miércoles, 9 de febrero de 2011

Mi nuevo libro: NOSTALGIA ARMADA


Por fin Nostalgia armada, mi segundo libro de poemas, es ya una realidad. Tengo, además, el honor de estrenar con él, junto a José María Cumbreño, la nueva colección de poesía de Isla de Siltolá -Vela de Gavia- a cuya acostumbrada calidad de edición ha unido un precioso diseño que hace del libro un objeto bellísimo.

Estos poemas fueron escritos entre diciembre de 2008 y junio de 2010. Como un organismo vivo cuyo crecimiento es a la vez natural y misterioso, el poemario fue desarrollándose mientras yo desconocía hasta dónde iba a llevarme. Pienso que la unidad de la poesía es el poema pero, a veces, por causas que van desde la mera cronología a los acontecimientos vitales que irrumpen en ella y dejan un poso en el estado de ánimo de nuestra escritura, esas unidades se agrupan formando otra mayor que también sostiene su propia arquitectura. 

Esta circunstancia no tiene por qué ser en sí misma ni un mérito ni un defecto literario, pero sí es una característica de algunos libros, e hizo de Nostalgia armada una obra cerrada sobre sí misma. Cuando sentí ganas de escapar de esa Nostalgia y de dejar de disparar con sus armas, supe que el poemario estaba terminado. 

La posible estructura de sus calles fue mostrándose en diversos lugares: algunos poemas se publicaron aquí, otros en revistas (Isla de Siltolá, Rolde, Kafka, el 0,9 periódico...) y distintos blogs. Finalmente, el resultado fue leído por unos pocos amigos a quienes quiero agradecer su hospitalaria atención y su fe en mis textos, que suele ir siempre mucho más allá de la mía: Antonio Azuaga, Juan Manuel Macías y Santiago Gascón. De manera muy especial, quisiera dejar constancia de mi gratitud hacia Javier Sánchez Menéndez, quien apostó como editor por la publicación de este libro desde el principio, y hacia Antonio Rivero Taravillo, prologuista de lujo de toda esta Nostalgia, desde hoy pública y definitivamente desarmada.

(click sobre la foto para ampliar)
10 de febrero: Es cierto que las alegrías nunca vienen solas; hoy  el Heraldo de Aragón, en la Revista Artes&Letras, refleja que el libro Suegras. Retratos breves sobre el gran enemigo de la editorial NUEVOS RUMBOS, en el que participo con un relato, está ¡por sexta semana consecutiva!  entre los libros más vendidos.  Y en el Heraldo aparece también una reseña mía sobre el excelente poemario de Juan Manuel Macías, Tránsito, recientemente publicado por DVD.
Podéis leerla en el blog LOS OTROS, pinchando AQUÍ.
13 de febrero:  En el blog de la Campana de los perdidos, coordinado por Fernando Sarría, así como en la página de las Asociación Aragonesa de Escritores, se anuncia la nueva velada para el sábado 19 a las 22h.  Leeremos poemas Antón Castro y yo, acompañados por la música de Jorge Berges. Os esperamos.
14 de febrero:  Antonio Rivero Taravillo se hace eco en su blog Fuego con nieve de la (próxima e inminente) publicación de Nostalgia armada y adelanta un trocito de su prólogo.  Mil gracias.

97 comentarios:

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Enhorabuena, Olga, de corazón. Desenado estoy leerlo; por lo que conozco, será un gran libro, no me cabe la menor duda.
Besos virtuales (en marzo, reales).

Elías dijo...

Querida Olga:

No tengo ninguna duda, a tenor de los poemas leídos en alguna de esas revistas que citas, que tu "Nostalgia armada" será todo un gozo para los sentidos.

Pdta: espléndida portada, telonero de lujo.

Enhorabuena.

Besos.

lolo dijo...

Por fin hoy puedo decirte algo, Olga: oh. Es corto pero se entiende, ¿no?.
Me alegro mucho mucho, espero que cientos lo disfruten y que eso te haga feliz a ti.
Animo con lo que supongo que supone echarlo a andar...

Eduardo González Ascanio dijo...

Enhorabuena, Olga, y mis mejores deseos para el recorrido de esa nueva criatura. Buen título.

Un abrazo.

Antonio Serrano Cueto dijo...

