miércoles, 24 de junio de 2009

San Juan (I)



Me gusta gastar un poco de la noche de San Juan recordando estos dos días, es como retenerlos un poco más y darles un sitio en el que siempre estarán guardados. Comenzamos el verano en Barcelona, cerrando el ciclo de lecturas de esta temporada en La Cigale, y para mí fue una noche inolvidable.

En todo momento me sentí entre amigos, aunque al principio me impuso un poco ya que pensaba que iba a ser algo más íntimo, pero pronto me sentí como uno debe sentirse en las ocasiones especiales: con la sensibilidad afilada por la emoción, pero cómoda y confiada. Leí primero poemas de mi próximo libro y, finalmente, algunos inéditos del nuevo poemario. Se presentó la plaquette, el segundo número de los Cuadernos de la Cigale cuya portada aparece en la entrada anterior. Me gustó mucho que acabásemos con una especie de tertulia, entre mesa redonda y conversación informal, en la que participó el público. No hay mejor manera de recibir la impresión inmediata que los versos dejan en los oídos ajenos.

Muchas gracias especialmente a los organizadores, Juan Salido-Vico y Álex Chico; a Juan Manuel Macías, que se desplazó desde Madrid y a mi hermana Gema, que tomó un vuelo rápido desde Edimburgo. Me alegró muchísimo poder conocer personalmente a Efi Cubero, Gemma Pellicer y a David, “el pianista”, aunque no tocó por falta de piano (buena excusa). También me reencontré con algunos amigos a los que hace tiempo no veía… pero quisiera agradecer a todos y cada uno de los que vinieron, conocidos y desconocidos, su presencia, su atención y sus aplausos.

Al final, un grupito nos fuimos a cenar por ahí porque las cosas que empiezan bien hay que acabarlas mejor.

De vuelta a Zaragoza, hace apenas unas horas, hemos asistido a la lectura de poesía erótica organizada por la Asociación de Escritores de Aragón para celebrar la noche de San Juan como Dios manda. Yo he leído un par de poemas míos y un par de otros autores y, sobre todo, he disfrutado de las lecturas de los demás: Sarriá, Forega, Mayusta, Emilio Quintanilla, Doberka, Luisa Miñana estaban por allí, entre otros, leyendo o escuchando; las Crocodile Girls poniendo música al asunto… y mi Blackbird, haciendo que regresar a casa y contar las cosas a los amigos siga siendo uno de los mejores momentos de cualquier viaje.
A veces uno no tiene ganas de volver a la vida normal.
En fin.

Olga Bernad
________________________
Reseñas de la lectura:
Kadaré/Bernad en La isla de Elca (Álex Chico)
Els dilluns de la Cigale
____________________


Nota: En la foto, Lourdes Roselló, Juan Manuel Macías, Efi Cubero, Álex Chico, Angós, Olga Bernad, Gema Bernad y Marisa Razquin. También en el grupito de la cena, pero fuera de la foto por estar despistados o en asuntos de intendencia, Juan Salido-Vico, David "el pianista", Luis, Yolanda y el marido de Efi.
________________________

Hace un año:
Caricias Perplejas
Otros Cielos
________________________

54 comentarios:

enrique dijo...

Celebro que hayas pasado una noche de San Juan tan hermosa y que nos la transmitas.
La mía fue con alta fiebre, que me tiene en estado de postración desde hace días.
Espero que tu post tenga efectos salutíferos para mi garganta...
Abrazos.

Olga B. dijo...

Oh, Enrique... hay que cuidarse, que el calor es muy, muy traicionero. La noche de la lectura en la Cigale fue la previa a la noche de San Juan; la de la poesía erótica y la entrada sí fue en la mismísima y mágica noche en cuestión. Y el día de San Juan es casi de penitencia... no puedo con el trabajo;-)
Abrazos y mejórate, que nos espera todo el verano.

Ángeles dijo...

Que pena Olga, no poder asistir, pero ya tendré otra ocasión.
Me alegro de que todo haya ido bien
Un besazo muy gordo.

Mega dijo...

