domingo, 25 de mayo de 2008

Todo

Sé desde hace algún tiempo
que ya nada sería suficiente,
salvo absolutamente todo.
Y no sé qué es todo,
no sabría pedirlo ni explicarlo,
no sabría tal vez reconocerlo.
Pero lo quiero todo.
Y no sé si sería suficiente.

Olga Bernad

25 comentarios:

Juan Manuel Macías dijo...

Precioso y redondo. Y qué ritmo.
Un saludo.

Betty B. dijo...

Qué de todo. Muchas gracias, Juan Manuel, me alegro de que te guste.

Antonio Azuaga dijo...

Para que veas. Te dije que se acercaba a la "sentencia". Añado hoy, aunque parezca pedante: es "nietzscheano", voluntad de poder en su cara más amable, quererlo todo y, aun así, dudar de que sea suficiente.
Espléndido.

Betty B. dijo...

Y no saber exactamente qué es ese “todo” que se quiere…
Me di cuenta de que en la entrada anterior y en los comentarios había utilizado la palabra “todo” todas las veces posibles. Tu opinión me da mucha confianza, ya lo sabes.

samsa777 dijo...

A mí me ha recordado a la esencia de "Vida", de Hierro. Enhorabuena, porque el diálogo de absolutos está muy bien logrado.

Y me reafirmo, sin envoltorio cortés: "Desde el puerto" es un gran poema.

Un abrazo.

JeT'aime₪TeAmo₪TiAmo₪IkHouVanJou₪JegElskerDig dijo...

Todo y nada, para no complicarte la vida considera todo a lo que tienes, agradece si algo más llega, sino no te compliques la vida, tan hermoso que es despertarse y saber que tengo pareja y que me ama....

Besos.

gbp dijo...

Qué bonito. Pues claro que sí, mi querida hermana escritora, a por todas y a por todo, todo el tiempo. Look at your sister!, empezó con la letra "ñ" y ahora ya tiene toda la simbología española en la tecla F2.

XXX

Betty B. dijo...

“…después de tanto todo para nada.”
Es un poema con un final buenísimo el de Hierro. Qué comparación. No sabes cuánto te lo agradezco. Enseñar estos poemas los pone un poco a prueba. Escribirlos siempre para nadie hace que, a veces, cueste encontrar motivos para seguir haciéndolo, y pierdes un poco (más) la orientación. Muchas gracias, Samsa.

Betty B. dijo...

Claro que agradezco, Jet'aime...(¡qué nombre!), todas las cosas que tengo, pero el poema habla de un hambre inevitable que no tiene que ver con la complacencia en lo que tenemos, ni siquiera en el amor. Y sí, sí quiero complicarme la vida.
Encantada y bienvenido o bienvenida.

Betty B. dijo...

¡Hermana! Sé que ha habido mucha juerga este fin de semana por Edimburgo ... ¡Cuídate!
Gracias por tus ánimos, siempre me haces falta. Qué mundo éste de la informática, la simbología española en la tecal f2, me dejas perpleja (como mis caricias), nunca hubiera imaginado semejante cosa. Claro que yo tengo un blog porque intenté dejar de ser anónima en un comentario... fíjate qué nivel. Aún no sé para qué sirven la mitad de los botones y no me atrevo a tocar nada por si acaso. Yo hubiera seguido sin eñes per secula seculorum, seguro. Todos, todos los besos... sal menos y escribe más, anda.

Famayor dijo...

¿Todo Betty? Hace falta mucho valor para atreverse con todo. ¿No te conformarías con esa parte amable de la verdad que es la belleza?
(Mira que todo el "saco" pesa mucho... ;)
Feliz semana.

Betty B. dijo...

La sensatez habla por tu boca, no puedo dejar de pensar que tienes razón y, aun así, ¿tú nunca has sentido eso?, quererlo “todo”, un algo que es todo, y un todo que no sabes lo que es… es verdad lo que dice Antonio, a veces las palabras no piden permiso y luego te arrepientes porque es muy difícil justificar lo que has dicho. Pero lo quiero todo, y en ese momento lo quería todo, Famayor, y no sé si sería suficiente. Todo y el equilibrio para soportarlo…
Un beso. Feliz semana.

Iseo dijo...

Vaya Betty, estoy fascinada con tus dos últimas entradas. Fue un gran acierto abrir el blog y compartir TODO lo que llevas dentro con los demás. Creo que como mínimo se merece un agradecimiento quien te animó a abrirlo.
Bueno, mucho trabajo para ser lunes por la mañana (ya sabes que yo el fin de semana desconecto) así que permíteme que haga los comentarios en uno.

Palabras elegidas. En la escritura, al igual que en otros artes como la escultura o la pintura, hay que ir dándole forma en este caso al texto hasta que las propias palabras van encontrando, como ha dicho Juan Manuel, su propia música (me ha gustado mucho ese comentario). En pintura es algo parecido. Es la propia combinación de colores la que al final da vida a lo que tú quieres plasmar. Y una vez conseguido todavía queda la duda de si habrá alguna otra combinación más acertada. Es entonces cuando necesitas que alguien más opine para saber que lo elegido es lo correcto.

Todo. Qué palabra tan corta y que grande su significado. Estoy segura de que el todo no sería suficiente, pero no por eso tienes que dejar de ahelarlo. Me encanta como lo has plasmado. Felicidades.

Famayor dijo...