Enhorabuena, Olga. Tú y Siltolá no dejáis de sorprendernos. Un abrazo.

Juan Manuel Macías dijo...

Enhorabuena y enhorabuena. Y qué hermosura de cubierta. No podía ser menos: el continente tiene que estar acorde con el contenido. Y qué contenido!
Muchos besos

Durrell dijo...

Mis más sinceras felicitaciones con mi acostumbrada admiración. Sin menospreciar este formato al que tú tratas con tanto respeto, creo que tus versos están ahora donde deben estar siempre.
Hermosa portada y, como ya ha dicho alguien, espléndido título.

Fernando dijo...

FELICIDADES!!!!!!!!!!

Dyhego dijo...

OLGA:
Seguro que los vientos serán propicios y esa nueva nave surcará mares, océanos e incluso ríos.
Enhorabuena.
Salu2.

Sara dijo...

Qué título más hermoso Olga, felicidades de todo corazón! Por fortuna iré en breve a Sevilla, así que tendré la oportunidad de comprarlo. Un beso.

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Encantado de ir en esa tan hermosa nave como grumete o polizón. Besos.

Retablo de la Vida Antigua dijo...

Enhorabuena por su libro. El título es de relato de Conrad.

Saludos de su lector.

Manuel Arribas dijo...

Muchas felicidades y que sean muchos más los que alumbres repletos de hermosa poesía.
Un muy fuerte abrazo.
Manuel

Retablo de la Vida Antigua dijo...

El título y el nombre de la colección.

Saludos.

Aurora Pimentel Igea dijo...

Felicidades, Olga, cómo me alegro, qué bonita parece la edición, estoy deseando leerlo. Un abrazo, guapa

Aurora Pimentel Igea dijo...

¡Felicidades, Olga! Cómo me alegro de tu nuevo libro y qué bonita parece la edición, un abrazo miy fuerte, lo leeré en breve ;-)

Mery dijo...

Nena, tu vales mucho.
Prueba de ello es esta imparable creación poética.
Enhorabuena una vez mas, también a la Isla de Siltolá.
Un beso muy fuerte

Olga Bernad dijo...

Juan Antonio, gracias. A estas horas estarás presentando tus inolvidables, así que te revierto la enhorabuena y ya celebraremos todo en condiciones en Sevilla, sí;-)
Fuerte abrazo.

Olga Bernad dijo...

Elías, de telonero, nada (si acaso, al revés;-). Un honor iniciar esta colección en tan buena compañía y ,sí, con un diseño tan bien cuidado. Conocéis ya algunos de los poemas, y espero que al recibir ahora todos en forma de libro tengáis ganas de darles un sitio en vuestra casa y en vuestro tiempo.
Un beso (y creo que a ti también te veré en Sevilla;-)

Olga Bernad dijo...

Lolo, se entiende perfectamente;-)
Gracias por tu alegría y tu comprensión.

Olga Bernad dijo...

Eduardo, me encanta que te guste el título. Peleé por él. Era ese. Una nostalgia blanca… con metralleta en la mano.
Espero que te guste todo lo demás;-)
Un abrazo.

Olga Bernad dijo...

Antonio Serrano. Gracias. Espero seguir sorprendiendo. La primera sorprendida soy yo. Esto fue desde el principio una especie de salto sin red (aunque en la red). Y, si alguna red hubo, fuisteis vosotros.
Un beso.

Olga Bernad dijo...

Juan Manuel, maestre de jarcia de estas caricias y cómplice de esta nostalgia (no te quejarás del título, aunque no sea nobiliario). Gracias. Simplemente. Y qué casualidad que tu niño y el mío se hayan llevado apenas unos días;-) Grandísimo ese Tránsito, que caminará muy lejos, ya verás.
Muchos besos.

Olga Bernad dijo...

Durrell… yo sé de tu buena intención al decir eso, pero los versos están bien donde tienen gente que quiera leerlos. Sabes que mi manera de respetar el blog es hacer cada entrada con el mismo interés que si fuese a publicarse en el mejor papel. Era mi única opción. Y el blog permite cosas que en un libro no son posibles. Sin embargo, publicar ahora este libro es para mí una alegría enorme. Me gusta que también lo sea para ti. Mil gracias.

