miércoles, 26 de mayo de 2010

Los perros y la nada (It's a heartache)



Siempre está junto a mí ese precipicio,
la carencia absoluta de tu ser.
Juan Eduardo Cirlot
Por encima de mí, de las palabras
y aquella luz –madrastra,
bella sin corazón, triste poesía-,
la luz sin Dios que alcé para nosotros,
yo creé un monstruo que miró y mataba.
Ya no estoy en peligro, ya no puedo
crearlo ni creerlo, ya no creo
que al fondo estén tus ojos acunándome,
malditos ojos ciegos que nunca vieron nada.

Si esa nada es mi cruz,
la que nadie pondrá sobre mis hombros;
si es siempre nadie, no, si nunca es nunca,
si no hay remedio al reino de la ausencia,
devolveré la luz de las palabras,
se la echaré a los perros
que merodean como yo las calles
donde hace tiempo, casi en otra vida,
las puertas fueron casas.
Ahora están solos, libres, diminutos,
inmensas sombras bajo las farolas,
los dientes apretados.

La luna y yo, los perros y la nada,
y la vida cayendo
como una absurda lluvia incomprensible;
helado el corazón, hueco el espíritu,
el que soporta el peso
de la luz y la noche y sus verdades;
de pie bajo esa lluvia,
calada hasta los huesos la piel de la memoria.

Olga Bernad 

Hace un año:   Noche oscura      Hace dos años:  Todo

Nota: Me encuentro hoy esta reseña de  Andábata en El placer de la lecturaGracias a los administradores de la página por incluirla entre sus placeres.   Y, hablando de lecturas,  este fin de semana comienza en Zaragoza la feria del libro.  Estaré firmando ejemplares de Andábata y Caricias perplejas, a las siete de la tarde, en la caseta de la Asociación Aragonesa de Escritores (domingo 30), en la de Los portadores de sueños (lunes 31) y en la de La casa del libro (martes 1) .   Nos vemos en el Paseo de la Independencia.

46 comentarios:

lolo dijo...

"...y la vida cayendo
como una absurda lluvia incomprensible;
...
de pie bajo esa lluvia,
calada hasta los huesos la piel de la memoria."

Preciosísimo.
(con la canción moría yo entonces)
Un abrazo, Olga.

Olga B. dijo...

Yo también me moría, Lolo, la veía de niña y quería ser así, sentirme así, no la entendía pero sí, la entendía.
Supongo que es un crimen mezclarla con Cirlot, pero me da lo mismo, je. También me muero. Esa es la canción que escucharían los perros del poema, y esa sombra, de pie bajo la lluvia, cuando la gente abriera las puertas de los bares nocturnos, llenos de gente que también se muere.
En fin.
Un abrazo, Lolo, también el blog es una especie de puerta nocturna siempre abierta. Gracias por venir.

Alfaraz dijo...

Los perros, Bonnie Tyler, Cirlot, la Nada...
Todo cabe: o sea, El Placer de la Lectura.


.

Fernando dijo...

de las lluvias del tiempo no curamos...besos.

Olga B. dijo...

El placer es mío-)
Buena forma de verlo, Alfaraz, la verdad es que todo está muy mezclado en la vida, incluso la realidad y la ficción. ¿Por qué no mezclarlo en una entrada?

Olga B. dijo...

O al menos siempre hay algún momento que uno queda a su merced, sí, y no hay nada que hacer...

enrique dijo...

Versos que calan hasta los huesos.
Como la voz de Bonnie Tyler. Recuerdo que de joven estaba maravillado por esa voz rasgada...

Olga B. dijo...

Gracias, Enrique. Yo también me quedé maravillada por esa voz, parece que la lleve cargada de arena, como algunos cantaores de flamenco. Después dejó de gustarme, pero esta canción... creo que forma parte de la banda sonora de nuestras vidas.

Aurora Pimentel dijo...

