lunes, 10 de mayo de 2010

Andábata: recuerdos de la presentación en Zaragoza


He tenido que esperar a estas horas nocturnas en las que siempre me reúno con el blog, este lugar virtual en el que la cita con los amigos, con los lectores, vuelve especial –sobre todo en este caso- lo que pasa en la calle, para sentarme y contar (y por fin recordar con tranquilidad y ya casi nostalgia) la presentación del viernes. No olvido que Andábata, el libro que ahora tengo al lado mientras escribo, esta edición hermosa y sobria de Paréntesis, no se hubiera convertido en una realidad si aquel día de octubre de 2008 no se me hubiese ocurrido colgar por primera vez un trocito de uno de sus capítulos (luego vinieron seis más, todos recogidos bajo la etiqueta Andábata).  Por esa razón, dejar un recuerdo aquí significa para mí cerrar un ciclo.

Hablando de todo eso y de su manera de conocer el texto a través de las diferentes entradas, comenzó Antonio Rivero Taravillo – magnífico poeta, traductor, narrador y editor a cargo del sello Paréntesis- el acto de presentación del otro día, con una visión inteligente de lo que puede o no ser un blog, de lo que puede o no llegar a ser un libro, de las nuevas opciones del e-book y de la manera en que –veremos- conviven e interactúan unas con otras. Apasionante mundo al que esta Andábata ha saltado, como es su costumbre, a ciegas pero espada en mano.


Ignacio Escuín, el joven editor de la emergente Eclipsados, también excelente poeta, recién doctorado y haciéndonos un hueco entre sus muchísimos compromisos, se trajo al Salón de Actos del Instituto Aragonés de la Juventud su lectura hilarante, su apasionado y agudo encuentro con la obra, desgranando momentos y enfoques que sorprendieron incluso a la autora y que hacen, sin duda, mucho más rica la novela.


Yo hablé un poco de su intrahistoria, de esos momentos en los que lo único importante es escribir, cuando la única fidelidad es para el texto y los personajes y todo lo demás ni existe ni importa, de la verdad y la lucha de esta Andábata y de la técnica desplegada para intentar reflejarla, para volverla verdad en la mente de todo aquel que la lea.


Luego, tuvimos la oportunidad de tomar unas bebidas mientras firmaba ejemplares y charlaba con los numerosos amigos que por allí se acercaron. No puedo colgar el vídeo porque la calidad del sonido es ínfima, pero os dejo algunas instantáneas para compartir esa noche también con vosotros.


Quiero dar las gracias, además de a mis dos presentadores de lujo, al Instituto Aragonés de la Juventud por cedernos una hermosísima sala, a todos los asistentes que la llenaron y me hicieron sentir arropada en un momento tan bonito para mí, a los chicos de la estupenda Banda del Instituto que dirige Ricardo Chiavetta, cuyos tres fagotes dieron la bienvenida al público e hicieron una delicia de los momentos previos, mientras el escritor y periodista Antón Castro nos entrevistaba, con su proverbial entrega y seguimiento a los acontecimientos culturales, para Borradores de Aragón Televisión (espero poder colgar el archivo en una entrada nueva cuando el programa se emita, si mi torpeza con la tecnología no lo impide); a Javier Vázquez, de Aragón Radio, que me hizo una simpática entrevista para Escúchate unas horas antes de comenzar, (cuyo archivo incluiré mañana en este mismo post) y a Los portadores de sueños, la librería con el nombre más bonito del mundo, que estuvo con nosotros en todo este tinglado.



Cerramos la noche como Dios manda: con una tranquila cena y unas copas y, sobre todo, con una buena conversación entre amigos. Cuando llegué a casa leí los mensajes recibidos en el móvil y en el mail y me encontré con una preciosa reseña de Isabel del Río. No quería dormirme, la verdad. Hay días que quisieras alargar como fuese. Pero se acaban, ay.


Siempre me quedará esta entrada;-)

Para oír la entrevista con Javier Vázquez:  PINCHAR AQUÍ

66 comentarios:

Manuel Arribas dijo...

Olga, enhorabuena, muchas felicidades y a seguir sembrando palabras.
Un abrazo
Manuel.

Olga B. dijo...