Olga Bernad dijo...

Fernando, gracias, me llega ese mayúsculo rugido de pantera;-)

Olga Bernad dijo...

Diego, mesié, tu comentario me recuerda unos versos de Ausías march “Velas y vientos cumplan mi deseo:
harán caminos por la mar dudosos, etc;-) Ojalá el viento sople favorable para esta vela de gavia.
Salu2

Olga Bernad dijo...

Sara, me encanta que os guste el título. Ojalá pudiese entregarte el libro yo misma en mano, me encantaría. Me gusta pensar que va a llegar tan lejos. Alguno más habrá por esa Irlanda de mis amores. Un beso.

Olga Bernad dijo...

Antonio Rivero Taravillo, tú tienes camarote de honor en la nave, nada de grumete o polizón;-) Agradezco enormemente tu compañía, tu amistad, y ahora ese prólogo que ya siempre irá unido a mi Nostalgia. Un beso.

Olga Bernad dijo...

Gómez de Lesaca, me viene muy bien que nos traiga usted el recuerdo de Conrad, por el título de la colección y porque yo, siendo de secano, tengo una querencia enorme por el mar. En el fondo, siempre he querido ser marinero en Marsella. Como prueba y agradecimiento, le dejo estos jazmines sobre el mar que espero comparta conmigo;-)
Gracias por leer, ya sabe que hago lo propio.

Olga Bernad dijo...

Manuel, mil gracias por tus deseos y la felicitación.
Un abrazo muy fuerte.

Olga Bernad dijo...

Aurora, condesa, para que luego digas que no me llegan tus comentarios. ¡Esta vez me han llegado los dos! Ahí se quedan, que no sé cuál elegir;-)
Lo celebraremos pronto en Madrid, esta vez sí, tengo que contarte…

Olga Bernad dijo...

...y Mery, mi morena, mil gracias también a ti. La creación poética no es nunca imparable, pero sí indescifrablemente caprichosa, y es tan difícil forzarla como pararla. Tiene sus épocas y nunca sabemos lo que van a durar. Esta ya ha quedado aquí, recogida y, a la vez, liberada, en esta vela de gavia.
Gracias por tu enhorabuena y un besazo.

Olga Bernad dijo...

Repito el enlace para GdL, que no funciona: no está bien regalar unos jazmines y que no puedan recogerse. A ver ahora.

samsa777 dijo...

¡¡¡Felicidades!!! ¡Qué alegría!

Hernán Díaz de Leyre dijo...

Enhorabuena, querida Olga. Lo leeré con cariño.
Un saludo,
Hernán

Olga Bernad dijo...

Muchas gracias, Francisco. ¡Sabes que ya tengo un aviso para que recoja tu Peligro de vida! ¡Aleluya! En cuanto lo tenga en la mano te doy noticias. Esta trìple coincidencia tenemos que celebrarla con el simpar Juan Manuel, con Antonio y hasta con Hernán, si quiere venir;-)

Olga Bernad dijo...

Jejejejej, pero qué majo es usted (y qué Grande;-) Hernán, con lo estirado que a mí me parecía... Gracias.

Angós dijo...

Felicidades, Olga. Como diría nuestro Adrián "estoy muy contento de ti". Siempre. Pero ahora además estoy muy contento por ti.

Olga Bernad dijo...

Yo estoy muy contenta de que estés, así en general;-)
A Adrián le ha encantado el color, aunque prefirió el de los cuadritos porque le pareció que eran para pintar. En fin, cada uno les ve sus cosas a los libros...

Blackbird dijo...

Brindemos por vos y por la literatura
¡Chin-Chin! (con cava, elegiría)

¡No son tan malos los tiempos para la lírica!

Gemma dijo...

Enhorabuena, querida Olga. Tendrás que volver pronto a Barcelona para presentar tu nuevo libro... :-)
Un besazo

Olga Bernad dijo...

Black, brindaremos muy pronto, con lo que tú quieras, esa cafetería (sin humos, vaaaaa;-) nos espera...
De momento, yo hoy voy a beberme un poquito de ese single malt que guardo para las ocasiones.
¡Salud!

Olga Bernad dijo...

