viernes, 26 de febrero de 2010

Frutos de invierno: Andábata y Siltolá

Supongo que las cosas llegan cuando tienen que llegar, y a nosotros sólo nos queda agradecerlas de la misma manera que trabajamos para ellas: con toda la ilusión que la lucidez nos permita.  Yo soy, ante las cosas que me importan, razonablemente inestable.  Intentaré explicarme: hoy estoy nerviosa y feliz al ver mi Andábata por fin aquí.  Cuando Antonio Rivero Taravillo se interesó por ella para publicarla con el sello Paréntesis editorial, en la Colección Umbral, mi alegría se disparó: iba a formar parte de sus autores.  Recopilé folios pendientes de revisar, apuntes dejados entre libros, antiguos archivos de viejos ordenadores, capítulos inacabados y otros que me sabía de memoria, planes para un futuro que por fin tenía fecha.  El proceso fue, como siempre, lo mejor.  Me daba la sensación de no merecerme tanta alegría, lo único que yo había hecho era escribirla y, a cambio, ella había acompañado durante los ultimos diez años esta pasión solitaria e irrenunciable.   Sin embargo, al acabarla, me quedó una tristeza extraña.  De alguna manera, se ha ido de casa y no piensa volver.  Espero que leerla les haga pasar tan buenos ratos como a mí escribirla.  Espero que haga amigos y amores.  Algo así.

Su salida ha coincidido con la publicación del primer número de la revista de poesía Isla de Siltola. Formar parte de ella es un premio y les aconsejo sinceramente su lectura, no sólo por tener en la mano ese bellísimo objeto que es una edición perfecta, sino por la compañía en la que aparecen mis poemas. Es un honor y un placer estar en el número inaugural de una revista que merece una larga vida. La dirige Javier Sánchez Menéndez con un consejo editorial de lujo: Luis Alberto de Cuenca, Julio Martínez Mesanza, José Mateos y Abel Feu.

 
Les dejo el índice (click para ampliar), que habla por sí solo, y un enorme GRACIAS por lo que a mí respecta.  Sin alguien al otro lado, nada es igual: la recolección sólo sería un trabajo más.

Olga Bernad 

27 de febreroAyer me ne enteré, gracias al comentario de Isabel Romana en esta entrada, de que había aparecido una referencia a mi libro Caricias perplejas en El cultural del periódido El mundo.  Dejo el enlace con la versión digital AQUÍ, y un pobre escaneo de la versión en papel a la izquierda (nuevamente, click para ampliar).  No lo entiendo muy bien, aunque debo reconocer que su conclusión final me encanta;-) 
2 de marzo: Más información sobre el primer número de la revista Isla de Siltolá AQUÍ.

96 comentarios:

Elsa dijo...

Enhorabuena, Olga. Por tu generosidad al dejar marchar tu Andábata (la disfrutaremos)y por tu participación en la revista. Eres grande en poesía. Eres grande en prosa. Y viceversa. Escribes de p.m.

Un abrazo.

PD: Tu nombre chispea en el firmamento de varones ;-)).

Gemma dijo...

Feliz doblete y feliz andadura para tu valiente Andábata. Me imagino que debe de sentirse muy contenta al verse en tan buena compaña.

(Eso te pasa por quererlo todo. No lo dudes). ;-P
Un abrazo fuerte, fuerte

Isabel Romana dijo...

Felicidades por esta nueva publicación y tu colaboración en la revista. ¡Estás imparable! Me alegro, porque te lo tienes merecidísimo. Por cierto, que he visto en el cultural del mundo que hacen una referencia elogiosa a tu libro "Caricias perplejas". Enhorabuena también por esto. Besos y a disfrutar...!

Eduardo González Ascanio dijo...

Así que te has quedado perpleja al sacar tu novela por ahí, a la intemperie. Son gajes del oficio.
Enhorabuena.

Juan Manuel Macías dijo...

Desde luego, Olga, el curso 2009/10 va a ser ampliamente recordado ;-) ¡Qué grande! ¡The year of Bernad! Y los que vengan después. Mi enhorabuena y mi aplauso. Y no me extiendo más, que ya sabes que soy dado a los sermones haciendo más abuso que uso de mi espacio escoliasta, y ahora sólo hay que aplaudir. Te lo mereces, proclamo, y espero que me lo firmes en Madrid muy pronto.
Muchos besos.

gonzalo dijo...

bien por tus triunfos y tus conquistas, bajo tan atractivo formato.

Durrell dijo...

Coincido con Saenz de Zaitegui y su conclusión en el Cultural del periódico El mundo. Eres mucho mejor de lo que tú te crees. Todavía no sabes quién eres.
Mis felicitaciones.

Blackbird dijo...

Ave Imperatrix,

Enhorabuena, una vez más, por estos dos frutos del bosque que nos das: el arándano azul de Andábata y la frambuesa literaria de Siltolá. Leeremos ambos con ganas.

¿Qué más decir de todo esto? Cada nueva sorpresa que nos das, casi no nos sorprende nada. Porque se ve venir, y más para los que estamos cerca, que vivimos la historia. En cambio espero que tú no agotes la capacidad de sorpresa, de alegrarte en cada alegría literaria que te lleves, que todavía te quedan muchas por vivir porque te lo mereces.