Calados a veces hasta los huesos, parece que se siente leyendo tu poema esa humedad previa al dolor de la garganta. Y esa voz que cantaba cazallosa nos tenía embelesados, anda que ...
Ay, sequémonos al sol hoy un ratito ¿eh, Olga?, los perros, domesticados siempre, si es posible. Un abrazo

Aurora

Olga B. dijo...

Sí, a veces somos eso, restos de la tormenta nocturna secándose al sol. Esa carita de abandonados por la riada, pero también de supervivientes.
Y sí, los perros, mejor domesticados.
Un abrazo, condesa.

Araceli Esteves dijo...

¡Qué hermoso poema, OLGA! Me gustó mucho eso de la vida cayendo como lluvia incomprensible que nos hiela el corazón y nos deja hueco el espíritu.Un abrazo primaveral.

Olga B. dijo...

Muchas gracias, Araceli.
A veces parece que la vida nos va cayendo encima y nada podemos hacer para aprovecharla mejor, tal vez porque hay ausencias que no dejan vivir. Esa tristeza.
Un abrazo.

Durrell dijo...

Prefiero tu voz a la de ella. También va "cargada de arena", exacta como un reloj y hermosa como una playa.

Olga B. dijo...

O como un desierto, Durrell; esta vez no he podido imaginarme el mar al fondo. No debe de estar, igual no estuvo nunca.
Mil gracias.

Dyhego dijo...

Cuatro veces me he puesto a leer tu poema y cuatro veces que me han interrumpido.
Ya no puedo concentrarme.
Te leo en otro momento,OLGA.
Salu2.

Olga B. dijo...

Por Dios, debes llevar una vida muy parecida a la mía;-))
Pues aquí estará el poema para cuando tú quieras (y puedas).
Saludos.

Granito dijo...

Triste pero hermoso poema que se va disolviendo en si mismo, matando presentes a base de memoria y nos deja ahí, de pié, "feeling like a clown..."

Gracias Olga, as always. Besotes.

Olga B. dijo...

Desgraciadamente, si nos ponemos lúcidos, sentirse like a clown es un estado normal. A no se que nos protejamos sin parar contra el amor, los demás y nosotros mismos. Yo no tengo tiempo, mejor asumir el llanto, la lluvia, la memoria y seguir igual... love until your arms break, aunque sepas que el riesto de que te dejen caer es alto, y no es tan fácil convertir después el golpe en un poema.
Gracias a ti, as always;-)

veridiana dijo...

¡¡ Precioso !!
Parece que conoces mi historia, y tus versos, profundizan en mi alma de una manera hermosa,dolorosa,y siempre están esos ojos, que no se apartan o no quiero,de mi memoria.

Estoy en Tailandia,en una isla. Internet no funciona muy bien( Esto es precioso)

Te mando un beso bañado de calor.

Olga B. dijo...

Circe! ¡En Tailandia! Debe de ser una maravilla... pero cuídate, que parece que está algo revuelta;-)
Esa sensación de que conozco tu historia, de que el poema habla también de ti, no en general, sino exactamente de ti, es algo que me gusta mucho porque supone que te has quedado el poema. Igual que esa mirada.
Un beso y muchas gracias, Veridiana.
Disfruta!

Mery dijo...

Ojalá te duela la mano de firmar, y firmar y firmar tus ejemplares en la Feria del Libro.

Un besazo

Olga B. dijo...

jejej, no creo, Mery morena, pero me hace muchísima ilusión estar ahí. Me lo imaginaba cuando era pequeña;-)))
Besazo.

Angós dijo...

Yo estaré... cámara en mano.

Olga B. dijo...

...lo que significa que acabaremos sin una triste foto de recuerdo;-))))
No importa, lo que importa es el momento.

DESDELDESVAN dijo...

Un poema... que da esalofríos.
Gracias, Olga.
Nos veremos en la feria, Un abrazo.
Mariano Ibeas

Olga B. dijo...

Se escribió desde el frío. Viene de ahí ese corazón helado.
A ver si la primavera me deshiela un poco los versos nuevos...
Me gusta mucho encontrarte por el paseo, Mariano. Por primera vez estaré en las casetas, al menos un rato;-)
Nos vemos allí. Un abrazo.