Querida Olga:
Realmente ha sido para mí una alegría poder escuchar de viva voz tus versos magníficos; tener la oportunidad de compartir con el resto de asistentes esa intimidad expansiva que hace posible tu poesía. Un fuerte abrazo

Fernando dijo...

y todavía quedan ascuas de la noche
en las palabras de hoy...besos.

Olga B. dijo...

Ángeles, claro que sí. Repetiremos lo de Barcelona por aquí, ya verás. Lo que sí fue una pena es que no te pudieses acercar anoche a la lectura de San Juan, pero también habrá otras. Tu compañía la primera vez fue estupenda.
Besos, guapa.

Olga B. dijo...

Para mí sí que fue un placer, Gemma. Me traigo de Barcelona el mejor de los recuerdos. "Intimidad expansiva", intimidad compartida fue la sensación que tuve toda la noche.
Gracias por hacerme sentir tan bien, de corazón.

Olga B. dijo...

Jeje, Fernando. Ya sabes que pienso que, de no ser por ti, nunca me hubiera atrevido a ir a Barcelona a leer mis poemas. Alguien te tiene que dar un empujón (casi literal:-)para que leas la primera vez. Mil gracias, Fernando; ayer, ya en Zaragoza, hasta lo me lo pasé bien y todo:-)))
Un besazo.

Antonio Serrano Cueto dijo...

Enhorabuena. Te abres camino sutilmente, pero vas dejando la estela. Espero poder asistir a uno de tus (cada vez más) recitales poéticos en breve. Quizás por allí, quizás por el sur. Hasta entonces, sigue escribiendo. Un beso desde Cádiz, el culo de Europa (también para poder ir a los recitales del norte).

Olga B. dijo...

Ay, esa tacita de plata rodeada de mar, cómo me gustaría ir para allá;-)
Ojalá la estela sea tan agradable para los que me escucharon como lo fue para mí. La gente fue encantadora, Antonio. Hubo un respeto y una atención, y también una participación, que es muy de agradecer.
Igual podemos vernos en octubre, cuando vaya para Sevilla.
Me encantaría.
Un beso.

Angós dijo...

Estuvo genial, Olga.
Para mi también fueron dos noches inolvidables.

Olga B. dijo...

Gracias, Angós.
Por tu compañía y por todo.
Te vamos a aficionar...
Aún me queda un ratito, pero nos vemos pronto;-)

ana dijo...

Olga, te suelo leer calladita.

Enhorabuena por tu tiempo vivido!

Y por las palabras, las tuyas.

Olga B. dijo...

Pues muchas gracias a ti por esa lectura silenciosa, Ana. Yo también lo hago en muchos sitios. Pero me alegro de que hayas roto el silencio para poder darte la bienvenida por aquí.

Juan Manuel Macías dijo...

Inolvidable, sencillamente inolvidable. Haberte conocido, a ti y a Angós, rodeados de los grandes amigos que tenemos allí. Y qué lujo, qué privilegio escucharte leer tus poemas. Yo no quería que se terminara. Allí estábamos todos, embobaditos, asombrados, emocionados. Y me he venido más contento con la plaquette dedicada por vos, que ni el catarrazo-faringitis que sostengo ahora me lo va a fastidiar (ay, el aire acondicionado :-)
Besos, muchos, Olga. Hay que repetirlo.

gbp dijo...

Cariño, fue una noche especial,inonvidable por supuesto. Leiste de maravilla y tus poemas nos emocionaron. No me lo hubiera perdido por nada del mundo.
¡Bueno y esa foto hay que enmarcarla!.

Mil besitos

Olga B. dijo...

A pesar de estar más pendiente de sujetar la emoción, por miedo a que se me desbordase (cosa prohibida en mi absurdo código de honor;-) fue una satisfacción notar que no la había ahogado, y que los presentes pudisteis compartir conmigo una noche que para mí será un recuerdo precioso. Esos nervios de la primera lectura larga de mis poemas y esa emoción completamente nueva… También la cercanía del público y la intimidad que propiciaba la sala favorecieron un clima que al final resultó estupendo para mí. Llegué a sentirme verdaderamente cómoda. Conoceros fue estupendo.
Cuídate, que el aire acondicionado del restaurante de la comida ha debido ya ser cómplice de algún asesinato;-)
Muchos besos de vuelta, Juan Manuel, claro que tenemos que repetirlo.