Me gusta de ti como poeta: que eres una persona normal; que no vas vestida de poeta; que no hablas como una poeta; que no lanzas discursos políticamente correctos como poeta de moda; que no te emborrachas de absenta para presumir de poeta nihilista y autodestructiva; y que el concejal de cultura (de turno) no te ha pagado la edición de tu libro por ser colega. En fin que eres poeta sólo por las cosas que escribes y no por la parafernalia literaria.

Besos

PD. Me ha costado un poco, me gusta más felicitarte en privado.

Anabel dijo...

Enhorabuena, estás que te sales, no paras.

Un libro detrás de otro, qué barbaridad.

Estupendo, con ganas de que caiga en mis manos.

Besos,

Anabel, la Cuentista

Fernando dijo...

creciendo...enhorabuena...un beso.

Olga B. dijo...

Ay, ayer por la noche me quedé dormida como una bendita, con lo que me gusta responder a los comentarios con cierta inmediatez, ag, yo creo que fueron las emociones;-) Mis disculpas
Gracias, Elsa, la generosidad es la que tenéis conmigo. Por favor, léete la Andábata entera y luego me cuentas,¿vale?
Un abrazo.
Oye ¡es verdad! ¡Cuánto varón en el primer número de Siltolá!

Olga B. dijo...

Gema, la Andábata está encantada de salir con la revista y tanto caballero junto. A mí nunca me ha pasado;-) Por cierto, no sé si estáis todavía en Berlín, intento escribirte mañana para preguntarte una cosa.
Mi yo poético lo quiere todo, pero no sabe a qué se refiere. Es cada vez más raro.
Un fortísimo abrazo, sister.

Olga B. dijo...

Isabel, no tenía ni idea de lo del cultural del mundo, estoy enfrascada en la lectura de un montón de relatos para un concurso del que soy miembro del jurado y no me leo ni periódicos ni nada. Black me mandó anoche el enlace, a raíz de tu comentario, pero me encantaría conseguirlo en papel. No la entiendo muy bien pero me encanta la última frase;-)))). Sin embargo, mi prologuista sabe muy bien de lo que habla cuando habla de mi poesía, pero se contiene tanto, para que luego no digan…
Besos y mil gracias. Da gusto tener comentaristas al tanto de todo. Sois geniales.

Olga B. dijo...

Me he quedado serenamente triste y a la vez contenta, sí, se parece a la perplejidad, Eduardo, exacto;-) Andábata y mi perplejidad. Las palabras y los títulos van formando un dibujo coherente. Tú ya sabes de estas cosas.
Se agradece mucho la enhorabuena, Eduardo.

Olga B. dijo...

Querido Juan Manuel. Gracias por todo. Tengo muchísimas ganas de ir a Madrid y charlar en persona de todo esto y del mundo en general. Para mí ha sido un curso intenso, qué duda cabe, y tu compañía en el pupitre de al lado ha sido de lo mejor. Sin amigos, el cole es una tortura;-) Y no sabes la de cosas que estoy aprendiendo. Malas y buenas. Da igual. No hago más que mirar la portada azul de la Andábata, ya ves, eso es lo que me gusta hacer ahora mismo. Simplona que soy;-)
Muchos besos.

Olga B. dijo...

Gracias, Gonzalo. Algo de triunfo tiene ver el trabajo tan hermosamente materializado como en estas ediciones. Es como envolver bien un regalo. Me gusta;-)

Olga B. dijo...

Gracias, Durrell. Lo que pensamos de nosotros mismos no suele tener mucha importancia. Sólo don Quijote podía decir “Yo sé quién soy” sin sentir vergüenza. Necesitaríamos estar locos y ese precio es demasiado alto. Todavía no soy tan valiente. Tampoco los demás aciertan siempre, para bien y para mal.
Impagable tu atención.

Olga B. dijo...

¡Gracias, Black! Por lo que dices y por mandarme tan rápidamente el enlace de la pequeña reseña del Mundo. Siempre al tanto. Esta semana nos vemos y hablamos en privado. Me encanta que te guste todo eso de mí como poeta, pero tiene muy poco mérito porque a estas alturas cambiar es muy difícil. La parafernalia literaria (qué bonito título para algo, con su cercana rima;-) forma parte de un mundo desconocido para mí. Yo aspiro a que, como poeta, te guste mi poesía. Que sí, que para estas cosas soy así de simplona;-)) Como narradora, léete la Andábata y hablamos. Aunque ya la conoces un poco, como todos los habituales del blog.
Besicos.

Olga B. dijo...

Anabel, un libro detrás de otro y detrás de muchos años, qué te voy a contar, uno escribe y escribe y cuenta y cuenta y, a lo mejor, un día, puede entregar eso bien envuelto. Es muy bonito, es verdad. Estoy muy contenta por ello.
Besos, cuentista.

Olga B. dijo...

Fernando, eso espero, eso quiero. Por cierto, esta noche salgo, que tengo la Campana olvidada después de este invierno en el que los virus se lanzan como locos a por la población infantil;-) Qué ganas tengo, por Dios. Hablamos.
Un beso.