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Excelente poema, Olga. ¿Y sabes que le has antepuesto mis dos versos preferidos de Cirlot? Besos.

¡Y buenas firmas!

Miguel dijo...

Por hoy, es uno de los poemas que más me ha gustado; que me ha traspasado; que se ha llevado mi corazón de tu mano hacia zonas abisales, donde no alcanza la luz e inevitablemente remueves el fondo de arena hasta que se asienta la turbiedad del agua.

Muchas gracias, Olga, por permitirnos la lectura de tu poesía.Ya sabes que yo nunca sé lo que me digo, pero mi gratitud siempre va por delante y es dificil controlar la expectación de una nueva entrada. Siempre nos queda acudir a la riqueza del blog, pero no es lo mismo.

Besos.

Olga B. dijo...

Antonio,la primera vez que leí estos dos versos fue precisamente en un comentario tuyo a Rectas, aquel poema que luego formó parte del poemario "Caricias perplejas".
Yo estoy encantada de ir a la feria del libro con mi Andábata, espada en mano, y con las Caricias para compensar, je.
Un beso.

Olga B. dijo...

Miguel, es un lujo pensar que alguien está esperando mis entradas, si no actualizo con más rapidez es porque asumo que, si quiero contestar y cuidar cada entrada (y quiero), tengo que elegir un ritmo que no es el diario. Y también porque me cuesta y me importa, quisiera que cada entrada fuese mejor que la anterior, no sé, para mí cada vez es un reto. Y también una tensión.
Pero, sobre todo, es una alegría tener gente que lee y espera, como tú, y también "bucea" hacia atrás en el blog. Eso es lo que le hace estar vivo.
Gracias a ti, Miguel, un besazo.

MªTeresa Gómez Puertas dijo...

No te voy a comentar esta entrada,¿para qué? que no te he dicho ya de tu poesia.....te remito a mis anteriores comentarios...¿para cuando otro poemario?
Leo eso si con honda satisfacción que vas a estar firmando libros....(tiembla Espido Freire...que te ha salido una gran competencia),me llena de orgullo y satifacción (como dice el rey) este triunfo tuyo....
Muchos besos y adelante que tu puedes....

Olga B. dijo...

Jeje, lo de que nombres a Espido tiene su explicación, pero darla sería alargarse demasiado. Ay, qué tiempos;-)
El siguiente poemario llegará, Tere, saldrá en 2011, pero no tengo ninguna, ninguna prisa. Despacito y bien.
A ver si te das un paseo por nuestro Paseo, compa, y nos vemos allí.
Muchos besos.

Maria Luisa dijo...

Querida Olga-

He tenido problemas con el ordenador.
Vuelvo a visitarte y a entusiasmarme con tu poesía.
Y presumirrrrrrrrrr que me hiciste un ¡Gran regalo!: Tu corazón y tu cariño con tus libros de poesías.
Me apropio de un trocito y lo repetiré como un mantra.

"La luna y yo, los perros y la nada.
y la vida cayendo
como una absurda lluvia incomprensible."

Te quiero.

Olga B. dijo...

María Luisa, tienes que repetir mantras de esos que sean más alegres;-)
Últimamente tengo los versos helados (pero el fuego sigue en el corazón, je).
Todos sufrimos en algún momento problemas informáticos, me alegro de que ya estés recuperada y de que vuelvas a repartir por ahí todo ese cariño.
Un fuerte abrazo.

Antonio Azuaga dijo...

No puedo decir mucho, Olga; probablemente, no puedo decir nada. Cosas comunes, como que es buenísimo. Decir más sería atribuirme la capacidad de poder hacerlo. Y no es real esa capacidad. Admiro y callo; sigo al pie de la letra la conclusión aquella de Wittgenstein: “de lo que no se puede hablar, lo mejor es callarse”. Aunque yo lo modificaría un poco: “cuando la poesía es autenticidad, lo mejor es callarse”. Si dijera cualquier cosa, la banalizaría. Y un poema así no se merece esto.

Un beso y otro aplauso (¡ya tengo la palma de las manos en carne viva!).