Muchas gracias, Manuel, siempre me sorprende alguien tan nocturno como yo;-))))
Se hará lo que se pueda, como decía el torero;-)
Un abrazo.

gonzalo dijo...

gracias por invitarnos a dicha jornada memorable. muchos abrazos.

Olga B. dijo...

Es lo único que podía hacer para acercarla también a la gente que está lejos -algunos muchísimo, como tú- pero que son tan importantes para este blog y para mí.
Gracias a ti, Gonzalo.
Un fuerte abrazo.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Le desea a Andábata la mejor andadura. Al editor y a la editada se os ven contentos de haberlo entregado al mundo, porque es un buen libro, que aumenta el número de cosas hermosas en el universo. ¿No es eso lo que hacen los poetas?. Un beso.

Antonio Serrano Cueto dijo...

Enhorabuena, Olga. Una vez más la distancia ha impedido que pueda ver la puesta de largo de tu libro. Mis mejores deseos. Un abrazo.

Olga B. dijo...

Muchas gracias, Jesús; yo, al menos, estoy contentísima, y Antonio también. Fue todo un detalle por su parte venir desde Sevilla cuando allí estáis en plena feria del libro, además, con todos los compromisos de su editorial y de sus propios libros.
Que disfrutes mucho -me han dicho que estás firmando el miércoles-, yo estoy empezando tu "Ulises y las sirenas". Por cierto, sería una buena lectura para Marta, la protagonista de Andábata;-)
Un beso.

Olga B. dijo...

Ay, Antonio, creo que fuiste de los primeros comentaristas de este blog y, por unas cosas y por otras, no sé cuánto vamos a tardar a conocernos en persona... Con las ganas que yo tengo de ir a Cadiz;-)
Un abrazo y gracias por estar también desde lejos.

Javier Quiñones Pozuelo dijo...

Me sumo, Olga, a los que me preceden y te doy también la enhorabuena por ese libro de título tan logrado; seguro que lo de dentro será tan bueno como los versos de "Caricias perplejas".
Escribir, escribir y escribir, el resto, silencio...
Un abrazo, Javier.

Olga B. dijo...

Ay, Javier, yo empecé a escribir a los ocho años y a publicar a los cuarenta. Hasta que abrí el blog no había compartido prácticamente con nadie una pasión que ha sido columna vertebral de mi vida. La lección del silencio la llevo bien aprendida, te lo aseguro. Escribir, callar, y tomar la palabra cuando toca. Lo demás, "filosofías";-)
Gracias por tu enhorabuena, ojalá lo disfrutes al leerlo como hiciste con las Caricias.
Un fuerte abrazo.

blimunda dijo...

Olga, con lo que he leido acerca de tu libro y después de ver cómo suelen ser tus comentarios, me han entrado unas ganas de leerte tremendas, así que acabo de encargarlo.
Felicidades y que sigas con tu espada.Un abrazo.

Ángeles dijo...

Felicidades Olga, perdona que no me despidiera pero tenía al canijo con algo de fiebre y había tanta gente que no pude esperarme.
Todo salió muy bien, ya vas controlando los nervios y no se te notan cuando hablas, me sorprendió agradablemente Antonio Rivero, ya que por su blog me parecia una persona muy seria y en persona me pareció muy simpático y agradable.
Que a gusto me reí con los comentarios de Ignacio. Y de Andábata que decir, tal vez que es demasiado corta y se acaba enseguida. Quiero hacer una mención especial a lo bien que se portó tu pequeño.
Un beso y reitero mi enhorabuena

Izarbe dijo...

Aunque ya te lo he dicho en persona, me encantó la presentación, el Instituto se portó genial cediéndote una sala estupenda y, esa banda, que amenizó la entrada y quedó "muy elegante", la verdad.
Ignacio Escuín fue un presentador divertido y ameno y me hizo hasta soltar alguna carcajada.
Me da mucha pena que esta Andábata no tenga una continuación con la vida y milagros de Marta, pero ya me has dicho que tiene que morir en este punto, la lloraremos porque es una muchacha cercana, siempre nos queda releerla para mantener vivo su recuerdo.
¡Enhorabuena de nuevo!

Anabel dijo...

¡Qué estupendo! Me alegro mucho de que todo hay ido bien, no podía suceder de otra manera.

