miércoles, 6 de agosto de 2008

Mil gracias

Mil gracias a Juan Manuel Macías por dedicar su lectura de verano del lunes, en la web de DVD Ediciones, a esta modesta bitácora.

Me he decidido finalmente a reflejar aquí su cortesía, a pesar de lo sano que me parece huir de la autocomplacencia y de todos los demonios, porque la sección Lecturas de Verano en la citada página tiene algo de oasis en medio del desierto y del calor, y cuenta cosas que les interesarán con seguridad, más allá de esa amable referencia a las Caricias Perplejas.

Aunque la verdad es que también lo hago, compréndanme, porque yo no estoy acostumbrada (por decirlo de alguna manera) a leer cosas así sobre mí y porque estoy más contenta que unas castañuelas. Y mucho más perpleja que todas mis caricias juntas.

Gracias, Juan Manuel.

Olga Bernad


14 comentarios:

Juan Manuel Macías dijo...

Eres muy amable, Olga. Pero soy yo quien tiene que darte las gracias. Y creo que no hablo por mí, sino por todos tus enormes comentaristas. Todos estarás de acuerdo conmigo, incluso los que están ya (ay) de vacaciones. Incluso los muchos que seguramente te visitan, te leen con placer y no se atreven a comentar. Yo sólo aporto mi granito de arena y me encanta formar parte de un sentimiento unánime. Creo que todos los que venimos aquí podemos decir esto: me siento muy honrado de que me acojas en ésta tu casa. Echo la vista atrás hacia mayo y sólo veo literatura de muchos kilates y mucho amor por la literatura. Y poesía de verdad. Y me sigo quitando el sombrero, continúo con la boca abierta y propongo un brindis. Que nunca dejes de escribir y que estas caricias perplejas no se terminen nunca. Besos, y la admiración de siempre.

Betty B. dijo...

Bueno, en lo de los enormes comentaristas tienes razón, mira.-) Y esa costumbre moderna de las vacaciones no sé a qué viene, pero en fin. Ya que lo hace todo el mundo, yo voy a adoptarla desde el viernes. Aunque seguiré apareciendo por aquí al menos una vez a la semana, creo, ya veremos; excepto cuando me vaya al mar, al Sur esta vez, sí. Alguien quedará para poder hablar, supongo. Siempre me han gustado los agostos vacíos, ya lo sabes.
Así que la casa seguirá abierta y acepto el brindis, sólo porque hace mucho que no brindábamos en el blog y no deben perderse las buenas costumbres.
Salud y besos.
Pero, en serio, Juan Manuel, me hizo muchísima ilusión leer ese texto. La verdad es que lo tengo impreso y me lo leo un montón de veces. Y se lo hago leer a los demás:-)

Iseo dijo...

Mil gracias a tí Olga por habernos regalado todas estas maravillosas entradas desde que abriste el blog. A la vista está por los comentarios que recibes y de quién los recibes (y no lo digo por mí, claro) que eres una gran escritora. Yo soy simplemente tu amiga (que no es poco) y espero seguir siéndolo cuando seas famosa... Besos y disfruta de tus vacaciones.

Betty B. dijo...

Qué graciosa, Iseo, si escribiendo poemas no se hacen famosos ni los que ya lo son:-). ¿Tú has visto poetas en “El Tomate”? Para hacerse “famosa” hay que ligarse a un futbolista, y no me ponen los futbolistas ni tal vez yo a ellos. Aunque tampoco tengo nada en contra de que la gente juegue al fútbol y ligue y sea famosa, cada uno se entretiene como más le gusta, oye.
Tú eres una grandísima comentarista y mejor amiga que va conmigo a todas partes y eso no tiene precio.
Procuraré disfrutar, Iseo. Muchas gracias, guapa.

gbp dijo...

Cariño, pues yo me bailo una jota al ritmo de tus castañuelas y me uno a los brindis que haga falta.
Enhorabuena por todos tus éxitos, que lo tienes más que merecido, y por favor sigue deleitándonos con tu literature.
Mil besos

Betty B. dijo...