Olga B. dijo...

Esa foto es genial, como tantas otras que hicimos, sobre todo alguna que otra de por la noche, que no publicaré;-)
No hubiera sido lo mismo sin ti, sister, sister...
Me muero de ganas de volver a verte.
Menos mal que vienes pronto. Creo que Edimburgo va a acabar siendo la ciudad que más odie y ame del mundo;-)
Kisses.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Bien aprovechadito el tiempo, así me gusta. Y disfrutando entre amigos como nunca.

Me alegro un montón.

Recibe un fuerte abrazo.

Olga B. dijo...

Sé que te alegras, Javier. Ojalá hubieses estado entre ellos, aunque lo solucionaremos en unos meses. Si ya estaba contenta, ahora estoy dando botes. Voy a empezar a corregir las pruebas del libro, las acabo de recibir en este preciso instante.
Es el día de San Juan más feliz que podía imaginar.
Un fortísimo abrazo.

José Miguel Ridao dijo...

Estás que te sales, Olga, en una nube, pero bien real y merecida. Aprovecha estos momentos, que ya sabes que después vendrán otros mucho mejores;-)

Espero impaciente una repetición ampliada de estos días en Sevilla en octubre, y Lola también. Pondrás cara a nuestra tertulia.

Un besazo.

Olga B. dijo...

Ay, Ridao, no sé si vendrán mejores o peores, supongo que habrá de todo. Pero todo lo vivo con la misma intensidad (que en el fondo es aceptación) cuando toca. Ahora toca estar contenta, sería una sandez tomar precauciones... siempre son pocas;-)
Han sido unos días muy bonitos, esa es la verdad.
Bueno, en Sevilla si no está el Ridao con su Lola... como si no hay Casera, pues eso. Apúntate la fecha.
Un besazo para los dos.

Miguel dijo...

Me alegro muchísimo, Olga, de que todo saliese tan bien. Traté de conectar astralmente (si eso es posible) a la hora en que decías tus versos, y luego he esperado pacientemente la crónica personal de tu experiencia y la
de los que pudieron asistir: una verdadera fiesta de amigos compartiendo tu poesía. Pues algo también se siente "astralmente", pero tengo la fortuna de que vivo en Sevilla y podré ir a verte, sin más figuraciones que la tuya recitando, y a conocerte personalmente.
A mí la pertenencia a un grupo me perturba y me vuelve tímido y suspicaz, pero, por primera vez y gracias a tus consejos de no hacer demasiado caso a lo que se comenta para bien o para mal, me sientro muy a gusto contigo y con los amigos que te escriben. Por cierto que, gracias a tu blog y sus reseñas, he conocido también a poetas muy buenos. Muchas gracias, Olga. Enhorabuen. Bonita plaquette, bonita foto, preciosa reunión de amigos, y la emoción creciente de que se repita en Sevilla. Un abrazo.

Iseo dijo...

¡Cómo me acordé de tí! Ya lo sabes. Me alegro que todo fuese fenomenal (no podía ser de otra manera). A ver si quedamos y me lo cuentas todo, todo. Besos.

Máster en Nubes dijo...

Vaya intensidad en dos días, Olga, buen inicio del verano. Aunque ya hablamos ayer espero las otros fotos, tú ya sabes, que den fe de que donde hay humo hay fuego. Tocan días buenos, a por ellos y a tope.
Un abrazo

Aurora

serizar dijo...

¡Enhorabuena!, el lunes miré el reloj y me dije: "ahora estará Olga en su momento, tan esperado, tan nerviosa...". Pero, me imagino que, rodeada de tanta gente amiga y entusiasmada con verte, se te pasaron los nervios y conseguiste leer como tú bien sabes hacerlo, porque ya eres toda una profesional. Me alegro mucho por ti.
Un fuerte abrazo y espero verte pronto para que nos cuentes tus sensaciones.

Olga B. dijo...