No pude asistir y no es sólo un motivo son varios los que me lo impidieron. Algún día con tiempo y tomando una cervecita bien fría lo hablaremos y nos daremos cuenta de las vueltas que da la vida y, sobre todo, en la prodigiosa década de los cuarenta.

"Andábata" es una maravilla, su andadura sobre la arena de la vida sólo puede ser de éxito. Es lo que te deseo y lo que te mereces.

Enhorabuena y un beso enorme,

Anabel, la Cuentista

Sara dijo...

¡Mi enhorabuena Olga! Me hubiera gustado estar allí, pero seguro que habrá muchas otras presentaciones de libros tuyos en el futuro, y también más oportunidades por mi parte de viajar a Zaragoza. ¡Mucha suerte!

Iseo dijo...

Olga, fue una presentación muy bonita y un privilegio haber estado allí y compartirlo con tanta gente. Me alegro mucho de que todo saliese tan bien. Mira a ver si empiezas a "maquinar" otra novela que Andábata ya me la he leido dos veces y tengo ganas de seguir leyéndote. Besos y enhorabuena.

Dyhego dijo...

¡Enhorabuena, OLGA!
¡Bonita voz!
Que siga la suerte.

Mery dijo...

Viva la madre que te parió, y la madre que parió a Andábata. Tres genarciones gloriosas...
Por cierto: ¿Ignacio Escuín no se parece un poco a Johny Depp? En la foto a mí me lo parece.

Un beso

DESDELDESVAN dijo...

Gracias, Olga; fue una estupenda presentación y ya verás que a Andábata le llevarán "buenos vientos y buenos sentimientos" y a tí también.
Un abrazo
Mariano Ibeas

Olga B. dijo...

Blimunda. Espada y sonrisa. Lo que toque, y siempre claro, a ser posible;-). Me alegro de que te hayas decidido a encargarlo, ya me contarás tus impresiones. Y muy bienvenida por estas caricias.
Un abrazo.

Olga B. dijo...

Ángeles, estos canijos nos tienen muy marcado el territorio… pero también hay que marcárselo. Adrián se acuerda del castigo por sus actividades reptiles en la última presentación, así que me dijo: “Sólo he venido a saludarte, yo me voy, que aquí me aburro mucho”, pero luego se tuvo que quedar… quietecito;-)))
Antonio Rivero es muy agradable, pero es un andaluz serio (lo cual tiene muchísimo encanto;-). Él mismo me ha comentado lo difícil que es sacarle sonriendo en una foto. Y yo tengo un montón;-) Eso es que estuvimos a gusto. Los dos caballeros salen con una sonrisa muy seductora, yo creo que les sienta bien hablar de mi libro y deberían hacerlo muy a menudo, jeje. Menos mal que estaba yo para mantener la seriedad (ejem). Nacho estuvo genial, en su línea. Izarbe quiere también que Andábata continúe, pero ya le he dicho que se la continuaré en la modalidad oral, porque la novela se termina exactamente ahí, aunque a mí también me dé pena. En fin.
Mil gracias por estar, ya sabes que eres para mí un auténtico talismán.
Un beso.

Olga B. dijo...

Izarbe, en el Instituto fueron amabilísimos, desde la directora a la señora de la limpieza (la pobre se fue a su casa a las mil, porque terminaba de firmar cerca de las diez). Lo de la banda fue una sorpresa increíble. Eran los tres fagotes de una banda excelente que cuenta con 74 miembros. Un lujazo.
Ya le he dicho a Ángeles que, como mucho, te continuaré Andábata en versión oral, así puedes participar en sus aventuras;-)
Muchas gracias por esa lectura que da vida al personaje.

Olga B. dijo...

Anabel, la cosa fue mejor que bien. Ahora, a toro pasado, me parece una suerte inmensa. Es una lástima que no pudieras venir, pero te acepto esa cerveza fría para comentar la Andábata, tus cuentos, la prodigiosa década de los cuarenta que estoy encantada de estrenar… y todo lo que a ti te apetezca;-) Creo que la carta que me escribiste a raíz de tu primera lectura de Andábata fue de lo más bonito y lúcido que he recibido.
Gracias por tus buenos deseos y un besazo.

Olga B. dijo...