Angós dijo...

Pocas personas conocen como yo lo que hay detrás de esto. Horas y horas y horas, y esos disgustos que te das a veces, y algunos que no siempre lo comprendemos.
Enhorabuena, Olga.

Olga B. dijo...

Yo me siento razonablemente comprendida, Angós, otros dedican mil horas a levantar pesas o a la cría de iguanas tuertas, no sé. Lo hacemos porque queremos, no soy de esas que piensan que escriben por el bien de la humanidad, me considero una privilegiada por saber lo que deseo y sacar tiempo de donde pueda para hacerlo. No merecemos una estatua. Simplemente, me alegro de que lo que he hecho tenga un eco y de la posibilidad de que un lector abra mi libro en una edición tan bonita y lo disfrute.
Tu ayuda, aquí y en todas partes, es fundamental y te la agradezco de verdad. ¡Pero si hasta me acompañas en esto del blog!;-)))

lolo dijo...

Ya da hasta cosa decirte algo, autoraza. Sí que brillas, sí. A mí que no entiendo nada también me llega. ¡Lo que ha traído en invierno! Me alegro, Olga. Me alegro mucho. Te mando un beso.

Olga B. dijo...

No me digas, Lolo, que a mí también me da cosa colgar tanta entrada de "celebración", no abrí el blog pensando en esto, pero qué voy a hacer ¿no decirlo? Si se me sale por las orejas... Y esa presunta lista entre presuntos entendidos y presuntos no entendidos no la tengo yo tan clara (ni la considero tan importante). Que a ti te llege, a mí me sirve.
Un beso y muchísimas gracias.

Juanma dijo...

Enhorabuena, Olga, se nota tu alegría y tu emoción en cada palabra. Tu bellísima poesía, además, merece sobradamente todo lo que le está sucediendo.

(y a Javier Sánches Menéndez, por cierto, habría que hacerle un monumento grande, grande, grande...desde Sevilla a Cádiz debería extenderse)

Besos.

Sergio dijo...

Felicidades de nuevo, Olga. Espero felicitarte más veces. Me haré con él en cuanto pueda.

abrazo desde la frontera.

Olga B. dijo...

Juanma, gracias! ¿Cómo no se me va a notar? Ay, tengo ganas de que leáis la Andábata, eso es lo que más me importa. Oye, luego me dices lo que te parece aunque sea por correo,¿vale?
Y en cuanto a Javier, pues yo qué te voy a decir, desde que empezó a aparecer por aquí, con aquella foto del cigarro (yo le llamaba el del cigarro, así lo identificaba;-)no me ha dado más que alegrías. No sé si será aficionado a las estatuas, lo que sí sé es que está de viaje. Déjalo que disfrute, je.
Un beso y muy buen puente.

Sergio dijo...

De acuerdo contigo en lo del tiempo. Como dijo un poeta, por poner un ejemplo, un poema se tarda en escribir toda la vida. Esos diez años de la novela han merecido la pena.

Enhorabuena de nuevo.

Máster en Nubes dijo...

Ay, Olga, cuántas alegrías y cómo me alegro de que las tengas, también son un poco de los que te leemos y de los que te queremos.

Y voy por partes, empezando por Siltolá. Eso, que te felicito por estar ahí, en tan buena compañía, y de paso felicito también -ya lo haré en persona en sus blogs a los que conozco- a todos los implicados, tanto poetas como editor. Me alegro mucho de que estés, de que estén otros y de que todo ello salga adelante. Ole.

Y voy ahora con Andábata porque, yo la he leído ya porque tuviste el detalle de mandármela cuando te la pedí, hace unos meses, y lo pasé en grande. Con tu permiso, sin ser nadie ni nada, pero sí una buena aficionada a la novela, pondré la "crítica" de Andábata a su tiempo -cuando esté la novela en las librerías- porque así como en poesía no me atrevo a crítica alguna, en novela y ensayo sí que me atrevo... Lo sé, tengo más cara que espalda.

Aviso pues a navegantes y adelanto algo de lo que creo que es Andábata:

1. Una novela muy divertida. Eso, para empezar, que no es moco de pavo. Te engancha desde la primera página, te ríes ya con la protagonista y desde luego que con algún que otro "personaje" (varios), ay, Dios, que también te enganchan...

2. Una novela que, si yo fuera el editor, presentaría en un polígono industrial de esos... paradigma de muchas cosas... En fin, una "novela postindustrial" que no sé si es una clase de novela o me lo acabo de inventar yo, que puede ser. De lo que se ha vivido recientemente en este país, en ambientes que uno reconoce fácilmente aunque ni los haya pisado.

3. Una novela ... mmmh de amor, también de amor, de amor ... desesperado a veces, o desesperanzado que no es lo mismo, o sí, o no... y a la vez es amor con esperanza, es todo un poco raro... Yo es que si no hay amor no leo o leo peor... Andábata es una novela de amor iba a decir que jotero, pero no me atrevo, hermana.