Qué gracia, Miguel, el asunto astral;-) Seguro que el hecho de que alguien piense en nosotros nos tiene que ayudar, por fuerza. Por supuesto que espero conocerte en Sevilla, aunque no sé muy bien todavía de qué tipo de acto se tratará. En Barcelona fue una lectura en solitario de mis poemas, fueron más de veinte. La primera vez que yo hacía una cosa así. En cuanto a la consideración de los grupos, comparto tus suspicacias, pero aquí nadie se conocía previamente, fue un proceso lento y largo de acercamientos mutuos a través de las lecturas. Después, conocernos el otro día fue estupendo. Me alegro mucho de que hayas descubierto a otros a través de esta bitácora. Entre los comentaristas hay espléndidos poetas, y personas que mantiene unos blogs muy interesantes.
Considérate en casa y anímate, si te apetece, a entrar con tu firma.
Un abrazo.

Olga B. dijo...

Iseo. Gracias por llamarme justo antes de empezar. Igual que en el hospital, pero mucho mejor;-) Me hubiera encantado tenerte ahí.
Besos.
Y yo creo que quedamos mañana…

Olga B. dijo...

Sí que fueron dos días intensos, Aurora, como suelen ser los tuyos habitualmente (¿Cómo aguantas?;-) Ya te he mandado alguna foto, no sé si las habrás visto.
Hablamos. Cuidadín con el coche;-)))))

Olga B. dijo...

Serizar. Me tienes un poco despistada. Comprendo que hay gente que prefiere no usar su nombre… pero es que no acabo de estar segura. Creo que eres la morenaza de aquella mesa de enfrente, que ya entró alguna vez como anónima
En cuanto sepa quién eres, te cuento lo que quieras;-)
En serio, un beso y muchísimas gracias. La experiencia fue buenísima.

Antonio Azuaga dijo...

...Lo dicho, Olga, no vayas a pensar que no he venido: felicísima felicidad. Y no es un juego de palabras (nunca lo hago, aunque a veces se piense lo contrario), sino una versión afable del intelectual "plenitud de plenitudes" de Unamuno. Porque la felicidad feliz no es la mera satisfaccion gozosa -eso es felicidad a secas-, sino el desbordamiento de un alma plena.

Brindando por tu desbordamiento, un beso.

Olga B. dijo...

Pues yo también voy a brindar, que ya es horita. Sé que vienes aun cuando el fin de curso y los horarios te agobian. Deberías vivir en Barcelona. Me faltaba usted.
Un beso.

Miguel. dijo...

Olga, además de agradecerte tu respuesta, no me puedo ir a la cama sin decirte cuánto me ha emocionado la lectura de Otros cielos. Realmente buscar la respuesta a la pregunta de cómo surge un texto así, aunque sea innecesaria, la respondo porque está llena de admiración: de una gran poeta.
Ojalá que pronto vengas a Sevilla. Quiero sentir ese estremecimiento en vivo.
Bueno, ya me has contado el cuento de antes de dormir, como un hada benigna; tampoco sé por qué en una mujer solo veo a la madre. Siente lo que no puedas pensar, es un buen consejo que me han dado recientemente.
Muchas gracias, Olga, muchas gracias.

Olga B. dijo...

Me gusta mucho que vuelvas a leer esos textos. Me gusta poner los textos de hace una año. Esa entrada es una de las que más quiero.
Es un cuento un poco triste, pero muy bonito, una historia real que fue preciosa durante el breve tiempo que duró. La amistad a esa edad es lo mejor del mundo.
Gracias a ti, Miguel, por tu atención.
Buenas noches;-)

Izarbe dijo...

Muchas gracias por tu regalo, lo voy a leer y a conservar como parte de un camino que no has hecho más que empezar a recorrer y, en el que espero nos sigamos encontrando, con tu permiso. Hoy te he revelado mi otra personalidad, puesto que fue un error, eso sí, porque yo soy más cercana a ti que esa otra morenaza ¿no?. Bueno un abrazo y hasta mi vuelta, nos vemos antes de que te tomes tu merecido descanso de verano.

Olga B. dijo...

Más, mucho más;-)))Izarbe, qué desconciertos, jeje. Ojalá pueda regalarte muchas más cosas; pero bueno, el que da lo que tiene no está obligado a más, ¿no? Disfruta muchísimo y descansa, que vaya añito llevamos, hasta el final con problemas... de escolarización:-)
Un abrazo fuerte.

Blackbird dijo...

