus entradas, que ahora no estoy en condiciones.
Salu2 y enhorabuena.

enrique dijo...

Todo es poco con ese Andábata.
Mi santa lo ha leído estas vacaciones y ha disfrutado tremendamente.

In Vino Veritas, gracias.

Olga Bernad dijo...

Espero que mejoren esas condiciones, Diego;-))))
Que la vuelta te sea más agradable sentándote algún rato a leer, hombre.
Abrazos.

Olga Bernad dijo...

Gracias a ti, Enrique. Me alegro de que Andábata también le haya gustado a tu santa. En lo del vino tienes toda la razón; la próxima, in person;-) Pero, de momento, espero que al menos vuelva tu blog y nos veamos virtualmente...

Alfaraz dijo...

A eso del vino me apunto yo. Será para celebrar todas estas colaboraciones. Y las que vendrán...



.

Olga Bernad dijo...

Apuntado te quedas;-)
Si hay algo que celebrar, se celebra; si no, nos lo inventamos.

Dyhego dijo...

[Claroscuro que agota,
nostalgia de certezas; y cerezas
que un dios dudoso y débil
parece colocar en nuestra lengua
con lujurioso gesto de demonio...]

Te gusta jugar con el alba, aprovechar ese momento entre la vigilia y el sueño en el que podemos dirigir nuestros sueños sin que la razón despierta los disipe. También te gusta introducir el color rojo, en forma de sangre o de deseo.
Son realmente unos momentos terriblemente bellos si se está enamorado y terriblemente tristes si se sufre de amores o si el amor se fue. ¡Quién pudiera disfrutar de esos momentos sin que los estropeen el camión de la basura, el despertador, el llanto de un niño o cualquier otro ruido molesto!
Poema inabarcable y sugerente (sello de la casa, supongo).
Salu2, OLGA.

Dyhego dijo...

OLGA:
Acabo de leer el cuento de los leones y me ha parecido interesante. Por un lado me atrae ese mundo mágico irreal en el que lo más absurdo parece titular de telediario: señora alimenta por las noches a una camada de leones. Pero no acaba ahí el cuento, sino que se accede a otro mundo de simbologías, en el que aunque no sean los siete puñales de la Virgen de los Dolores, sí que hay seis plagas que azotan a esa mujer (no sabemos cuáles) que la obligan a ir una noche y otra a alimentar a los leones / a conjurar esos males. Pasamos a otro universo más humano en la que la mujer se queja de su quehacer, pero el sentido de la responsabilidad hace que no desfallezca, cual Sísifo que tiene que subir y subir todos los días la dichosa piedra. Finalmente, nos encontramos con una de las improntas de la escritora (o séase, tú, OLGA: esos coletazos de expresiones familiares con que salpicas tu prosa, que adquieren una gracia renovada.
Con tu permiso, este curso leeré este texto en la biblioteca. Ya te pediré permiso cuando llegue el momento.
Voy a navegar por internet a ver si puedo conseguir un ejemplar de la revista que citas.
Salu2.

Olga Bernad dijo...

Gracias por la atenta lectura, Diego, tanto de los poemas como del relato. Realmente, son el centro de todo esto. Lo demás es periferia pura. Me gusta (y me ayuda) recibir lo que desde cada lectura os ha llegado. Te aseguro que amplían la mía. Para mí los leones eran más bien pasiones que, con la madurez y el día a día invadiéndolo todo, uno no sabe bien si alimentar o abandonar. Pero puede que tengan algo de "plagas", sí;-) Benditas plagas, en cualquier caso, las muy...
Será un honor que leas el texto en la biblioteca como lo es que lo leas en tu casa, desde la pantalla o desde el papel. Creo que, desde el enlace a Rolde que hay en el texto, puede pedirse la revista en papel. La edición es muy bonita y merece la pena pasar sus páginas. Aquí se distribuye bien y yo tengo aún un par de ejemplares de los que me regalaron. Si me mandas una dirección al correo de contacto, te remito uno. Será un placer.
Un abrazo y muchas gracias.

Mery dijo...

Uf, como voy leyendo los blogs con restraso, te felicito con retraso.
¡Que viva tu buen escribir, guapa!
Ya ves que el reconocimiento te llega de todas partes.
Un fuerte abrazo

Olga Bernad dijo...

Fue una alegría, ya lo creo.
Aquí no vas con retraso, que la casa está abierta las 24, y no le importan las estaciones. Tu silla te la guardamos para cuando llegues;-)
Un beso y mil gracias.