4. Andábata es también una novela interesante, inteligente -me horroriza decir esto porque es ya una redundancia, si es novela y es buena tiene que ser inteligente, con guiños al lector y a la lectora, escenas geniales, diálogos donde matarías a alguien, otros discursos interiores de la protagonista que te dan ganas de darle un abrazo... familia, amigos, marido, jefes, profesor de autoescuela, en fin... No es previsible (ay, Dios, gracias), ni tampoco complaciente (ni autocomplaciente), y a veces con mezclas entre lo anglo, el latín o lo clásico y eso, lo jotero o casi diría popular postcañero o pos algo...

Perdón por la extensión y siento que suene a propaganda, porque no es tal, es que me lo pasé genial leyéndo Andábata.

Es cierto que soy tu amiga, pero creo que también es cierto que si algo no me gusta me callo prudentemente o, peor, hasta lo digo a la cara...o a veces, muy mal hecho, en público. Así que espero que se entienda que esto es sincero, y que la amistad queda a un lado.

Un beso,

Olga B. dijo...

Sergio, qué majo. Sé que este año saldrá también la antología de Olifante. Me dijo Ángel Guinda que hasta abril no la termina y luego no sé lo que tardará a estar publicada. Pero luego, no será tan fácil. Con Andábata he estado diez años, no creo que lo de escribir un libro sea para darse prisa ni para planteárselo así. Al menos yo no lo voy a hacer. Por tanto, voy a disfrutar de estas felicitaciones, que quién sabe cuándo tocarán otras;-)
Un fuerte abrazo hacia la frontera.

Olga B. dijo...

Sergio, este comentario iba antes que tu segunda respuesta, pero lo he quitado para corregirle una coma y habéis llegado entretanto!. Bueno, cosas del directo;-) Unas cosas van rápidas y otras lentas, cogerles el pulso y respetarlo es lo importante, sí.
Gracias otra vez.

DESDELDESVAN dijo...

Vaya , qué doble sorpresa...¡ aunque sé que estabas trabajando, pero aún así, frutos de invierno a pares.
Bienvenidos, enhorabuena y un abrazo.
Mariano Ibeas

Olga B. dijo...

Bueno, Aurora, tantas cosas que decirte. Lo intentaré.
Sabes, porque ya lo hemos hablado, que yo no abrí el blog para hacer amigos, lo abrí anónimamente (o bajo seudónimo, que es lo mismo) para hacer algo que no me atrevía a hacer en mi vida, digamos, normal: mostrar lo que escribo y hablar de ello con otros, a ser posible perfectos desconocidos. A partir de ahí, algunos desconocidos han pasado a ser amigos y eso es estupendo. Ahora, con una relativa confianza pero también con la distancia necesaria, muchas veces pienso en alguno de vosotros al escribir una entrada. Yo sé por qué empezaste a venir por aquí y por qué has continuado. Y eso me vale, la objetividad que queremos no es la de las máquinas, sino la de las personas. Si algo me ha ayudado a publicar Andábata (tú sabes que tenía miedo) ha sido la reacción de los diez lectores previos. Y el hecho de que Antonio me escribiese para confirmarme su intención de publicarla exactamente al día siguiente de habérsela mandado entera, diciéndome que compartía toda mi alegría y ninguna de mis dudas.
Entretener es difícil, Aurora, y la naturalidad algo que se nos escapa sobre el papel. Es un desafío a nuestra técnica y a la inteligencia. Mezclar lo serio con lo frívolo, la grandeza con nuestras miserias, tiene sus riesgos, porque un lector desatento puede quedarse sólo con una parte. Pero la vida es así. No es plana, como no lo es nuestro pensamiento. Ya decía el maestro que no se puede ser sublime sin interrupción (de hecho, a mí me carga bastante quien lo pretende).
Pero bueno, gracias por la propaganda, te doy el jamón cuando vaya a Madrid. Por cierto, qué ganas tengo;-)
Un besazo, duquesa.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Olga, me alegro un montón de figurar a tu lado en la Isla de Siltolá. Pero lo que yo no sabía porque soy un despistado supino es que también somos colegas de Paréntesis. Si antes estaba contengo de publicar en Siltolá y Paréntesis, ahora lo estoy más. Dos besos.

Olga B. dijo...

Gracias, Mariano. Estaba y estoy trabajando. Ya me estoy cabreando porque pensaba salir esta noche y no sé si voy a poder, aggggg;-)))
En fin, hasta los blogs de los amigos tengo medio abandonados.
Tenemos que comentar esta Andábata in person,¿vale?
Un beso y muchas gracias por esa serie de poemas a partir del Puro azar, que sigue creciendo. Es una cosa muy bonita que alguien haga algo así.

Olga B. dijo...

Jesús, para mí es un honor estar con vosotros en esa Isla. Lo que ya es casualidad es que nosotros dos coincidamos también en Paréntesis. Tendré que hablar con los del Mono Azul, y les decimos que es una costumbre que tenemos, como el tocamiento en el lóbulo de la oreja;-)
Un beso serio, en serio.
Estoy muy contenta.

gbp dijo...

¡¡Por fin!!, cariño, ya esta públicada, ya le has dado las alas se merecía y le has dejado irse de casa!!
Además celebración doble, vamos a sacar la botellita de Mortlach para celebrar los eventos como es debido....
Me muero de ganas de verla en mis manos, Olga, esta preciosa en azul.