Gemma, sister2 (menos descastada que la primera, que aún no ha venido, menos mal que te tengo a ti;-)creo que sólo haré la presentación "obligatoria" en Zaragoza. Pero en Barcelona, con ocasión de la presentación de Yin y Espectral, cené el pasado viernes con mis amigos de La Cigale, y seguramente volveremos para mayo. Iba a escribirte para decírtelo. ¡Espero que no estés otra vez por esos mundos de Dios!
Kisses.

Miguel Estrada Pérez-Carasa dijo...

Enhorabuena, Olga.
Que preciosidad de libro.Y que título tan precioso, tan tuyo. No me cuesta nada reconocerte, saber quien escribe el poemario.Solo tú llegas a esa profundidad de la satisfacción literaria,nada más comenzar.
Naturalmente,será un libro de gran éxito.
Ay,y yo temblando como un novio que espera verte muy pronto en Sevilla. Ojalá que la primavera se anticipe y el buen tiempo te permita disfrutar de la ciudad y de todos tus amigos.Y que continúe la celebracion del libro entre nosotros.
Un abrazo muy fuerte.Felicidades. Salud.

José María JURADO dijo...

Felicidades, de entrada el título es precioso.

Alfaraz dijo...

Pensaba, Olga, que este nuevo hijo tuyo sería de los que no creo que leyera en e-book. Pero no lo descartemos.
Enhorabuena en cualquier caso.

Bss.

.

Sombras Chinescas dijo...

Mi más sincera enhorabuena por el alumbramiento.

Un abrazo.

veridiana dijo...

Juegas con el color, en las portadas de tus libros,y me encanta también este violeta.
Es una suerte para mí,haberte encontrado.

¡¡Felicidades!!

Besos

Belén dijo...

Enhorabuena Olga. ¡Esto va viento en popa! Me alegro un montón de tus éxitos. ¿Ya está en venta? Me lo dices que lo compraré, vale?

Anabel dijo...

Y es que no paras, hermosa. Enhorabuena. Tengo ya unas ganas tremendas de tenerlo entre mis ojos.

¿Para cuándo la presentación? Dilo con tiempo, anda, que si puedo iré.

Besos, poetisa,

Anabel

Olga Bernad dijo...

Miguel, qué cosas dices! Lo pasaremos bien en Sevilla, y el tiempo acompañará, seguro. Y, si no, yo estoy muy acostumbrada al cierzo, al frío, al calor y a lo que haga falta. Ese título es muy mío… y lo que lleva dentro, también. Gracias por acogerlo con tanto calor.
Salud.

Olga Bernad dijo...

Soy muy partidaria de los títulos, José María. Siempre quise titular un libro Arde el mar, ay, pero a otro se le ocurrió antes;-) Dejando ese aparte, Nostalgia armada era mi segunda opción;-)
Muchas gracias por tu felicitación.

Olga Bernad dijo...

Léelo como tú prefieras, Alfaraz, yo no tengo prejuicios, aunque el libro es… el libro. Lástima que no lo tenga en la mano (Javier tenía tantas ganas de hacerlo público que lo ha sacado en la página de Siltolá no sólo cuando aún no ha llegado a las tiendas, es que no lo tengo ni yo;-) porque, de tenerlo, os lo hubiese fotografiado quitándose la camisa. Sí, lo que veis es una camisa que envuelve un libro blanco con las letras de color malva, una especie de negativo blanco de sí mismo, su interior. Yo te regalaré uno así si tú te lo llevas en e-book;-)
Bss.

Olga Bernad dijo...

Muchas gracias, S.C. Realmente, es lo más parecido a un alumbramiento, sí;-)
Un fuerte abrazo.

Alejandro dijo...

No creo que yo tenga un sexto sentido para la poesía, pero quizá sí para la geometría, Olga. La portada del libro, además de bella, me parece de proporciones elegantes, algo más estilizada -incluso, que me he encargado de comprobarlo- que el venerado rectángulo áureo.

Todo autor sueña con ver sus obras publicadas y tú has tenido la suerte -muy merecida, por cierto- de dar con dos editores que miman los libros como se merecen.

Tengo entendido que dentro de poco vienes por aquí. Prepara el bolígrafo, que tengo un par de ejemplares (tres, si este llega a tiempo) a los que solo le falta la dedicatoria.

Mi enhorabuena, de nuevo, Olga.

