lunes, 21 de diciembre de 2009

Ars amandi


Al fin de la batalla,
y muerto el combatiente, vino hacia él un hombre
y le dijo: «No mueras, te amo tanto!»
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo…

César Vallejo


ARS AMANDI

Bajo la oscura piel de la armadura
llevo mi piel gastada de contiendas
donde el dolor, un pájaro dormido,
despierta de su siesta y me reclama
y sube hasta la voz de mi garganta.

Mi grito no es de odio ni de miedo:
es la conversación de las heridas
lo que queda flotando en la mañana.

Dentro de la batalla no hay silencio.
Los muertos aún parecen estar vivos,
su sangre se calienta en nuestras venas.
Hay momentos tan ciegamente cuerdos
que hasta en el corazón del enemigo
vivimos otra vida. Y otros sueños
cabalgan por el aire, otras miradas
levantan nuestros ojos hacia el cielo.
Pero ¿somos nosotros los del ruido?,
¿son ellos los que mueren y se matan?
Difícil distinguir entre la niebla
si los perros que ladran son los tuyos.

Sólo hay jinetes en la madrugada
-no veo lo demás o no me importa-
sobre cada caballo se sostiene
el nombre verdadero de un herido.

Olga Bernad

Para estos días que vienen, en los cuales tan fácil nos resulta querer a los que queremos, refugiarnos en los nuestros y añorar a los que nos faltan, tal vez el reto sería intentar comprender a los que nunca pensamos amar y todavía están aquí.
Feliz Navidad a todos.

89 comentarios:

Juan Manuel Macías dijo...

Eso es. Ése es el verso libre. Libre porque detrás está la libertad de un artista. Ese endecasílabo castellano, tan maltratado por los unos y los desotros, tú lo haces cabalgar en la mejor montura que puede tener un verso, la voz. Una voz segura, firme y nítida. Y así suena, como recién salido de la fragua. Como si lo hubieras inventado tú. Y aquí está, señores, la vanguardia: saber amanecer en un poema, como la aurora de Homero.

"Es la conversación de las heridas/lo que queda flotando en la mañana"...

Qué ilusión me hace encontrar este Ars amandi por aquí. Un año más, una navidad más, me reafirmo en dos verdades como puños: que el whisky nunca se debe mezclar con coca-cola y que eres una poeta como la copa de un pino. No "poeta de Zaragoza" (que también), sino poeta a secas con todas sus letras.

Feliz Navidad para ti, para Angós, para Victor y Adrián y todos los tuyos.

Besos.

Olga B. dijo...

Libre es, porque lo hago porque quiero;-) Lo demás es producto también de tu amabilidad, jeje. Pero bueno, cualquier día querremos hacer otra cosa y también nos daremos permiso. La única premisa es que la gracia nos acompañe, la gracia o algo así, y uno nunca sabe. De hecho, éste es un poema que siempre he dejado fuera de todos mis proyectos, una "rara avis" entre los míos, por tema, por intención, por no lo sé, pero va por libre. Como el whisky, no estaba para mezclas.
Por cierto, por aquí hay una botella esperándote, como te sigas poniendo malo cada vez que toque venir a Zaragoza, me lo voy a beber a tu salud;-)
En serio. Muchas gracias, Juan Manuel, acabar el año cabalgando no es poco. Hacerlo en tu compañía sigue siendo un honor, y un placer.
Muchos besos y muy, muy feliz Navidad también para ti y los tuyos, querido Haddock, poeta y capitán (y, a veces, maestre de jarcia).

Juan Manuel Macías dijo...

Bueno, y como he entrado a galope tendido en plan Errol Flynn, no te había dicho nada de esa "Virgen del suspiro", que me ha gustado mucho. Esos colores lucen muy bien con el nuevo fondo de esta casa (del cual tampoco había hecho mención).

Guarda esa botella de whisky, que nos la tomaremos en Zaragoza para el año que viene.

Más besos.

Olga B. dijo...