Mil besitos cariño, como siempre emocionados.

Olga B. dijo...

Mortlach y nocturnidad. Como cuando nos quedábamos hablando toda la noche (aunque con la "retacía" nos apañábamos;-) Parece mentira, ¿verdad? Mira, al final has tendido razón tú. Siempre pensaste que se publicaría. Y vestida de azul, ¿qué más queremos?
Por cierto, te la he dedicado (sí, también).
Kisses, sister. We miss you.

Miguel dijo...

Querida Olga: En primer lugar, te agradezco que fueras tan comprensiva y cariñosa conmigo con mi último comentario tan fuera de tono. Te pido disculpas. Muchas gracias.
La publicación de Andábata me llena de alegría. La próxima semana me pasaré a comprarla. No sabes las ganas que tengo de leerla. Con la revista me pasa lo mismo, porque pude asistir al acto de presentación donde se leyó tan buena poesía,y que bien lo pasamos.
Vuelve pronto, Olga.Sevilla está preciosa en primavera. No lo dejes para el verano que se vuelve inhóspita e insufrible.
Andábata, vestida de azul,no puede estar mejor editada.Es un acierto más de tu andadura entre poetas, escritores y editores.
Todavía eres joven como para probar suerte con otros colores, jeje, ya que siempre nos das lo mejor de ti.
Un besazo, Olga. Son cerca de las 5´30 de la mañana, y como auténtico velador de la noche , algún día te daré, como me pides, las razones de mi desvelo. Voy a acostarme después del amanecer, que me encanta.
Feliz día para ti.



l

Olga B. dijo...

En absoluto me pareció un comentario fuera de tono, Miguel (lo dejo bastante claro cuando me lo parece;-) y tú el cariño aquí lo tienes garantizado. Ojalá fuese a Sevilla en primavera y nos volviésemos a ver... estuve allí, antes de la presentación de este octubre en la que nos conocimos, en la primavera del 85, ¡hace mil años! y fue un lujo para la vista y el corazón. Y recuerdo el olor de Sevilla en primavera, sí.
En fin, que me alegro de que ya estés pensando en ir a buscar a mi Andábata vestida de azul. Me ha hecho gracia eso de que aún puedo probar con todos los colores, je. Se intentará;-) No sé lo que tardará a estar en las librerías. La editorial tiene un enlace para que cada cual encuentre la librería más cercana en la que se distribuye: PINCHANDO AQUÍ.
Y sí, tengo ganas de que me hables de tu trabajo de ángel de la guarda nocturno...
Un beso, Miguel, seguro que ahora estás durmiendo;-)

gbp dijo...

Ay, Olga, qué ilusión!!!. Se me han saltado las lágrimas y tu cuñado, que no tenía ni idea de lo que pasaba, a empezado a protestar: -Otra vez!. Te vamos a prohibir leer el blog de tu hermana!...

Muchisimas gracias,cariño, estoy "que no quepo en mi misma".

Besazos

Olga B. dijo...

Pues tu cuñado también está muy harto del blog;-) Y eso que el libro va dedicato también a él y a Eva. Ingratos.
Ese australiano debería aprender español para leerme. ¿No sabe que hacer la pelota a la hermana es fundamental?
En fin, nosotras a lo nuestro...
No llores, anda, que nos lo hemos pasado muy bien con ella...

DESDELDESVAN dijo...

He colocado tu último post sobre "los frutos de invierno" en mi blog... a ver cuándo puedo leer los libros.
Y el "puro azar" sigue su camino.
Un abrazo
Mariano Ibeas

Olga B. dijo...

Muchas gracias, Mariano, por dejar ese eco en tu desván. Eres un sol de invierno, que es cuando más hace falta;-)
Abrazos.

samsa777 dijo...

¡Cuánto me alegro! Muchísimas felicidades, Olga.

Olga B. dijo...

Muchísimas gracias, Francisco. Mira, la Andábata tiene un par de reflexiones sobre las clases de conducir que espero sean muy distintas de las tuyas propias;-)))

samsa777 dijo...

Ya te comentaré el jueves... voy a por mi tercer intento. ¡Qué cruz, qué hipoteca me ha salido con ésto!

¿Ya están a la venta? Mañana mismo los encargo (me hace ilusión, insisto jejejjee): qué bien, Olga, buenas, buenas noticias.

Un beso

Olga B. dijo...

Ay, pobrecico, muchísima suerte.
Ni te cuento lo que me costó a mí, aunque el teórico lo aprobé a la primera, que conste. Y ahora, llevo diez años conduciendo y, si me quitas el coche, monto una revolución;-) La verdad es que lo necesito por mi trabajo.

En teoría están ya a la venta, pero no creo que a la distribuidora le haya dado tiempo a llevarlos físicamente a las librerías.
Sí que son buenas noticias, estoy más contenta, Francisco...
Un beso.

Mery dijo...

Voy a pinchar ahora en alguno de los enlaces que nos dejas, pero antes te dejo una vez mas mi enhorabuena. Vas muy bien acompañada, sin duda, pero los demás tienen en tí una magnífica compañera también.
Una de las cosas que mas me impresionan es que la revista lleve un prólogo de L.A. de Cuenca; es una persona que me resulta sumamente interesante.