Olga Bernad dijo...

Veridiana, a la respuesta dejada para Alfaraz me remito;-) El libro, realmente, es justo el negativo de lo que veis: su portada es blanca blanquísima con las letras violeta. La envoltura protege y da color a esa blancura.
La suerte es mía por contar contigo. Gracias por la felicitación.
Besazo.

Olga Bernad dijo...

Belén, aún no ha llegado a las tiendas; pero, bueno, así lo esperamos juntas un tiempo.
Sé que te alegras, como yo de los tuyos. Es una suerte compartir cotidianeidad y espera con vos, rubia.

Olga Bernad dijo...

Ay, Anabel, con las presentaciones tú y yo no acabamos de acertar;-) Seguro que esta vez es posible. Será un honor darte un libro en mano. Ni siquiera he pensado fechas, el libro aún no ha llegado a las tiendas. Igual lo dejo para mi cumple, allá por fines de marzo… de momento, no pienso en ello. Bastante tengo con lo que tengo;-)
Besos y mil gracias, guapa.

Olga Bernad dijo...

Alejandro, yo también tengo una curiosa manía geométrica. Me encantan las matemáticas en general. Son musicales. Hasta el punto de que incluso los comentarios procuro responderlos uno a uno y, de no ser posible inmediatamente, los dejo para responderlos en orden… cuando se me “cuela” uno, como vos ahora mismo, siento una especie de no lo sé, casi pena por no tenerlo todo en orden;-) Creo que este libro guarda unas proporciones perfectas. Me gusta mirarlo. Me gusta que guarde mis poemas y quisiera que para los demás fuese algo que guardar. Al menos, una especie de soporte de vuestra memoria si los leéis y deseáis volver a ellos alguna vez. Con los editores he tenido una suerte inmensa, tanto Siltolá como Paréntesis, al igual que la ya reputada Olifante o la recién estrenada Nuevos Rumbos son editoriales que cuidan al máximo sus libros. Y, sí, yo iré a Sevilla bolígrafo en ristre, que esta vez toca conocernos.
Mil gracias y un abrazo.

MªTeresa Gómez Puertas dijo...

Hay Olguita ya te veo trabajando en el siguiente....tengo unas ganas de tocarlo...Enhorabuena porque lo tuyo es un no parar.
Besos

Olga Bernad dijo...

Y va con sorpresa para usted!
No estoy exactamente trabajando en el siguiente, voy escribiendo y ya veremos. Aún no lo he tocado ni yo, compa. En cuanto llegue, te aviso.
Besos.

Maria Luisa dijo...

Querida Olga-
¡ TE LO MERECES, TE LO MERECES!
Esta es nuestra Olga,.
¡TODO POESÍA!

Te quierooooo.
ENHORABUENA, ENHORABUENA.

Olga Bernad dijo...

Gracias por el entusiasmo, María Luisa. Aunque no, qué va, de "todo poesía", nada. Sólo a veces y aun algunas de esas veces, de bien extraña manera;-)
Pero muchas gracias.
(y mis mejores deseos para ti, reina)

entrenomadas dijo...

Felicidades, Olga. Me encanta el color de la portada, el título y con toda seguridad la poesía que anida entre sus páginas.

Bravo!

Kisses,

Marta

Olga Bernad dijo...

¡Gracias, Marta!
No sé si me habrá llegado para la lectura del 19 en la Campana, en cualquier caso, llevaré los poemas, y allí nos tomamos algo para celebrarlo!
Kisses.

enrique dijo...

Muy bienvenida sea esa nostalgia armada.
Seguro estoy de su gran éxito editorial y de la alta calidad de sus páginas.

Entre tanta grisura, da gusto ver colores tan vivos...

Olga Bernad dijo...

Espero que te guste, Enrique; los habituales conocéis ya parte del recorrido, pero un libro es otra forma de estar para los versos.
Muchísimas gracias.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Querida Olga: la colección ha quedado estupenda y me alegro de que tu nostalgia armada (estupendo título) la inaugure. Y mis bendiciones para el libro.

Olga Bernad dijo...

