sábado, 31 de marzo de 2012

En Turia

Me llega por fin el nuevo número de la revista Turia.  Dirigida por Raúl Maícas, Turia es una de las revistas literarias más prestigiosas del panorama nacional actual.. En esta ocasión encontramos entre sus hojas un cartapacio dedicado a Gerardo Diego, conversaciones con autores como Antonio Muñoz Molina y textos y poemas de muchos otros: Álvaro Pombo, Chantall Maillard, Eloy Sánchez Rosillo,  Javier Sánchez Menéndez, Jaime Siles, Eduardo Moga, Alberto Santamaría,  Lorenzo Oliván, Agustín Fernández Mayo, Gabriel Sopeña, Anne Sexton... (para ver nómina completa, clic AQUÍ).  

En él aparece también mi poema más reciente: Hic sunt dracones.  Lo incluí a última hora en El mar del otro ladoPrácticamente libro y revista han salido a la vez, pero un retraso en el correo hizo que recogiese mi ejemplar de Turia hace un par de días  y que hoy quiera considerarla un especial regalo de cumpleaños. 

Hic sunt dracones era la expresión utilizada en los viejos mapas para referirse a territorios inexplorados posiblemente llenos de criaturas peligrosas: a partir de aquí, encontrarás dragones.  Advertencia o invitación, que cada viajero decida.  En cualquier caso, a partir de aquí... habrá que tener cuidado.


Has venido a buscarme
cuando ya unos hombres me recuerdan a otros,
tus miradas a otras, tus palabras
a otras que hace tiempo me dijeron.

Y cuando ya he buscado detrás de las canciones,
de los nombres que acarició mi lengua,
de los cuerpos que ardieron ante mí.
Tantos incendios
fueron luces fugaces apenas presentidas
a lo lejos por dios o por el diablo
o por quien sea
que gobierne ese páramo desde el que me sonríes.

Debo decirte cuando me preguntas
en qué pienso o qué me preocupa
que vivir es también negarse a hacerlo.

Cómo voy a contarte las cosas que me pasan,
la sangre que me hierve mientras guardo
las formas y la voz.  Y también guardo
algunas cicatrices y locas estampidas
de bisontes azules contra mi corazón,
los bisontes azules que golpean
y corren hacia mí o desde mí o acaso
galopan sobre mí. A veces duermen
dóciles por mis venas; tengo entonces
la sangre acariciada por un frágil ejército 
de niños navegantes.

Pero cómo decirte que me duelen
y me gustan, sentirlos es sentir
y así es mi extraña vida. Si despierta
de noche la manada, yo quisiera
ser ellos, no ser yo; correr con ellos
-brutales y magníficos-, son ellos
mis canciones de amor.

Has venido a buscarme cuando sé
que estoy perdida. Vete
tras tu triste pedazo de realidad, conquista
con tu sangre tus propios desengaños.

26 comentarios:

Eduardo González Ascanio dijo...

Desconocía esta revista. Intentará pillarla si la distribuyen por aquí. Enhorabuena por la publicación.

Saludos

veridiana dijo...

Ay,que bonito!
Este poema parece hecho para mí,pero yo no no soy tan fuerte...

Un beso.

Gemma dijo...

Enhorabuena por esa publicación, Olga. Turia es una revista estupenda.

Me encanta el título de tu poema y todo lo que de él se desprende. Feliz cumpleaños, sister

Durrell dijo...

Felicidades por la publicación en Turia, por el magnífico poema y por el cumpleaños. Que tengas un hermoso día.

Olga Bernad dijo...

Muchas gracias, Eduardo. Te encantará Turia. Es la publicación aragonesa de más trayectoria (nació en 1983) y tiene difusión nacional e internacional. Consta de nueve secciones que contienen creación, estudios literarios, ensayos, entrevistas y comentarios sobre la actualidad cultural y crítica de libros. Para mí es un honor haber "plantado" ahí mis dragones;-)
Un abrazo.

Olga Bernad dijo...

Veridiana, más que para fuertes, quizá el poema es para quienes no les queda más remedio que serlo... En cualquier caso también está hecho para ti, eso es cierto.
Un beso, Circe;-)

Olga Bernad dijo...

Muchísimas gracias, Durrell, se hará lo que se pueda (como decía el torero;-) De momento, ya he vuelto de la pelu, me voy a tomar un aperitivo y voy a dedicar el día a la Real Gana, que no viene mal de vez en cuando!

Olga Bernad dijo...