Claro que lo he sentido. Todos, supongo. Y cada uno lo expresaría con sus palabras. Es la búsqueda. LA BÚSQUEDA. pero las palabras, desde luego se quedan tan cortas..., yo siento las mías tan pequeñitas, tan impotentes cuando siento el impulso de expresar algo sobre esa BÚSQUEDA.
El budismo considera que el deseo es el origen del dolor. Igual consiste en renunciar para tenerlo todo. Pero renunciar de verdad, no como una "jugada con efecto", como una "trampilla", como una impostura. No. Es una renuncia profunda y auténtica. Pero en nuestra cultura..., en nuestra sociedad... qué difícil.
Equilibrio, como dices, para seguir haciendo bailar todas las pelotitas, sin que se caigan y se acabe el juego.
En fin.
Un beso.

Betty B. dijo...

Qué poco moderna eres, Iseo, sin Internet en casa. Aún menos moderna que yo. Según me dijo la operadora con tono de desprecio, tengo una “conexión normal” que ya nadie tiene… ¿te parece poético?
Yo he trabajado mucho este fin de semana, como las niñas buenas. Encantada de que te gusten los dos textos. Tus comentarios son muy bonitos, necesarios para este lunes en que se me caen los párpados. Muchas gracias.

Betty B. dijo...

Deseo, búsqueda y renuncia son primos hermanos. ¿La renuncia es rendición?, ¿desequilibrio que nos tumba? O significa “estar por encima de”, como parece sugerir el budismo (desconozco por completo este tipo de filosofías). “El deseo es el origen del dolor”: ¿hay que evitarlo a toda costa? Y qué será “una renuncia de verdad”. ¿Será “nada”? O todo. Y vuelta a empezar.
Como muy bien dices: en fin. Y necesito dormir.
Besos, fa.

Juan Manuel Macías dijo...

Pues yo suscribo la reafirmación de don Francisco (Samsa) en que "Desde el puerto" es un poema soberbio. Como éste, que me encanta. Y sí, están muy bien vistas sus concomitancias con Hierro. En cuanto al deseo, y las referencias al budismo... Tal vez tenía razón el siempre ingenioso Buda en aquello de "lo que hace infeliz al hombre es el deseo". Pero es que el deseo es lo único que nos queda. Para bien o para mal. Me encanta visitar este blog, y si a uno le ascienden, además, a caballero andante (D. Antonio Azuaga dixit), ¿qué más pedir? A mí, que nunca me he subido a un caballo. Saludos.

Betty B. dijo...

El lógico deseo de sacar cuatro versos a la cruda luz del día se va a convertir en vanidad, y no quiero (pero gracias, gracias, gracias, no lo puedo evitar, qué triste…) Tal vez la próxima entrada tendrá algo que ver con el deseo y lo que somos ante él. Me fascina el tema. Voy a pensar un poco más, a ver cómo sale. No sé si esta vez estarás para salvarla, pero, si Antonio lo dice, eres caballero andante. Que lo eres, fíjate en el detalle de haber venido un poco antes, dado que mañana es día laborable. Se agradece mucho la visita y el comentario y el horario (no es poema pero todo tiene una cercana rima que casi es para disculparse). Saludos, Juan Manuel.

Blackbird dijo...

Quizás,
y sólo quizás,
pueda ser que al final
todo de todo sea nada de nada.
Y tal vez,
y sólo tal vez,
un poco de nada sea todo de todo.

Betty B. dijo...

Blackbird, qué vuelta en verso. Un pájaro negro jugando a malabares con los absolutos. Gracias por esta imagen.

Máster en Nubes dijo...

Qué curioso, Olga. Me siento reflejada en él, aunque al revés. Quiero ese todo, lo sé pedir y explicar, y hasta reconocer aunque mis problemas quizás están en el reconocimiento casi ;-)

Y a la vez, sé que sin él todo lo demás es suficiente, aunque no lo sea.

En fin, ambas queremos todo.

Olga B. dijo...

Aurora, ese todo tuyo tiene un misterio, estoy segura.
A veces algunas cosas son todo para nosotros... y nos descubrimos pudiendo vivir sin ellas.
Pero seguimos queriendo todo, de lo contrario, nos negaríamos a nosotros mismos.
Y no es lo mismo querer todo en mayo que en pleno febrero.
Melancólica me ha puesto este regreso...

Paloma dijo...

No sé pedirlo, no sé explicarlo, no sé si sé lo que es, pero sí, lo quiero, y siempre, todo. A veces he sentido que me rozaba, pero eran ráfagas que dejaban dolores, porque no era todo, porque no era suficiente, y ya, nada, nunca sería suficiente, quizás hasta la nada, quizás ella será el todo.

Sentirse encarnando lo que otro ha sido capaz de expresar y tú no, es una experiencia mágica, por la que agradezco tu poema. Conocerte y compartir mucha cotidianeidad colorea la magia,
gracias "Mariolgui"

Olga B. dijo...

Paloma, este pequeño "todo" ha crecido mucho desde el día que lo escribí y lo publiqué aquí, hace más de año y medio. Ha crecido por su cuenta frente a los ojos de los lectores que han querido volcar en él su propia sed, y él ha sido capaz de acogerla. Esa es la verdadera magia de la poesía.

¿Cómo se consigue? Si quieres que te diga la verdad, no tengo ni idea;-)

En cuanto a la cotidianeidad; venga, a ti lo que te gusta es que te dé tabaco, jeje, pero no te voy a dar más, que ésas no son maneras de dejar de fumar;-)))

Buenas noches, Palomi.
Y bienvenida por aquí.

Anónimo dijo...

acabo de encontrar un poema de un místico sufí del SXIII que dice:
"¿De quié eres el amado-pregunté-
tú,que eres tan insoportablemente hermoso?
De mí mismo -respondió. pues soy uno y único,
Amor, amante y amado: espejo, hermosura, visión"

y me he acordado de tí

Paloma ML