Muchas gracias, Jesús, sí que ha quedado bonita. Me encantan los libros con camisa (ya que no pueden llevar medias;-)
Gracias por tus bendiciones, ex corde.
(Tenemos unas cuantas cosas pendientes de celebrar en Sevilla, de todos: esa preciosa antología de los niños, el libro de J.A., el futuro en general, lo que se te ocurra... que tiemblen las botellas de vodka caramel).

Julio Castelló dijo...

Anticipo el placer de leerte...

Olga Bernad dijo...

Gracias, Julio!
Espero que lo disfrutes, aunque habrá que esperar un par de semanas!
Te avisaré.

EMILIO CALVO DE MORA dijo...

Enhorabuena. Escribir y publicar, qué cosas más distintas. Repito: felicidades, compañera...

Olga Bernad dijo...

Distintas y bien diferenciadas: mejor no escribir pensando en publicar. Primero, escribes; luego,(a lo mejor) publicas. Entonces lo celebras... y ya no tienes nada más que hacer. No es asunto de uno.
Gracias por la enhorabuena, Emilio, se agradece mucho.

santi dijo...

No es que te tengamos fe. Te alabamos y glorificamos, Oh Olga que nos haces ser mejores con tus textos y con tu amistad.

Olga Bernad dijo...

Jejejejejej, majo, esto no lo puede leer en su tono adecuado quien no conozca tu vena artístico-somarda;-)
Pero mersí bocú, no me extraña nada que siempre me recuerdes a los curas que aparecen en los cuentos...

Iseo dijo...

Enhorabuena Olga!!!
Me acabo de enterar, porque me ha avisado Black. Hoy me incorporo al trabajo después de dos semanas desaparecida. Tengo muchas ganas de leer el libro y regalarlo. Luego te llamo. Besos

Olga Bernad dijo...

¡Iseo,qué ganas de verte y contarte! ¿Vendrás a la Campana el sábado? Esa Uni, cómo explota a sus trabajadores;-))))
Besos (y gracias).

Izarbe dijo...

Después de mucho tiempo desaparecida, vuelvo para desearte la mejor de las suertes con este nuevo trabajo, que pinta, si cabe, aún mejor que el anterior, me encanta el diseño y el título, y espero leer pronto el interior. A ver si podemos darte la enhorabuena pronto, nos hacemos todos los remolones...
Un abrazo

Olga Bernad dijo...

Cuesta mucho ponerse de acuerdo! Gracias por tu reaparición y tus buenos deseos;-)
Oye, a ver si lo intentamos para el jueves, que ya toca.
Abrazos varios a repartir por ahí.

Miguel Baquero dijo...

Cuánto me alegro. Espero que tenga toda la repercusión posible. Te deseo lo mejor con él.

Olga Bernad dijo...

Los que hacemos poesía tenemos muy claro el tema de la repercusión, creo yo. Es siempre muy poca.
Pero, bueno, publicar este libro e ir sumando algunos lectores (entre los que espero te cuentes)es ya bastante alegría.
Muchísimas gracias, Miguel.

NINGUNO dijo...

Pinta bien el libro... y el título, será una sorpresa la lectura y un placer.
Mariano Ibeas

Antonio Azuaga dijo...

Enhorabuena, Olga, enhorabuena por todo. Y perdóname: tu Nostalgia armada no se merecía este retraso, hijo de mi dejadez. Siempre estoy en deuda contigo y lo único que hago es aumentar su cuantía y abusar de tu confianza.
Soy un desastre, Olga. Sólo me tranquiliza pensar que tu libro no necesita ni de mi reconocimiento ni de mi celeridad en manifestarlo para ser un grandísimo poemario, al que auguro, o en el que, como te dije, huelo, “más gloria de la que puedes imaginar.” Y puedo hacer este pronóstico porque tú me regalaste la inmerecida oportunidad de conocerlo cuando aún estaba en el “paritorio de las imprentas”. Comprende que, habiendo sido beneficiado una vez más por tu amistad y cariño, me duela llegar tan tarde al aplauso de su nacimiento público. Perdóname.

Un beso y larga vida a la reina, que, naturalmente, sois vos y vuestra obra, mi Señora Doña Olga.

Alfredo J. Ramos dijo...