Bueno, todo me resulta una maravilla y voy a parar ya, que tanta palabra grandilocuente corre peligro de desvirtuarse.
Un abrazo enorme y sigue disfrutando de tus frutos.

Olga B. dijo...

Gracias, morena, por esa confianza en mi poesía. Luis Alberto de Cuenca forma parte del consejo de edición de la revista. Todo el consejo -y el director- son muy interesantes;-) seguro que la revista tiene una larga vida, no la perderemos de vista.

A mí también me resulta todo una maravilla, y me pasa como a ti, que desconfío un poco de las entradas "de celebración" y, sin embargo, evitarlas sería también una falsa modestia. Y eso insultaría la inteligencia del lector habitual, que sabe que estoy más contenta que unas castañuelas. Así que aquí estamos, contándolo y compartiéndolo.
Gracias por estar, Mery, y un fuerte abrazo (y buenas noches, que hace mucho que no te las daba;-)

Mery dijo...

Si, acabo de ver que Cuenca es del Consejo, no que prologue la revista. Me he liado yo solita.
Tengo que hacerme con un ejemplar de la misma.
He leído el párrafo de El Cultural de El Mundo y efectivamente, menuda flor te ha echado el crítico: eres MAS de lo que tu misma te crees. ¿Te das cuenta? Esa conclusión, viniendo de un desconocido, es una garantía de auténtica realidad.
Otro abrazo igual de nocturno.

Olga B. dijo...

Me sorprendió mucho esa crítica, no tenía ni idea, menos mal que Isabel Romana está al tanto de todo y me avisó;-) Ya he conseguido El cultural en papel. Sí que es alentador, pero prefiero no pensar mucho en esas cosas. Yo, para serte sincera, no sé siempre lo que creo pero a ratos sé muy bien lo que quiero.
Un beso, guapa.

Izarbe dijo...

He llegado a la oficina y he entrado sin saber la sorpresa que me esperaba ¡ya está en las librerías!, y encima acompañada de tu participación en la primera revista de poesía de sistolá ¡qué orgullo para ti y para tu trabajo!.
También he leido el comentario de El Mundo, a través del enlace que nos has dejado, y estoy, al igual que tu, un tanto perpleja. No comprendo muy bien, porque cuando empiezas a leerla parece que va a ser una crítica tremenda, pero luego resulta amable, tal vez ésto provoque más "intriga" por tu poesía para aquella gente que no te haya leído nunca.
Bueno, que estoy encantada, que me gusta esa portada azul "potente" que espero conseguir pronto para empezar su lectura, ya sabes que siempre te la he pedido y me alegro que tanto esfuerzo se vaya a ver recompensado. Te lo mereces.
Un fuerte abrazo y ¿hablamos en estos días?.

Iseo dijo...

Ala, Olga, Olga, Olga. ¡Qué contenta me he puesto al ver la portada de Andábata! ¡Qué sorpresa! Me lo podías haber dicho, que siempre soy la última en comentar. Y lo de la revista, y lo del periódico El Mundo... ¿pero qué pasa? Y los comentarios de todo el mundo que te escribe... Me alegro tanto por tí! Y por mí, este año ya no tengo que pensar en los regalos de cumpleaños, ya sé lo que le voy a regalar a todo el mundo.
Besos y enhorabuena.

Ángeles dijo...

Seguro que es buenísima y además espero que superventas. La esperamos con impaciencia.
Un besazo

enrique dijo...

Me pasaré sin duda por alguna de la librerias de Madrid para comprarlo.
Seguro que lo encuentro en la estantería dedicada al arte.
(Plateresco).

Enhorabuena.

Olga B. dijo...

Izarbe, ha sido imposible conectarme con tranquilidad en toda la mañana. Qué sería de mí sin el rato de la comida;-)
Gracias, es verdad que es un azul eléctrico y potente, y la edición es magnífica, como toda la colección Umbral, con una letra preciosa y adecuada para hacer de la lectura una actividad amable.
Prefiero que la leas así, ya bien vestida. Esta semana me acerco a desayunar y nos vamos de visita por las librerías cercanas,je.
Besos.

Olga B. dijo...

Iseo, quería que fuese una sorpresa!
Ay, qué bonita que es mi niña, no me digas;-)))) Y muy bien pensado eso de los regalos, guapa. Y la revista, igual de bonita. Chica, ya sabes que estoy encantada, qué te voy a decir.
Un beso, y hablamos esta semana.

Olga B. dijo...

Ángeles, es emocionante pensar que lo que has guardado tanto tiempo en el cajón y todas esas horas de trabajo han formado una historia que ahora va a ser leída. Ojalá la lea mucha gente, y ojalá la quieran.
Un besazo y muchas gracias.

Olga B. dijo...

Enrique, ya sabe usted que soy barroca hasta la médula, o más bien mi corazón lo es. Y es que el barroco ha estado muy incomprendido, mucho, en estos tiempos minimalistas;-)
Pero ella es también romana, e incluso tiene su parte católica y apostólica. Es un curioso fruto de su tiempo.
Gracias por tu enhorabuena. Ojalá te guste.