Sara, al menos desde Belfast y desde cualquier parte se puede uno meter en el blog y ver las fotos y la entrevista y tantas cosas. Así la presentación se escapa del corsé de una tarde y se queda a vivir un poco en este mundo virtual;-) Yo me alegro enormemente de que esta red me haya hecho conocer a tanta gente.
Un abrazo y muchas gracias. Y, por supuesto, si vienes a Zaragoza, avisa;-)

Olga B. dijo...

Jeje, Iseo, si yo contara lo que estoy maquinando… pero no suelo hablar hasta que no esté acabado, hasta que no lo veo, porque a veces las “maquinaciones” sólo se quedan en eso. Además, ahora, con la antología por delante y el nuevo poemario casi acabado, me parece un momento perfecto para tomarse las cosas con calma.
Gracias por estar, por la enhorabuena… y por todo el apoyo que tengo en ti siempre.
Un beso.

Olga B. dijo...

Diego, siempre me dices que te gusta mi voz! Recuerdo que la primera vez me preguntaste si cantaba. Y no, jeje. Nada de nada;-)
Un poco de suerte siempre hace falta, mil gracias por desearla y traerla por aquí.

Olga B. dijo...

Mery, qué salero tiene esa morena:-))))
Oye, pues es verdad, Nacho se parece mucho a Johny Depp, es clavadico… tengo que decírselo (cómo te fijas en lo importante, guapa;-).
Un beso.

Olga B. dijo...

Mariano, gracias a ti por venir, por hacerte eco de la presentación y por traer siempre un buen viento y un buen sentimiento.
Un fortísimo abrazo.

Durrell dijo...

Tienes mucha soltura y sencillez para encarar las entrevistas, Olga, y también una hermosa voz. Sorprende la naturalidad con la que asumes la variedad de registros -poesía, prosa, conversación- y tu facultad para salpicar cada género con el recuerdo de los otros.
Mi más sincera enhorabuena.

Olga B. dijo...

¡Muchas gracias, Durrell! Pues en el caso de la entrevista para el programa Escúchate, era harto difícil lo de la naturalidad: me la hicieron en directo y llamándome al móvil, ag, y además estaba muy nerviosa por la presentación, y además era mi primera entrevista para la radio;-)))
Pero fueron tan cordiales, y en el fondo una habla de cosas que tiene tan interiorizadas... no sé, me alegro de que te guste. Yo oigo mucho carraspeo, pero en fin;-)
Mil gracias.

Miguel dijo...

Estaba yo por esos rumbos interiores, totalmente ensimismado, buscado esa serenidad que tú también aprecias, cuando me acordé, en tan buenos momentos,de ti y de Andábata. A esa profundidad jeje la sonrisa y los recuerdos de Marta acabaron congratulandose divertidos en ese santuario de intimidad jaja para desearte la suerte y el reconocimiento que ya ha llegado y te hace justicia.
Enhorabuena, Olga. Un besazo. y muchas gracias por compartir, en lo que te ha sido posible, parte de la presentación de Andábata que ha sido más que digna.

Olga B. dijo...

Bueno, me gusta que en medio de tus ensimismamientos te acuerdes de mi Andábata. Quizá porque las lecturas nos acompañan sin invadirnos, así me ocurre al menos a mí con los libros más queridos.
Muchas gracias por tu enhorabuena, Miguel. La presentación fue muy bonita y compartirla era casi un deber, ya que Andábata le debe tanto al blog.
Un beso muy fuerte y, como siempre, muuuy nocturno;-)

Pepa dijo...

Felicidades Olga! Fue un placer estar en la presentación de tu libro y muy interesantes los comentarios de los que participasteis en la conversación.
Sólo tengo una queja...¡ni sueñes lo de irte a vivir a Sevilla! ¡No te dejamos!
Gracias por dejarme participar.
Besos

enrique dijo...

Todos guapos, especialmente Vos.

Suelo leer poca novela; Andábata me la leí del tirón disfrutando de ella a cada instante como un patricio en el coliseo...

Gemma dijo...

Vaya, así que no hubieron actividades reptiles, con lo aficionada que me había vuelto últimamente a presenciarlas, aunque fuera en vídeo. ;-P

Me alegra mucho saber que tu Andábata sigue triunfando por estos lares, atendida por todos, leída y entrevistada y, por descontado, siendo aplaudida como se merece. Un beso grande para ti

Angós dijo...