Noraboa, Olga. Seguro de «Caricias perplejas» a esta «Nostalgia armada» hay un hilo de seda o, quien sabe, y quizás porque el título me trae a la cabeza la imagen de Atenea emergiendo de la testa de Zeus, el tatuaje de círculos concéntricos que el paso ilusorio (y obsceno) del tiempo va roturando en el interior de las almas sensibles y los cuerpos vívidos. O sea, que será un placer leerlo, seguro.

Olga Bernad dijo...

Mariano, en él se incluyen algunos poemas que ya has leído, como Puro Azar o Belchite 2002. Espero que los demás también te gusten!
Lo hablaremos tomándonos algo (claro que yo interrumpiré la conversación para salir al fumarme algún cigarrillo;-)

Olga Bernad dijo...

Pero, querido Antonio, ¡qué voy a tener que perdonar! Si sabes cuánto te agradezco tú fidelidad aquí y fuera de aquí, como lector casi primero de la Nostalgia y como lector primero de mi primer poema. Contar contigo es bueno para mí, tener esa confianza (la que tú me has regalado). Con la misma puedes entrar o salir de esta casa sin horarios ni prisas ni nada. Siempre es una alegría recibirte. Hoy un poco más, es verdad, las cosas buenas hay que celebrarlas... pero celebrarlas con quien quieres es ya el mayor de los lujos.
Así que gracias a ti, por tu lectura, por tu manera de sentir las cosas y por todo.
¡Y gracias por lo de reina! Está bien que me hayas concedido reinado (de eso no tenía). Lo llevaré con dignidad;-)
Un beso, maestro.

Olga Bernad dijo...

Moitas grazas, Alfredo. Algún hilo entre las Caricias Perplejas y la Nostalgia armada habrá, a veces de seda y otras de acero o zarza o vaya usted a saber;-)
Atenea, qué curioso, esa muchacha armada que nació de tan rara manera, tan adulta, tan virgen, tan guerrera. Me hubiese encantado que tu visión me llegase antes. Le hubiera escrito un poema de mi Nostalgia.
Voy a soñar con mitos porque es tarde y ahora ya todo está hecho. Pasó el tiempo;-)
Ojalá te guste, Alfredo, como a mí tu comentario.

Cristian dijo...

Enhorabuena Olga!!

Fantastica esta progresion, gran trabajo !!

Un besazo.

Olga Bernad dijo...

¡Cristián! Qué alegría.
Muchas gracias, os avisaré cuando lo tenga, es ya cosa de una semana, y muy pronto estará en las librerías. Iré informando.
Besazo.

Anónimo dijo...

Hola, he tratado de correo electrónico usted en relación con este post, pero aren? T capaz de llegar. Por favor, un e-mail cuando recibe un momento. Gracias.

Olga Bernad dijo...

Sí, tengo un correo de contacto público en mi perfil y al final de la etiqueta "Acerca de mí".
Mi correo público es:
cariciasperplejas@gmail.com

gbp dijo...

Enhorabuena cariño! Deseando tenerlo entre mis manos y añadirlo a mi colección preferida, otra joya!.
Llego muy tarde, ya lo se (asumo lo de descastada), pero a tiempo de desarte ¡mucha m...! para mañana. Vas a estar estupenda,no necesitas muchos esfuerzos para conseguirlo, cuando hay calidad, hay calidad...
Me muero de ganas de verte y darte un abrazote.
Besitos

Olga Bernad dijo...

Uf, ¡esta vez sí que me hacía falta!
Vaya día llevo. Ya es hora de que te conectes, maja. Cómo me gustaría tener tus tablas, pero en fin, con lo que hay es con lo que tenemos que trabajar. Lo de mañana me preocupa. Me sigue dando pudor o algo, y también sentiría no hacerlo bien por los poemas. No sé. Los leeré como los escribí. Procuraré no pensar en nada más.
Mañana te cuento.
Kisses.

Aitorchu dijo...

Enhorabuena Olga.

Olga Bernad dijo...

Muchísimas gracias, Aitorchu y familia;-)

Carlos Fernández Silva dijo...

Qué alegría! Será mejor ir haciendo un estante Bernad en casa. Un beso.

Olga Bernad dijo...

De momento te servirá uno no muy grande;-) Pero sí que es una alegría, Carlos.
Gracias por alegrarte conmigo. Yo de lo que me alegro es de tu vuelta por la blogosfera ¡Se te echaba de menos!
Un beso.