lunes, 28 de febrero de 2011

En la campana de los perdidos



El pasado sábado 19 de febrero asistí, invitada por la Asociación Aragonesa de Escritores, a una de las veladas de lectura y música organizadas en el ciclo de invierno de Poesía para perdidos.  Fue un placer compartir la noche con Antón Castro y los chicos de Deep in Blue.  A pesar de un inoportuno catarro que me dejó la voz para el arrastre, la cercanía del público, el buen ambiente, unas gominolas mágicas de Marta Navarro -al quite con su milagroso jengibre australiano-, nuestro encantador y común amigo Chesús Yuste-compañero además de publicación en la sevillana Paréntesis-, la presencia de otros escritores: Fernando Sarría, Manuel Forega, Luisa Miñana, la cálida Ana Alcubierre, a la que conocí en la presentación de YIN en Barcelona, Reyes Guillén, Fran Picón, (mucha gente sentada incluso en las escaleras a la que no distinguía desde el escenario y con la que no pude hablar después, pero me escribieron luego) y la compañía de algunos amigos, hicieron posible que me sintiese bien, contenta de poder compartir así –tal vez de la forma más cercana a su origen- la poesía.  La poesía y la noche.  Recuerdo especialmente a una chica que me paró precisamente en la escalera, cuando yo subía a fumar, una desconocida que no era de Zaragoza y había llegado a la Campana de los perdidos esa noche por casualidad.  Recuerdo sus palabras.  Es curiosa la conexión que puede producirse en estos casos.  

Comenzamos con la generosa y detallada presentación que Miguel Ángel Yusta hizo de cada uno de nosotros, a modo de bienvenida e introducción.  Me tocó ser la primera en leer, después aprendí y disfruté de Antón, de su poesía y su manera de comunicar y, finalmente, me relajé y me divertí con las canciones de Deep in Blue.


Antón Castro-La Campana de los perdidos 19/02/11- La foto es de Aloma Simpé. 
Tanto Antón como yo teníamos libros muy recientes.  Él trajo su Paseo en bicicleta –Olifante acababa de sacarlo a la calle esa misma tarde-; yo fui con Caricias perplejas y con las pruebas de imprenta de Nostalgia armada.  En Siltolá me han dicho que este sábado, con ocasión de mi viaje a Sevilla, tocaré los primeros ejemplares.  Espero que esté muy pronto en las librerías. 

Dejo a modo de recuerdo un par de poemas(AQUÍ y AQUÍ), a pesar de que el sonido no es muy bueno.  Es una manera de compartir también el momento con los lectores del blog.  Últimamente no dejo constancia de cosas que para mí son importantes: las presentaciones de YIN en Zaragoza y Barcelona se quedaron sin su entrada, igual que la presentación del libro de relatos Suegras.  No sé exactamente por qué.  Tal vez por una especie de pudor o miedo a celebrar demasiado.  Pero sí, creo que es mejor hacerlo.   

2 de marzo:  David, de Panda de Tolos, me regaló amablemente el vídeo con toda la grabación de la noche. Yo no podía colgarlo por ser muy extenso, pero él ha puesto una selección en su estupendo blog.  Nunca se parece a estar, sin las pausas para hablar con el público y con lo rara que se ve una ahí, pero espero que os resulte menos complicado que escuchar los poemas en el goear.  Mil gracias, David. 


50 comentarios:

Dyhego dijo...

OLGA:
Me alegra mucho que todo fuera bien.
No puedo escuchar ninguno de los dos poemas. ¡Qué pena!
Salu2.

Olga Bernad dijo...

¡Lo mismo me ha dicho Gemma, que me acaba de escribir! Yo sí los oigo; voy a intentar solucionarlo poniendo también el enlace para hacer click sobre él...
Veremos (y, tal vez, oiremos;-)
Gracias por avisar, Diego.
Salu2.

Dyhego dijo...

Hola de nuevo, OLGA:
He podido escuchar el de los ojos de los muertos, pero sólo una vez. Cuando lo he intentado por segunda vez, ya no he podido. Y en cuanto al del vino, no he podido siquiera.
A ver si pudiera ser.
Salu2.

Olga Bernad dijo...

Yo también he comprobado que, si entro a través de los enlaces, no puedo volver a escuchar el mismo poema ni escuchar por primera vez el otro, pero si me salgo y vuelvo a entrar, sí. Misterios. Bueno, espero que al final puedas oírlos, aunque la voz se me nota muy mal, hay mucha diferencia con la entrevista en Aragón Radio. En fin, ahí se quedan de recuerdo de una noche muy especial.
Salu2, mesié.