Soy muy partidaria de la jota y el whisky (nunca brindas con otra cosa, reconócelo)y me parece muy inteligente esa manera de unir tradiciones del lugar en que naciste y del sitio donde vives para celebrar la literature y la life in general:-)
Los escoceses deben estar encantados contigo, y yo también.
Mil besos, sister.

Marta dijo...

Sí, Olga, tiene razón Juan Manuel. Yo me paso asiduamente por este blog de puntillas. Pocas veces comento por puro respeto. te leo, me pasmo y me quito el sombrero. Sólo eso. Me maravilla cómo escribes. Un saludo.

Betty B. dijo...

Ay, Marta, no me digas eso. Tenerte como lectora es un lujo, comentes o no, pero si no me lo dijeras, ¿cómo podría saberlo? Y, sobre todo, no me digas que no comentas por puro respeto, que yo aún lo paso mal para colgar cada entrada (también me da como respeto, fíjate) y para mí este comentario tuyo es como un premio.
Te felicito también por tu último relato, me gusta mucho.
Un saludo.

Blackbird dijo...

Gracias por tu blog. Con él se demuestra que la poesía no nace como un "sudoku" sino como un sentimiento y que un buen poeta, una buena poetisa, no son ingenieros de la palabra sino transcriptores o cronistas de su vida interior.

Sin este pequeño espacio tan íntimo y tan universal que has creado, creo que nunca habría escrito una línea en la blogosfera . Gracias de nuevo.

Chin chin.

Betty B. dijo...

Sí, ya sé que me comentas en exclusiva.-) Un honor, Blackbird, y un placer. Es muy bonito lo que dices, pero es muy arriesgado definir qué es un buen poeta y cómo nace la poesía. Cuando lo veo en otros lo tengo muy claro: la diferencia es ese inmenso sí que uno siente cuando lee a alguien, y que no acaba de sentir otras veces. Luego lo puedes razonar todo lo que quieras (o sepas). Algo así, yo estas cosas las explico muy mal.
Voy a brindar contigo con un café con leche, que aún no he desayunado.
Muchas gracias por tus palabras, por tu fidelidad y por tu exclusividad.-)

marisa dijo...

Bueno yo, como Marta también paso "de puntillas" pero hoy, animada por los comentarios me he decidido a darte también la enhorabuena por tu blog y agradecerte que ,tan generosamente, compartas con los que amamos la poesía tus hermosos y profundos versos. La literatura es un tesoro que debemos cuidar y transmitir como legado. Tu legado nos llega como un regalo. Gracias.

Betty B. dijo...

Pues muchísimas gracias, Marisa, tanto por acercarte a leer esta bitácora como por tu generoso comentario. Me alegro mucho de que esta vez no hayas pasado "de puntillas", así te puedo dar la bienvenida:-)
Un saludo.

Famayor dijo...

Hola Betty:
Parece que estés ausente, y aunque llevo ya varios días visitando tu blog y confiando ávida en leer alguna nueva entrada, me marcho por donde he venido, esperando que esta ausencia tuya te recargue de inspiración.
Pues va a ser que engancha la belleza de tus letras y versos...
Me sumo a las felicitaciones, aunque eso tú ya lo sabes.
Un abrazo.
Manoli.

Betty B. dijo...

Hola, Manoli. Me temo que mis buenos propósitos de venir una vez por semana se han ido diluyendo... es que estoy en el mar, en Málaga con su feria y sus caballitos, y eso distrae mucho:-) Te contesto desde un ciber,y, en serio, pensaba actualizar el lunes, pero seguramente lo haré mañana. Es una entrada a la que le he dado demasiadas vueltas y ya tengo ganas de soltarla. La verdad es que descansar viene muy bien (aunque no creas que estoy descansando tanto.-)
Muchas gracias por lo que dices, ya sabes que eres de esas voces que siempre echo de menos.
Un abrazo.