Fue muy emocionante.
Y estuvisteis geniales los tres.
Lo peor, mi grabación, jeje. Lo siento.
En la entrevista de la radio estás muy suelta, es verdad.
Todo es para felicitarte.

Olga B. dijo...

Muchas gracias, Pepa, no me voy a ir a vivir a Sevilla, pero ya es casualidad que mis dos editores sean del sur, y que a ninguno de los dos (ni a ninguno en general;-) los conociese de nada. Comprenderás que sienta una querencia...
Tu participación es un alegrón siempre.
Besazos.

Olga B. dijo...

Je,je, Enrique, favor que me hacéis;-) Yo a ellos los veo muy guapos, tan sonrientes.
Me alegro mucho de que se lea bien; como dije en la presentación, aunque mi intención fue que la novela tuviese varios niveles de lectura, no pierdo de vista que no aburrir al lector es una dignísima pretensión. Y no aburrir a un patricio en el Coliseo es casi un deber;-)
Abrazos.

Olga B. dijo...

Gema, no, nada de reptiles;-) Tenía yo muy bien aleccionado a Adrián desde la última presentación. Se portó muy bien, angelico, y eso que se aburrió de lo lindo (tengo mis dudas de que estos actos acerquen la literatura a los críos, pero en fin, no tenía a nadie con quien dejarlo: estaban todos en la presentación;-)
Andábata está contenta, como la autora.
Un besazo, sister.

Olga B. dijo...

Anda, Angós, que estuvo muy bien tu grabación, lástima que no se oiga en condiciones para haber podido colgarla, pero a mí me sirve de recuerdo. Eso sí, las fotos muy escasas, con eso de que te dedicaste al cine;-) Pero bueno, hemos tenido alguna para la entrada...
Gracias siempre;-)

Fernando Gonzalez Seral dijo...

Enhorabuena Olga!.
Yo como siempre de los últimos para comentar.
Pensaba tener más tiempo para estas cosas y justo es al contrario, me falta tiempo.
Ya he oido la entrevista y me ha parecido muy bien, en tu salsa, no se notan esos nervios. Y la presentación, que pena no estar, seguro que tocarán más.
Un beso

gbp dijo...

Cariño, enhorabuena!.
Qué alegría que saliera todo tan bien, y qué tristeza no haber estado allí contigo y con tu multitudinaria audiencia. Al ver las fotos (por fin me pude conectar), y al oir la entrevista por la radio aun me ha dolido mas el haber me perdido la presentación de Andábata. Pero bueno, me ha sevido de consuelo escuchate y ha sido muy emocionante, me daba la impresión de estar viviendo el momento en su presente.
Me voy a escuchar la entrevista otra vez, y mañana se la pongo a tus sobrinas, les encantará.

Besitos y aplausos efusivos.

Alejandro dijo...

He estado esta tarde en la Feria del Libro de Sevilla.
He vuelto a casa con un ejemplar de Andábata bajo el brazo.

Olga B. dijo...

Fernando, seguro que tú hubieras solucionado la escasez de fotos, es que Angós se dedicó al cine y a la conversación;-)))
Habrá otras ocasiones, lo importante es que esa rodilla se quede como nueva.
Cada día me admiro más de que no se me noten los nervios, de verdad,en la entrevista de la radio me faltaba hasta la saliva, jeje...
Un beso y a mejorarse.

Olga B. dijo...

Gema, sister, ay, cómo me acordé de ti... Además de que el libro está dedicado a ti, eras una de las personas que mejor lo conocías. Me alegro de que al menos la entrada te haya acercado al momento. Guardo todo en vídeo, aunque se oye fatal, fatal y no se puede colgar, pero subiendo el sonido a tope y con los cascos se entiende más o menos. Te lo pongo cuando vengas. Por cierto, ¿qué me dices de la foto de las firmas? (Angelicas;-))
Y sí, por favor, ponles la entrevista a mis sobrinas, anda...
Kisses para Edimburgo, para ellas y para ti.

Olga B. dijo...

Alejandro, tú siempre paseando mis libros;-)
Me encanta pensar que Andábata está en la feria de Sevilla pasándoselo bomba. Espero que también te la lleves a la playa, como las Caricias, pobrecica, que lleva una vida muy achuchada y se merece un rato de mar...
Un abrazo, y muchísimas gracias.