Miguel Estrada Pérez-Carasa dijo...

Yo tampoco escucho nada.
Bueno, si puedes arreglarlo...son pocas las ocasiones en las que podemos oirte recitar tus poemas, y es una pena que se frustre este interés que todos compartimos. Por otra parte, también es una gran alegría saber, acompañado de fotos, lo bien que salió todo.
Muchos besos, y mi enhorabuena.

Durrell dijo...

He podido escucharlos desde los enlaces tras varios intentos. Tu voz transmite una espléndida naturalidad y una fuerza tremenda junto a una especie de dulzura escondida que no hace ni una concesión a lo teatral. Como tus versos.

Olga Bernad dijo...

MIguel, yo no sé qué puedo hacer. El enlace está bien y yo los oigo. Quizá pregunte mañana a ver qué puedo hacer;-(
Por cierto, no encuentro tu blog ni tengo dirección tuya. Escríbeme a mi dirección de contacto, anda, o manda un comentario que no publicaré. Es para lo de Sevilla. Cuando me paro a hacer estas cosas no es hora de llamar por teléfono, y no quiero llamarte en el último momento y que no podamos tomarnos al menos un café.
Salió todo muy bien, es verdad, eso me anima para las siguientes lecturas (que siempre me hacen sufrir;-)
Un beso y buenas noches.

Olga Bernad dijo...

Durrell, muchas gracias. Me alegro de que tú sí los hayas oído. Es muy bonito lo que dices. Y, sí, preferiría no hacer concesiones, ni a lo teatral ni a muchas otras cosas. Me gustaría mantener limpios los poemas y todo lo que tiene que ver con ellos. Me alegro de que eso se transmita de alguna manera u otra.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

buenos,Me Disfruta su pagina,muy informativo, Te falta sólo una herramienta de traducción el resto tudo ok!También me encanta trabajar en blogs y jugar al poker en la red... No se si te gusta de Poker, jo ha passado aqui para ayudes pero jo ha arranjado um bonus sin deposito de poker ayer,Puedo dejar la dirección aquí es http://www.dinerogratispokeronline.com/ ahora lo problema es que jo no sé que jugar heads up o Double or Nothing?.......no sé mucho de estrategia de Poker!
Adios
excusa mi horrible espanol!
PS: Yo estoy de vacaciones en Barcelona y Lo estoy gustando mucho! sin depositar ahora la question es que jo no sé que jugar cash game o tournments?.......no sé mucho de estrategia de Poker!
abrazo

Gemma dijo...

"La realidad afina sus contornos..."
Ya pude escucharlos yo también. Hay que intentarlo varias veces, pero siempre vale la pena -esa es la verdad- oírte recitar tus propios versos.
Un abrazo muy fuerte

Pepa dijo...

Para mí también fue un placer compartir la velada del sábado. Por la campana había buena poesía, buena música y buenos amigos.
He vuelto a recordar esa noche al escuchar de nuevo tus poemas ¡Enhorabuena! y besos

Olga Bernad dijo...

JO. El traductor de google es divertidísimo. Lo siento, anónimo, no juego al póker.

Olga Bernad dijo...

¡Me alegro de que por fin hayas podido escucharlos, Gemma, aunque lamento que haya que insistir!
Recuerdo tu tranquilizadora presencia en aquella primera lectura en Barcelona (vuelvo ya seguro en mayo, te escribiré pronto por ese asunto y otras cuestiones).
Un besazo, sister.

Olga Bernad dijo...

Pepa, gracias por venir, un par de buenas amigas son siempre la mejor de las compañías. Iseo, tú y Angós siempre ahí, en primera fila. Mil gracias, guapa. Comemos cuando vuelva de Sevilla y así os llevo el libro nuevo! Me perderé la cincomarzada zaragozana este año, pero tú, con ese nombre de Constitución y unas cosas y otras, defenderás la plaza del francés y de lo que haga falta;-)
Besos

entrenomadas dijo...

Pedazo de crónica, Olga.
Estuvo todo muy, muy bien. Una noche especial, diría yo.

Y ya sabes que mi jengibre es tuyo siempre que lo desees, faltaría más.

Y otra cosa, no te cortes y escribe sobre todo lo bueno que te pasa. Celebrar las cosas buenas que nos pasan es muy saludable. Mi lado budista sale a flote en este comentario, pero es que la vida hay que celebrarla.