Muy contento de haberte oído en la noche de San Juan en Zaragoza en el precioso sótano del Albergue, (para que gbp se entere y en tus propias palabras, un sótano que no tiene nada que envidiar a los de Edimburgo).
Aquí el recital era compartido y sólo te escuche unos pocos poemas, pero los disfrute, al igual que el de otros poetas. Estuvo muy bien el ambiente, y la lectura, que era de poesía erótica, fue de la más barroca insinuación a la provocación más salada. Y, bueno, el grupo de música de Mrz. Cocodrile con sus dos voces y guitarras femeninas y el contrabajo, le dio el toque íntimo perfecto.
A mí sólo me cortaba un poco el estar rodeado de escritores y escritoras, me sentía un pelín intruso.
¡¡Una delicia en todo caso!!

La pena es no haber estado en Barcelona, debió ser algo más íntimo y más tuyo. Espero que llegue otra ocasión.

Ya se escucha el roce de las páginas, ya se siente el tacto del papel, bienvenida a la dichosa galaxia Gutemberg !Que la fuerza te acompañe!

Little kisses.
¡Bien por la Zaragoza subterránea! ¿underground?

Olga B. dijo...

Black, Gema llega esta noche a Zaragoza y se va a quedar casi dos meses. Emocionada estoy. El día de la lectura en Barcelona, llevábamos más de un año sin vernos. Nunca habíamos estado tanto tiempo separadas. Nuestra Zaragoza inmortal no tiene nada que envidiarle a ese misterioso Edimburgo, también tenemos nuestros pasadizos y nuestros ancient stones arches… y los utilizamos bien. Era un marco incomparable para el erotismo;-) Me gusto mucho que vinieras, las personas que yo he conocido son un encanto. Me haces pensar que tal vez la poesía tiene poco público porque uno, al acercarse, se siente un intruso. Es triste, porque se sigue buscando y consumiendo de una manera o de otra (en canciones o conciertos de rock, en tantos sitios que se llenan) y los libros, que son un perfecto lugar de encuentro, quedan relegados absurdamente.
¿Debe ser necesariamente así? ¿De quién es la culpa? ¿Hay culpa?
En fin, me dejas pensativa.
Besazos, querido Blackbird.

Spender dijo...

Me alegro muchísimo de que la experiencia fuera positiva. Y también de que tu "vida normal" sea tan apetitosa.
Feliz verano (seguiré por aquí hasta subir el recopilatorio de verano, después cerraré hasta septiembre). Besos.

Olga B. dijo...

La experiencia fue muy buena. Me colecciono recuerdos y catedrales, y éste me lo voy a guardar;-)
Lamentaré mucho quedarme sin mi viento del norte hasta septiembre, pero yo también ralentizaré un poco... después de una entrada a la que le esoy dando más vueltas que a un tiovivo, y que también lleva banda sonora.
Muy buen verano, Spender.
Un beso.

Isabel Romana dijo...

Una noche de San Juan inolvidable, seguro. Ahora que te has lanzado a la lectura de poemas, veo que has tomado carrerilla y no paras. A ver si algún dia te vienes para Valencia. Enhorabuena todos esos buenos ratos y un abrazo muy fuerte.

Olga B. dijo...

Pues yo iría encantada, te lo aseguro. En Valencia he pasado nueve veranos de mi infancia y ya va siendo hora de volver. Aquellos viajes increíblemente largos hacia el mar me traen los mejores recuerdos. Iría igual de ilusionada que cuando era una niña (o más;-)
Un abrazo muy fuerte, Isabel, gracias por tus palabras.

Mery dijo...

Cuando se dice que San Juan tiene magia, por algo será.
Tu acabas de demostrarlo un dia antes y después; a los que te leemos nos ha dado envidia, porque se adivina cómo han tenido que ser esas noches de poesía, vino y rosas...
Qué feliz se te vé (por cierto ¿te has cortado el pelo?)
Estás radiante, si señora.

Un beso y mis felicitaciones.

Olga B. dijo...