P.D. Seguro que mañana el mundo hace cola en Zaragoza… Ante tu caseta, naturalmente.

Olga B. dijo...

No creo que tú puedas decir nunca "cosas comunes",precisamente tu voz es distinta hasta en lo más común; si lo que dices es, además, sobre un poema mío... la tranquilidad se parece al momento de terminarlo. Una especie de "pues ya está";-)
Sale de un fondo cierto de vida invisible, y tú me ayudas a comprender su autenticidad, si la sientes.
Lo de mañana (y al otro, y al otro) me hace mucha ilusión, haya mucha gente o poca. Ojalá estuvieses aquí. (En inglés- para tu curso-, wish you were here, como una vieja canción de Pink Floid;-)
Un beso.

gbp dijo...

Wish I were there! Cariño, como me gustaría estar, otra cosa que me pierdo y van...
El poema es precioso pero tan triste...
¿De dónde te salen esas cosas, sister, sister?
También me dejas en silencio.
Muchos besitos.

Olga B. dijo...

Pues yo que sé, qué más da de dónde salen; cuando pasa el tiempo, no sé ya ni quién los ha escrito. Los poemas sostienen su propia verdad solos.
Tú eres otro de mis wish you were here siempre presentes, importantes en un poema de ausencias. Menos mal que vendrás pronto.
Kisses, sister, sister;-)

Antonio Azuaga dijo...

...I won't be there, but my soul will be always with you.

(Seguro que he puesto alguna palabra mal).

Besos y... many people.

Olga B. dijo...

Antonio, your english is improving very quickly! Next time we`ll speak only in english all the time. We can invent the words we don't know, doesn,t matter, we understand each other very well. I like very much "my soul will be always with you", because you will never say to me a thing like that in spanish;-)))) My soul is very happy, je.
I love your english (and spanish) words.
Kisses.

Blackbird dijo...

La vida sigue cayendo, pero esta tarde la que no ha caído ha sido la lluvia, sino un sol a plomo para recalentarnos los corazones. ¿Cómo te han ido esas primeras firmas?

Supongo que estupendamente. A ver si el lunes o martes me puedo acercar.

Besos.

PD. ¡Oh my Bonnie Tyler! qué voz y qué nostalgia… bring back my Bonnie to me!

Miguel dijo...

Radio 3 me envuelve con su música sugerente de madrugada. Vuelvo a tu poema para compartir mis afinidades a pesar de que seas una fingidora.Qué hermoso. Iba a a borrar el nuevo comentario, pero "no me deja el ordenador" y solo me cabe aceptarlo y abrumarte con nuevas palabras.Y tántas cosas por decir...
Besos. Como siempre me siento bienvenido, lo doy por bueno.
Precioso poema, querida Olga. Gracias, de nuevo.

Olga B. dijo...

Black, qué tarde tan bonita. Las firmas han ido muy bien, y he estado saludando a algunos amigos de las casetas aledañas. Mañana (ya hoy, más bien) estoy en Los portadores de sueños, a ver si te acercas por allí.
No recordaba yo a esa Bonnie, la típica canción en inglés del cole. Se la voy a enviar a Antonio Azuaga para su curso: My Bonnie lies over the ocean, my Bonnie lies over the sea... Eso sí que es nostalgia;-)
Besotes.

Olga B. dijo...

Miguel, es cierto, ¿reduerdas?:

O poeta é um fingidor.
Finge tão completamente
Que chega a fingir que é dor
A dor que deveras sente.


Me gusta que el fingimiento de mi verdadero dolor te parezca hermoso. ¿Por qué arrepentirte de un comentario? Si después de oír música, vuelves aquí y esta es también tu casa. Son raras ventanas abiertas para los noctámbulos. Es cosa nuestra;-)
Un beso y gracias, de nuevo, a ti.

Fernando Gonzalez Seral dijo...

...que "arte" tienes.
Me ha parecido...,
.Me ha gustado!.Y ya está.

Olga B. dijo...

Pues ya está, maestro;-)
Se trata de eso, además.
Gracias.