Kisses, Olga


Marta

Olga Bernad dijo...

Bueno, eso creo, que es bueno celebrar lo que te hace sentir bien, pero también parece a veces que tuvieras que pedir perdón. No sé. Es difícil de explicar. Quizá sea tema o inspiración para una entrada.

Yo es que no tengo lado budista, igual debería empezar a tenerlo;-)

Gracias por el jengibre y la compañía, Marta. Y por esa manera de leer tan dulce que días después pude escuchar en la sala Albéniz (cuánto se aprende escuchando).

Kisses.

Dyhego dijo...

OLGA:
Ahora he podido escuchar las tres grabaciones, aunque la de la radio ya la conocía.
Salu2 y gracias.

Miguel Estrada Perez-Carasa dijo...

Ay no puedo escuchar ni ver tu recital de versos. Lo siento mucho.
Cuánto admiro a los viscerales poetas de talento; y posiblemente, también,y la calidad humana de los autores como la tuya. Aunque yo te asigne una voz que a ti, te resultara extraña,para mí es la habitual.
Recuerdo tu voz de aquel recital en Sevilla.Y,desde entonces,la admiro, me ayuda con la comprensión de algunos de tus textos.
Un verdadero placer, Olga.
Casualmente, acabamos de enviarnos mensajes por el movil con la dirección de nuestros correos. Buenos auspicios. Estoy deseando tener tu compañía, dentro de nada.
Un fuerte abrazo.
Lo reitero, te espero emocionado. Ya sabes de aquellos ataques de lirismo que al pobre Lorca le producian dolores de cabeza. Ojalá Sevilla te satisfaga hasta ese punto.
Besos.

Miguel Baquero dijo...

Me alegro mucho y espero que lo celebres durante mucho tiempo, ¿por qué no? Te lo has merecido

Olga Bernad dijo...

¡Me alegro, Diego!
La entrevista la incluí porque el archivo de la radio al que la tenía enlazada ya no existe, y era una forma de guardarla. Se nota que entonces no estaba acatarrada;-)
Gracias a usted, mesié, por el interés.

Olga Bernad dijo...

Ay, Miguel, yo no sé a dónde has mandado el mensaje pero a mí no me ha llegado nada´;-) Utiliza el correo que te he mandado o el móvil, tú no estabas disponible cuando he llamado. Sentiría no poder saludarte, con todo el interés y la generosidad que regalas por aquí siempre.
Bueno, como tú ya conoces mi voz por la presentación de Sevilla, las grabaciones no te dirán nada nuevo (de hecho, resulta un poco irreconocible;-) aunque siento que sea tan difícil escucharlas.
Un fuerte abrazo y hasta pronto.

Olga Bernad dijo...

Muchas gracias, Miguel Baquero. Es verdad, es mejor celebrar nuestras cosas, pero lo curioso es que las buenas noticias siempre parecen fastidiar a alguien, y tiendo a evitarlas o juntarlas o pasar casi de puntillas sobre ellas. En fin.

Angós dijo...

Tonterías. Ni caso. A lo tuyo.
Estoy orgulloso y estuve orgulloso el sábado y siempre de estar a tu lado.
La grabación no recoge lo triste y profunda que sonaba tu voz (incluso más con el catarro)

Olga Bernad dijo...

Y yo de que me acompañes.
También aquí, con lo poco que te gusta el Internet Dichoso;-)
Gracias por estar.

Juan Manuel Macías dijo...

Una delicia escucharte, como siempre. Ya me hubiera gustado estar allí. Yo sí lo puedo escuchar, será por el linux...). "Como dije en más de una ocasión" (perdón por la frasecita, con su carga de egoscopia ;-), me reafirmo en que la poesía es un misterio que sucede en la voz de otros. Y que así sea siempre!
Besos, y enhorabuena
P.D.: la foto de la cabecera muy buena: parece un LP de los de antes.

Olga Bernad dijo...

Veo ahora que tu comentario llegó mientras yo me peleaba para publicar el vídeo (la tecnología y yo, qué horror;-) Espero que el vídeo sí puedan al menos oírlo todos... incluso sin LINUx. Me tengo que pasar a esa cosa, pero no sé, es la triste verdad;-)
Cada voz hace un poco nuevo el poema, a mí no me gustan las grabaciones salvo por el asunto del recuerdo, pero sí me gusta escucharlos en vivo, es realmente un misterio que sucede en cada voz.
Y, vaya, ahora que lo dices sí que recuerda a aquellos LPs, micrófono en ristre;-))))
Gracias, Juan Manuel, nos escucharemos pronto.
Besos.