Fui muy feliz, Mery. Es que soy muy simplona para los sentimientos;-) Ojalá hubieses estado también, morena. No hubo rosas (vaya) pero sí poesía y vino, y martinis... hubiese sido estupendo compartirlos.
Ay, la melena. La melena larga, larga, desapareció el verano pasado (la foto de las afinidades es de fines de octubre del 2007, igual que la de DVD, de cuando me dieron el alta total después de cinco meses horrorosos). Ya lo llevaba otra vez bastante largo, pero fui a cortarme las puntas para ir a Barcelona y, ya sabes cómo es una peluquera a la que le das permiso para cortar un poco... En fin, es muy cómodo y crece muy rápido y se compensa con la alegría;-)
Un besazo, Mery, buenas noches.

Maria Luisa dijo...

Querida Olga:
Bonita forma de celebrar la mágica noche de San Juan. Todos amigos o conocidos, todos con mucho saber, poetas, escritores...

Y después la ilusión que hace como tu dices, llegar a casa y contar las cosas a familia y amigos.
Que tus "deseos" de esa noche se cumplan.

Un besazo.

Mery dijo...

Jajaja, entiendo muy bien eso de ir a cortarse las puntas y volver trasquilada casi. Te sienta muy bien el pelo corto, así que nada.

Ojalá pueda estar presente en alguna de tus presentaciones futuras, me encantaría.

Un beso nuevamente

Olga B. dijo...

Sí me sentí entre amigos, aunque a la mayoría los conocí ese mismo día. Pero era como si ya nos conociésemos, como me pasaría contigo. Sin embargo, en un acto así los desconocidos son muy importantes. Recuerdo a una chica, Raquel me dijo que se llamaba. Tenía pelo corto y estaba sentada por delante. Cuando acabó se me acercó y me contó por qué estuvo a punto de llorar con uno de los poemas. No sé, eso es totalmente nuevo para mí. Fue muy bonito, María Luisa.
Ojalá se cumplan los buenos deseos de todos, al menos los urgentes o los importantes, que nos ponemos a pedir y no paramos...
Un beso para ti y muchísimas gracias.

Olga B. dijo...

Sí, hija, te descuidas, te pillan un poco débil y sales: con el pelo corto, con mechas rubias y con las ingles brasileñas. No.
Tengo que hacer una entrada sobre esos temas; en el fondo, son muy serios.

MarianGardi dijo...

Mis sinceras felicitaciones, que suerte, lastima que cuando vivì en Zaragoza aùn no habia estos eventos.
Me hubiera encantado, el 26 de Septiembre hacemos el 1° Encuentro de Poesia en la Red, espero que se forme algo hermoso, si te animas alli te esperamos en el Cafe Gijon.
Un abrazo

Olga B. dijo...

Gracias, Marian. Estas cosas son como casi todas las no-oficiales, se deben al esfuerzo y las ganas de unos pocos que mueven las cosas para todos y, generalmente, a cambio de nada.
Suena muy bien lo de septiembre, a ver si me las puedo arreglar en el trabajo...
Un abrazo también para ti.

ONDA dijo...

Es inevitable de los momentos en que desconectas, los viajes, las fiestas el regreso a la realidad que debemos sin embargo hacerla más llevadera y digna con paradas como esta que hago para leerte.

Gracias, Adriano tiene una bellísima poesaía amorosa o erotica aún por descubrir.

Todo se andará.

Un abrazo

Olga B. dijo...

Me gusta que hagas esas paradas para leer por aquí, Ignacio. A mí me pasa lo mismo con tu bitácora. Tú siempre transmites calma, que es algo que a mí me hace mucha falta.
Tengo que descubrir esa poesía de Adriano del Valle. Ayúdanos, que para eso eres su nieto;-) De haberla conocido, hubiese leído un poema suyo en la noche de San Juan.
Un beso y muchas gracias siempre por tu visita.

MªTeresa Gómez Puertas dijo...

Me hubiera encantado acompañarte...pero estoy de vacaciones (se me acaban mañana) y me he metido en un montón de cosas que quería hacer para estas fechas...espero poder estar en las próximas...porque seguro habrá más...un abrazo.

Olga B. dijo...

Habrá más ocasiones Ay, cómo siento lo de tus vacaciones, a mí me quedan enteritas, jeje. Desapareciste del todo, que si Alemania, que si esto, que si lo otro;-)
Fernando y yo intentando averiguar cierta fecha y no había manera...
Bueno, ánimo con la vuelta al curro, compa.