Dyhego dijo...

OLGA:
Enhorabuena.
Tened por seguro que cuando baje a la ciudad compraré el libro y sabed que lo leeré. Os lo prometo.
Salu2.

Cristian dijo...

Veo que esto de darte merecidas enhorabuenas por tus bien ganados logros va a ser una constante y no fruto de algo esporádico ....

ENHORABUENA por este nuevo triunfo!!

Olga B. dijo...

Muchas gracias, Diego, ya sé que es usted hombre de palabra;-)
Me consta.
Ojalá te guste!
Salu2.

Olga B. dijo...

Ay, Cristian, en esto las cosas van muy, muy lentas. A veces parece que se aceleran pero es una percepción equivocada. Pronto saldrá también la antología de Olifante, pero luego, quién sabe cuándo habrá otro libro que celebrar. ¿Tal vez dentro de otros diez años?
Mientras tanto, en mayo, me uniré a tus propias celebraciones, que también son muy importantes;-)

MªTeresa Gómez Puertas dijo...

Dos dias desconectada y lo que me pierdo....enhorabuena muchacha....por todo y por ese salto a España al aparecer en un diario como el mundo...solo un pequeño anticipo de exitos venideros....
Besos yo tambien tengo ganas de verte.

Olga B. dijo...

Yo también estoy bastante desconectada, incluso del mundo. No me había enterado de lo del cultural. Hasta mañana no acabo con lo de los relatos. Ya queda menos;-)
Un beso y muchas gracias, compa.

Belén dijo...

Enhorabuena Olga!
Como compañera de trabajo y compañera de ciudad leeré tu novela e intentaré estar allí donde firmes y presentes tu nuevo libre. Es un lujo poder verte tan feliz cada día. Está claro que tu momento por fin ha llegado; y ahora déjate llevar sin miedo, con la seguridad de que eres buena escritora y buena persona. Es por eso, que tanta gente sigue tus pasos. Un besico.

Izarbe dijo...

Sí,Sí,Sí... Te escribo desde casa, me he escapado de la cocina y ¡he podido descargar tu blog!. Estoy de acuerdo, tenemos que ir a mirar en alguna de esas librerías tan cercanas a nuestros cafés, lo que farda ir con la ARTISTA...
Un besazo guapa, tengo muchas ganas de tenerlo entre las manos y poder leerlo "en bonito".

veridiana dijo...

¡ Qué bien ! ¿Está en la librería, o tengo que encargar como la anterior?

Un beso

Olga B. dijo...

Ay, Belén, procuro dar la murga lo menos posible, sobre todo en el trabajo. Me gusta mucho que tengas esa sensación, pero tengo mis ratos, no te creas (y ya lo sabes;-) Tengo miedo también, pero eso da lo mismo ahora. Y, sobre todo, da gusto tener gente cercana y lejana que se alegra conmigo. Será un placer contar contigo, siempre lo es.
Muchas gracias, rubia.
Un besico.

Olga B. dijo...

Izarbe, cómo está mejorando esto de Internet, yo últimamente puedo hasta adjuntar archivos, chica;-) Pero a mí lo que me gusta es ir de incógnito y decir "pues a ver qué tal está el libro" y esas cosas;-) Bueno, iremos a varias librerías y en unas fingiremos y en otras no. Dependerá de nuestro estado de ánimo;-)
Besazo.

Olga B. dijo...

Estará en las librerías, tiene una distribución bastante amplia. Puedes buscar los puntos de venta que corresponden a tu ciudad AQUÍ, o encargarlo directamente a la editorial AQUÍ, lo que ocurre es que yo doy la noticia tan pronto que es imposible que haya llegado a las librerías y seguramente te lo tendrán que pedir.
Gracias por ese interés, Veridiana, ojalá te guste tanto como las Caricias.
Un beso, Circe.

Blackbird dijo...

En cuanto haya llegado, iré a Libreria Cálamo a agotar los últimos ejemplares (los anteriores ya se los habrán llevado otros).

Bueno, el último se lo dejare a Tere.

Besicos.

Olga B. dijo...

Sí, que, de lo contrario, saca el genio;-)
Ya que nos vimos la primera vez allí, precisamente en la presentación de un libro que, aunque no era mío, me hizo firmarle, yo creo que le tenemos que guardar un respeto por esos lares. Sí.
Besicos.

Le poinçonneur dijo...

Enhorabuena, Olga. Me alegro de que tu trabajo te permita la satisfacción de verte publicada y reconocida.

Intentaré encontrar "Andábata" en Girona :)

Olga B. dijo...

Gracias, Le poin, y bienvenido por aquí. Sí que es una satisfacción, pero ahora la lectura debe satisfaceros a vosotros:-)
En Girona, la puedes comprar o encargar -si todavía no ha llegado- en las librerías Empuries, Geli, Carlemany, Abacus, 22 y en la de la Generalitat.

Antonio Serrano Cueto dijo...

Aunque llego algo tarde, no podía dejar de sumarme a las felicitaciones. Que lo disfrutes mucho. Leeré la novela con el mismo interés que leí las Caricias.
Un beso.