MªTeresa Gómez Puertas dijo...

He tenido poco tiempo de pasarme por tu bitácora después de asistir a la magnifica presentación de tu libro...se que debería de haber cogido la cámara pero quería disfrutar de ese nuevo triunfo tuyo.
Me encantó la presentación de tu libro y me volvió a recordar lo bien que me lo pase leyéndolo,cuantas carcajadas me arrancaste.
Tu como siempre magnifica,Olga,creo que tienes madera para esto y que este no será tu último libro,ni tu último éxito,ni tu última presentación.
Un beso muy fuerte.

Olga B. dijo...

Ay, sé que tuviste que hacer encaje de bolillos para venir, me llevé un alegrón cuando te vi. No te preocupes por la cámara, que no te dejamos nunca ver las cosas tranquila... Fotos, después, me han mandado muchas, pero para colgar la entrada tuve pocas porque Angós se entregó al vídeo, ya ves;-) Así está bien, simplemente se trataba de dejar un recuerdo de una tarde estupenda.
Muchísimas gracias, Tere, tener a algunos de los más antiguos comentaristas de la bitácora me hizo mucha, mucha ilusión. Tú, como la posibilidad de publicación de Andábata, fuiste uno de los muchos regalos que me trajo este blog.
Un besazo, compa.

Antonio Azuaga dijo...

Una vez más, enhorabuena, Olga. Y descuida: a esos días que querrías alargar, aún les quedan muchos días por delante.
De paso, dile a Angós que a ver si cuida más la “maquinaria fotográfica”, que luego uno se queda sin “fotos para la historia” debajo de Calderón o sin reportajes, como aquí, para igual destino.
Un beso.

Olga B. dijo...

Últimamente me quedo sin fotos de los días gloriosos (lo de Madrid fue el colmo, menos mal que tu móvil supermoderno solucionó un poco el asunto). Calderón tiene mucha paciencia, seguro que nos espera para una próxima vez;-) y estos días que quiero alargar... bueno, ya es un lujo que pasen de vez en cuando. Pero le daré a Angós tu consejo, seguro que a ti te hace caso.
Un beso y muchas gracias, Antonio, por estar conmigo de alguna manera también aquí.

Blackbird dijo...

Hija mía, ¿qué te voy a contar que ya no sepas?

Que fue una presentación “por su sitio”. Cada uno de los que estabais en la mesa hizo su aportación para que fuera un éxito. Nos enteramos de cómo llega una escritora casi desconocida a ser editada en Sevilla, de la intrahistoria de la novela, de su proceso de gestación, del empujón hacia delante. Nos reímos a carcajadas, y nos sorprendió el retrato de una generación. Creo que difícilmente podría haber salido mejor.

Y de Andábata, ya han dicho comentaristas por allí arriba que se les quedaba corta, yo… me callo.

Besos.

Olga B. dijo...

Bueno, es verdad, cada uno hablamos desde una perspectiva: Antonio como editor de la novela, Nacho como lector y yo como autora. La verdad es que sí lo pasamos bien.
Prefiero que la gente se quede con ganas de más a que se acabe el libro a duras penas; técnicamente está reducida al máximo: lo que puedas decir en dos palabras no hay por qué decirlo en tres. Y no había que contar nada más, no era necesario.
Gracias por tu compañía allí... y aquí.
Besicos.

Miguel Ángel Yusta. dijo...

Motivos de "exploración médica" reciente me impidieron estar acompañándote ( acompañándoos) en ese día hermoso. Un abrazo fuerte desde París, donde estoy unos días, y ya nos veremos. Camina, camina sin mirar sino al horizonte luminoso de tu literatura. Más besos.

Olga B. dijo...

Te busqué entre la gente, Miguel Ángel, luego pensé preguntarle a Marta o Luisa, o a Fernando, pero a la salida, con tanto saludo y todo el follón de las firmas, ya no hablé más que un momento con Marta y Chesús.
Cada día estás en un país distinto, hombre, por Dios;-))))
Disfruta mucho, y gracias por acercarte virtualmente.
Un besazo.

Elena dijo...

bueno Olgui,pues ya estoy aquí,para decirte,repetirte,lo mucho que me ha gustado Andábata y lo que disfruté en la presentación,chica qué soltura,qué espontanea,espero que se vendieran muchos ejemplares
un besito...