Blimunda dijo...

Olga, creo que has entrado en la trayectoria de un sueño real.

Los poemas me han llegado muy adentro, sobre todo "Isla".

Enhorabuena y gracias.

Olga Bernad dijo...

Esa trayectoria tiene sus luces y sus sombras, sus aprendizajes agradables y sus "no tanto", pero lo importante es el momento en que yo escribí la isla y el momento en el que fue capaz de "llegarte". Y que esa isla sea algo en tu memoria, y no porque yo lo desee, sino porque ella se sostenga sola entre otras muchas palabras.
Gracias a ti.

veridiana dijo...

¡Pero qué guapísima estás,Olga!y lo dices de una manera...
Me hubiese gustado "perderme" con esa gente que te admira.

Besitos

Olga Bernad dijo...

Procuro decirlo como lo pienso al escribir, pero es muy difícil; no es exactamente declamar pero tampoco simplemente hablar. Tengo muy claro cómo me gustaría oírlos en mi voz. Cuando los leen los demás, es distinto, considero que tienen la misma libertad que al leerlos en soledad, toda la libertad para interpretar "su" poema.
Ojalá hubieses estado en Zaragoza.
Creo que el 8 de abril vamos a Madrid a presentar YIN. Si puedo asistir, tal vez sea posible encontrarnos.
Besos y gracias, Circe.

Miguel Estrada Perez-Carasa dijo...

Ay,la informática no es mi fuerte, ni lo fueron las antiguas asignaturas de ciencias, que tanto me asustaban... bueno, hace ya un tiempo infinito.
¡Por fin, he podido escuchar y disfrutar de tus versos con tu voz en aquella velada!
Hermosísimo, Olga. Enhorabuena. Daba por perdido ese momento que atesorar, aunque estaba en mi memoria el recital de Sevilla. Aquel fue tan breve, que he podido resarcirme con este nuevo en "pantalla completa", disfrutandolo muchísimo.
Muchas gracias, Olga
Besos. ¡¡¡Te espero!!!

Olga Bernad dijo...

Bueno, al fin;-) No era muy partidaria de enlazar el vídeo aquí, me da bastante corte. Sin embargo, el hecho de que no pudieseis oír con facilidad los archivos de voz me ha decidido.
Al menos es un recuerdo de esa noche.
Gracias a ti, Miguel, como siempre.
Nos vemos.

Blackbird dijo...

Y sonaron las campanas, y se oyó fuerte y claro… pero yo no estaba.
Al menos me queda el placer de ver y escuchar el vídeo.
Sin duda eres tú, más tú que nunca.
Y lo mejor es disfrutarlo de poquito en poquito y escucharlo de nuevo y, como sabes, al final el poema no es tuyo, sino del que lo oye, que lo ha hecho suyo

Besos,

Olga Bernad dijo...

¡Yo me veo rarísima! Pero en fin, es toda una experiencia;-) Qué lástima que justo ese finde estuvieses fuera. Me escoltaron Iseo, Pepa y Angós. Te echamos de menos. Y allí me encontré con Marocha y sus amigos, y con un montón de público. Estaba lleno. Fue una noche estupenda, la verdad.
Los poemas siempre son de quien los quiera. No hay nada más.
Besos de buenas noches, Black, mil gracias.

Antonio Azuaga dijo...

Un placer elegante es algo poco común. Unir el goce con la nobleza, la sencillez y la gracia es empresa demasiado infrecuente. Sin embargo, Olga, uno cruza esta calle y se lo encuentra todo junto paseando por sus aceras.

Un beso y gracias por tu exquisita infrecuencia

Olga Bernad dijo...

Para elegante, tu generosidad.
Tampoco es tan frecuente encontrar gente de una pieza.
Siempre he procurado mantener esta calle lo mejor que he sabido, lo más limpia posible y con las aceras dispuestas.
Gracias por convertir tu paseo en costumbre, Antonio, y mi blog en uno de los lugares de tu vida virtual.
Un beso.

enrique dijo...

Felicidades!!
Mientras no sea en la campana de Huesca...

Olga Bernad dijo...

Nooooo! Esta campana fue faro sonoro que salvó muchas vidas en Zaragoza allá por el siglo XVI, y de ella tomó el local el nombre (también fue a parar a uno de mis poemas de Caricias perplejas: Al borde del invierno y la tristeza). Usted, tan aficionado a las historias de ciudades, tal vez no conocía ESTA.
Con gusto se la dejo;-)

Dyhego dijo...