Olga B. dijo...

Muchas gracias, Antonio, tu opinión me importa mucho, ya lo sabes. Vaya puente que habéis disfrutado con el día de Andalucía;-)
Feliz comienzo de semana laboral.
Un beso.

Ramiro Rosón dijo...

Felicidades, Olga. Me alegro mucho de la publicación de esta novela y vuelvo a desearte mucha suerte con ella. Ya sus páginas vuelan, como palomas libres, hacia las manos de los lectores. La reseña de “El Cultural”, como bien dices, es algo oscura, pero su conclusión desvanece todas las oscuridades con un inequívoco elogio. Haber sido mencionada en una de las revistas culturales del país, aunque sólo sea en unas pocas líneas, es un logro de primer orden.

Un abrazo.

Bárbara dijo...

Doble, triple, cuádruple enhorabuena! Y teines razón, de la reseña de EL Cultural no se entiende ni jota.

Olga B. dijo...

Gracias, Ramiro. Durante los últimos tres meses, casi la totalidad de mi tiempo "libre" ha estado ocupado por esta Andábata, era lo último que podía hacer por ella. Ahora me siento también un poco liberada, puesto que yo ya no tengo nada que hacer. Es cuestión de los lectores.
Lo del cultural lo enfoco como tú dices, fue una sorpresa muy agradable verme reseñada allí.
Un abrazo y mucha suerte también con todo tu trabajo;-)

Olga B. dijo...

Je, je, Bárbara, que sí, que la última frase se entiende muy bien;-)
Muchas gracias por tu triple o cuádruple enhorabuena.

veridiana dijo...

Gracias Olga, no te he dicho la portada es preciosa, tiene el azul klein.

Olga B. dijo...

Sí que es bonita. Y es suave, suave. Me gusta el azul klein;-)

Roxana dijo...

Hola Olga: te cuento mi sueño: llegar alguna vez a publicar lo que escribo, pero lo veo tan lejano , ni siquiera se si ha de gustar lo que convierto en palabras, esos sentimientos profundos que dejo volar en quien sabe qué cielo.
Al entrar por primera vez en tu blog me llené de alegría por ti, felicitaciones por este hijo que te ha nacido,Olga tu poesía es hermosa,nos deja la esencia eso, tu ser en las palabras.Será para mi de gran alegría entrar en tu blog.Saludos con cariño.

José Luis Garrido dijo...

Muchas felicidades, querida Olga.

Un beso

Olga B. dijo...

Muchas gracias, Roxana, y muy bienvenida por aquí. Es bueno tener sueños que nos hagan ir superándonos o, simplemente, recorriendo una pasión. Peor es no tenerla;-)
No conozco tu blog, pero me pasaré a leerlo en cuanto pueda.
Un abrazo.

Olga B. dijo...

Querido Luis, muchas gracias a ti por estar atento a pesar de tus dificultades con la red y con las circunstancias. Espero que la mudanza esté ya acabada. Qué lata, los asuntos de intendencia (a mí me enredan la vida;-)
Un beso.

José María JURADO dijo...

Qué grata sorpresa, felicades por tu Andábata. Por cierto un título precioso.

José María JURADO dijo...

Por cierto que como compartimos revista no te imortará que parasite el índice.

Olga B. dijo...

Muchas gracias, José María, y muy bienvenido por aquí. Quiero un montón a esta Andábata, desde el título al punto final. A ver qué tal le va por el mundo;-)
Un honor compartir revista contigo, preferí colgar el índice a escanear un poema mío porque vuestros nombres le servirán más al lector para hacerse una idea de lo que es la revista. Por supuesto, puedes cogerlo, es tan tuyo como mío;-)

Pepa dijo...

¡Enhorabuena! y por partida doble! Podré leer Andábata en cuadernado y en libro. La verdad es que estoy deseando leerlo porque aquellos apuntes que pasabas (y que has ido dejando por tu blog) decía verdades como puños con ese humor que me divierte tanto cuando nos vemos.
Estoy emocionada y contenta al ver que tus sueños de escribir, y de que la gente leamos lo que escribes, se van cumpliendo.
Un fuerte abrazo

Pepa dijo...

¡Enhorabuena! y por partida doble! Podré leer Andábata en cuadernado y en libro. La verdad es que estoy deseando leerlo porque aquellos apuntes que pasabas (y que has ido dejando por tu blog) decía verdades como puños con ese humor que me divierte tanto cuando nos vemos.
Estoy emocionada y contenta al ver que tus sueños de escribir, y de que la gente leamos lo que escribes, se van cumpliendo.
Un fuerte abrazo

Olga B. dijo...

¡Y tan por partida doble! ¡Me has dejado el comentario dos veces;-))))
Mira, no te quito uno porque, con lo poco que vienes, no te me vayas a enfadar.
Gracias, Pepa, un honor verte por aquí. Parece mentira, ¿verdad? Aquellos apuntes y aquellas charlas... y ahora la tenemos vestida de azul;-)
Un beso y muchas, muchas gracias.

Anónimo dijo...

intiresno muito, obrigado

Olga Bernad dijo...

Gracias;-)