Es una revista estupenda, Gemma, así es. Procuré entregar lo mejor que tenía o sabía... me alegro de que a ti te guste "el título y todo lo que él se desprende", que no es poco;-)
Un besazo, sister.

veridiana dijo...

¡Tu cumple!Me encantan los cumpleaños.
¡¡Felicidades!! Disfruta mucho.

Olga Bernad dijo...

Recuerdo por otros años que tú también eres ariana y que cumples pronto, así que felicidades anticipadas!

Juan Manuel Macías dijo...

Maravilla de maravillas. Este Hic sunt dracones es el poema que yo le diría, por elemental piedad, a alguien que hubiera perdido la fe en la poesía y en el mundo y estuviera a punto de tirarse por algún precipicio cualquiera. Muchos besos y (aunque ya te felicité ayer) muchas felicidades. Que se cumplan todos tus deseos cuando soplaste las velas. Lo digo siempre, estamos hechos unos críos ;-)

Olga Bernad dijo...

Soy parca en los deseos (aunque alguna vez he dicho que lo quiero todo;-) Que los amigos de verdad sigan al lado, que los dragones no puedan conmigo, que el tiempo pase (un poco más despacio). Cosas sencillas;-) Poesía y sencillez. Y un poco de contundencia cuando haga falta.
Tienes enchufados a estos dragones desde que los leíste. Una amazona griega en tiovivo se va a poner celosa, jejejej.
Besos y gracias.

Angós dijo...

Yo también te felicité ya, pero ahora quiero hacerlo por lo de Turia que te ha hecho tanta ilusion. Muy orgulloso de ver tu nombre ahí, Olga Bernad.

Olga Bernad dijo...

¡Gracias, Angós! Es verdad que me ha hecho mucha ilusión. Gracias por estar y por sentir ese orgullo;-)

Julio Castelló dijo...

DesENGaños... La edad liberadora.

veridiana dijo...

Gracias Olga.
Este año me toca celebrarlo muy lejos,pero esto es increible y me gusta bastante.

Olga Bernad dijo...

Julio, yo aún me acuerdo de cuando quería ser mayor y libre y esas cosas. Deseos (más o menos) cumplidos;-) Librarte de cada engaño, desengañarte y "liberarte" de cada uno... te cuesta un trozo de vida. Pero en fin. Para eso estamos, supongo, para vivirla y perderla si hace falta. Ay.

Olga Bernad dijo...

Circe, que seas muy feliz por esos mundos;-)

MªTeresa Gómez Puertas dijo...

Me gusta el poema mucho,muchisimo....juro que soy buena critica,pero con tus poemas no hay peros....

Olga Bernad dijo...

;-)))
Bueno, yo me alegro mucho de que te guste, la verdad.

Alfredo J. Ramos dijo...

Lo ví y lo leí primero (hace unas horasd) en lo de Juan Manuel Macías, y allí comenté lo excelente y sugerente que me parece esta "aviso para navegantes". Pero el poema amerita nuevas aproximaciones, como suele ocurrir con los buenos textos, no se entrega del todo a la primera o no del mismo modo.

Olga Bernad dijo...

Nuevas aproximaciones. Lo curioso es que con este poema me pasa un poco lo mismo, no ya como autora, sino como lectora. A veces no reconozco a quien escribe y otras veces... hay un profundo reconocimiento, una especie de encuentro.
Muchas gracias, Alfredo, y ojalá estas lecturas no hayan agotado esas aproximaciones en potencia para que quieras volver a leerlo. Creo que cada mirada otorga un poco de vida a cada verso.

Mery dijo...

No había oído/leído nada sobre Turia, ahora ya si.
Y tu poema aparta todos los dragones que pudiera haber en el camino. Creoq ue todos podeos sentirnos un poco como en tus versos.
Un besazo nocturno.

Olga Bernad dijo...

ES una excelente revista, Mery. Un lujazo que estos dragones se queden allí, justo cuando atraviesan el umbral de las cien publicaciones.
Lo particular puede ser universal, y quizá estos particulares dragones sean también tuyos;-)
Un beso nocturnísimo!

Dyhego dijo...

Olga:
"vivir también es negarse a hacerlo",
este verso me está costando mucho digerirlo.
Salu2.

Olga Bernad dijo...

Vivir es tomar decisiones, por activa y por pasiva. Y vivir, para los versos, es que alguien los lea y los piense.
Gracias por hacerlo, Diego.
Salu2.