OLGA:
Es un placer escuchar unos bellos poemas en voz de la autora.
¡Pues anda que si no llegas a estar resfriada...!
Un placer verte y escucharte.
Salu2.

Aurora Pimentel Igea dijo...

Me gusta mucho oírte, Olga. El sitio ¡vaya ambiente! Más noches así, más poemas, libros, ¡qué bien lo de "Nostalgia armada"!. Y que lo disfrutemos, que lo disfrutes, guapa. Un abrazo.

Mery dijo...

Este fin de semana tengo un pinganillo de movistar de poco alcance así que no puedo ver ningún vídeo.
Me alegra saber que pasaste una buena noche llena de palabras bellas y amigos alrededor. ¿Ya estás bien del catarro?
Yo voy encadenando uno tras otro, ahora con la sierra cuajadita de nieve ni te cuento.
Cuídate y sigue disfrutando tanto de la Poesía.
Un beso ( a ver si pronto puedo ver los enlaces)

merche marín dijo...

Hola Olga ( te llamas como mi hermana ) soy Merche, he leído el poemario Yin y me he apuntado tu nombre entre tanta maravilla de mujer para buscar más información sobre ti y tus poemas, pues me ha fascinado tu modo de escribir y me he quedado con ansiedad de seguir leyéndote. Desde hoy, bueno desde hace ya unas semanas, tienes una seguidora más.

maite mangas dijo...

Sentí mucho no poder asistir, Olga, Marocha me dijo lo bien que estuvo...espero ansiosa el libro.
Felicidades y un abrazo!!

Olga Bernad dijo...

Primero, disculpas a todos por la tardanza. Entre el viaje a Sevilla (qué estupenda ciudad, qué estupenda gente), el trabajo acumulado y asuntos personales, casi no he podido ni abrir el ordenador. Vamos a ello:

Esa voz casi me abandonó un par de horas antes, Diego, me tomé un montón de cosas para que aguantase... y se nota, pero bueno, son cosas que pasan, el anecdotario de las lecturas;-)

Olga Bernad dijo...

Aurora, el ambiente es muy bueno; te tendo que llevar si pasas algún finde en Zaragoza (cuando vos queráis, condesa;-) También tenemos pendiente una buena conversación, a ver si encontramos hueco en esta vida absurda que llevamos, echo de menos esas risas...

Olga Bernad dijo...

Mery morena, yo llevo un invierno maldito, empalmando catarros propios con los que me pegan los críos, con virus estomacales y con todo lo que pase por ahí. Pero nada, eso son nimiedades;-)
Espero que ya hayas podido ver y escuchar el vídeo y los enlaces.
Un besazo.

Olga Bernad dijo...

Merche, muy bienvenida por aquí y muchísimas gracias por tus palabras. Es bonito lo que cuentas de YIN, me gusta que la antología te haya traído hasta aquí. Considérate en casa.

Olga Bernad dijo...

Maite, enseguida le pregunté a Marocha por ti! El libro me lo he traido de Sevilla bajo el brazo, recién salido del horno, no sé lo que tardará la distribuidora a colocarlo en las librerías. Procuraré informar en la siguiente entrada (si algún día puedo escribir una siguiente entrada, de momento me estoy preparando un poco la lectura del jueves en la Facultad de Filosofía, a ver si te puedes acercar)
Un beso.

gbp dijo...

Bueno, por fin pude conectarme y tu video se ve y se escucha a la perfección. No sabes la pena que me da no haber estado allí. Ver el video no me sirve de consuelo sino de todo lo contrario, estas noches son para vivirlas en directo. Suenas maravillosa y desgarradoramente triste,no estoy segura de si me alegro de esto último como hermana pero como público me apasiona tu naturalidad.

Bravo!

Besicos

Olga Bernad dijo...

¡Qué alegría, Gemuchi! Bueno, más vale tarde que nunca. A ver si puedo colgar nueva entrada con alguna foto de Sevilla, del libro descamisado, de la lectura de ayer en Filosofía y Letras... A este paso casi la vas a leer desde aquí;-)
Es verdad que sueno triste, qué cosas, mucho más triste de lo que yo pensaba. A pesar de que un vídeo no puede mostrar exactamente el ambiente (aunque sirve de recuerdo) es bueno escucharse. Así son las cosas.
Kisses.