Olga B. dijo...

Gracias, Elena! ¿Has visto que guapa esa chica que sale conmigo en una foto? Jeje. Pues no sé si estuve tan suelta, yo estaba con mis nervios, pero todo fue muy, muy bien. Ahora ya sólo recuerdo lo bueno, lo de los nervios previos se me ha pasado totalmente;-))))
Un besito, guapa, y gracias por venir.

Le poinçonneur dijo...

Me había dejado este post sin comentar.

Muchas felicidades y que escribas -y vendas- muchos más.

MUAKS.

Olga B. dijo...

Falta te había puesto;-)
Ya me pillas pensando el siguiente, que intenté programarlo el sábado- cuando lo escribí- para esta noche -que es cuando toca- y se me publicó solo. Ahora lo estoy revisando, que es lo que menos me gusta...
Gracias por la felicitación, lo que te puedo asegurar es que mi intención es la de seguir escribiendo. Lo demás... Chi lo sa?
Besotes.

Sombras Chinescas dijo...

Me sumo a las felicitaciones por el alumbramiento.

Que sea norabuena.

Olga B. dijo...

Lo malo (o lo bueno, vaya usted a saber) es que en vez de "media horica corta" han sido casi diez años de gestación;-) Pero ha sido norabuena, eso sí, jeje.
Es un momento dulce, para qué vamos a decir otra cosa.
Gracias por tener la generosidad de alegrarte conmigo.

Anónimo dijo...

Bueno, tu presentación me pilló en el peor momento de mi vida, casi.
Veo que estuvista acompañada del Gran Doctor Escuín, eso ya es mucho.
El libro me encanta.
Veo a P. en el ascensor y le reitero la propuesta de que publiques (poesía o relato) en Rolde.
Si no me gusta, te lo diré... pero me gustará.

¿Por qué voy a temblar de que dos mujeres hablen de mí?
Ja, es lo único que nos interesa a los tíos, que las mujeres hablen de nosotros. Aunque sea bien.

Besos y felicidades.
A mí tampoco me gusta el caralibro, prefiero el correo electrónico.

Olga B. dijo...

Estuve muy bien acompañada, es cierto. Siento eso del peor momento de tu vida, espero que Andábata pusiera una sonrisa, ella es muy de sonreír, y de reír... y de llorar.
Yo, la verdad, hasta ahora he aceptado todo lo que me han propuesto, y he tenido francamente muchísima suerte; así que, imáginate, publicar en Rolde sería un honor. Estoy pensando en una cosa que confío en que te gustará.
Esa audacia con respecto a las conversaciones de las mujeres la encuentro temeraria, jeje, pero la verdad es que P. habla muy bien de ti (y yo asiento educadamente;-))
Un beso y muchísimas gracias por la felicitación, se agradece una barbaridad. Y tienes mi correo para lo que se tercie.

Maria Luisa dijo...

Olga querida-
Preciosa voz, he tenido el placer de escucharla por teléfono, suena tan bien...
Voy a decirte mil veces;
¡ GUAPAAAAAAAA!
y como se dice por aquí, además: "ESPABILADA"

Besos y besotes milesssss

Olga B. dijo...

Tú es que me miras con buenos ojos;-)))
Y me oyes con buena intención también.
Gracias por el entusiasmo.
Me alegro de tenerte nuevamente por aquí.
Besotes.

entrenomadas dijo...

Olga, tarde pero llego...
Ya sabes como soy, un tardona.
Hoy vengo para decirte que me ha gustado mucho el libro. Ha sido una delicia de lectura. Me he escapado para conectarme un rato y poder decírtelo.


Un abrazo y enhorabuena,



Marta


PD; Ahora me quedo un rato en tu casa para ponerme al día.

Olga B. dijo...

Esto es atemporal, aquí nunca se hace tarde; es más, mantener abiertas entradas antiguas le da vida extra al blog. Gracias por acompañarme en ese día tan bonito para mí, y por leerte luego la novela. Al fin y al cabo, sólo se trata de eso;-)
Me alegro muchísimo de que te haya gustado. Lo comentaremos "in person";-)
Estás en tu casa.
Un abrazo.