Ay, a mí lo que me hace ilusión del cambio de fondo es que he conseguido que se iluminen los enlaces, no me digas. Facilona que soy de ilusionar;-))
La virgen del suspiro, pobrecilla, con ese aliento brillante sobre el mundo negro, es de las que guarda lo que sabe en el corazón.
Yo te guardo la botella, va, que te debo el brindis desde la noche de Lucrecia.
Besos con recuerdos.

Maria Luisa dijo...

Querida Olga,
Como siempre una delicia leerte.

Estos días que vienen y nos traen momentos felices y también ausencias, te encuentro a falta en mi pequeño blog, seran las obligaciones, pues no quiero pensar que te has olvidado, ya que fuiste de las primeras en ayudarme a seguir. Lo cual agradezco mucho, mucho.

¡ FELICES FIESTAS !

Te quiero mucho , besos para todos.

Olga B. dijo...

María Luisa, no es el tuyo, son muchos los que tengo abandonados. Ya de por sí no comento en demasiados (auque leo muchos;-) pero empalmé la presentación del libro con la gripe A que invadió mi casa, con una acumulación de tareas en el trabajo debido a las múltiples bajas, con ensayos para el festival infantil del colegio (qué cosas tengo que hacer;-) con un par de compromisos de textos que debía presentar... hasta el blog se ha quedado con tres entradas este mes. Esta tarde he contestado correos que me enviaron hace tres semanas. Te aseguro que le quito horas al sueño, pero no llego; ya ves, son casi las dos y aquí estoy, y mañana me levanto a las siete;-)
Pero tú sabes que no te olvido. Sabes que me gusta pasar a ver cómo vas, no me olvido;-)
Mañana haré un tour de lecturas aplazadas, creo que voy a tener algo más de tiempo libre.
Felices fiestas, María Luisa, y gracias siempre por tu generosidad.

Fernando dijo...

felicidades en la palabra y en el silencio..besos.

Olga B. dijo...

Muchas felicidades también para ti, Luisa y todos los tuyos, Fernando.
Nos vemos.
Un beso.

Gemma dijo...

"Dentro de la batalla no hay silencio.
Los muertos aún parecen estar vivos,
su sangre se calienta en nuestras venas."

El recelo y el odio están hecho de una misma sustancia, es cierto. En cualquier caso, da gusto leerte muy despacio; quedarse con tus buenos deseos de versos alados.

Has puesto un fondo de penumbra que le va pero que muy bien a la calidez de tus versos (y a la acidez de tus dibujos, jeje).

Felices deseos, Olga

Olga B. dijo...

En algún momento hay que ver al enemigo como lo que seguramente es o llegará a ser: otro hombre cansado.
Gracias por leerme despacio, Gemma, y por venir con tus buenos deseos a estas caricias en penumbra. Me acabo de enterar que han suspendido el vuelo de mi hermana en Edimburgo. Llegaba esta tarde. Estoy tristísima, así que me consuelo con la visita de mi hermana virtual desde Berlín. Yo no sé cómo se os ocurre vivir por esos sitios...
Que pases muy felices días, Gemma, de corazón.

Durrell dijo...

Te he descubierto hace poco y estoy impresionado.
Enhorabuena y feliz Navidad.

Dyhego dijo...

"Jinetes de la madrugada"
Verso bien hallado.
Te deseo el doble de lo que tú me desees a mí, como leí en el trasero de una furgoneta una vez.

MªTeresa Gómez Puertas dijo...

¡¡¡¡Virgen del Pilar!!!!!! pero como puedes componer poemas tan buenos....no tengo ya palabras de elogio que brindarte,solo me queda volver a leerlo para saborearlo como se hace con los buenos vinos.
Y tu última frase para pensar.
Tenemos pendiente las fotos no me olvido...pero el tiempo es mi enemigo porque se escapa y no me doy cuenta.
Besos y Feliz Navidad.

Sergio dijo...

Fuerza y hermosura en tus versos, como siempre.

Felices fiestas para ti también, y que el viento del próximo año te sea favorable.

Abrazos sureños.

Araceli Esteves dijo...

Querida Olga, me ha gustado mucho tu ARS AMANDI, especialmente ese "hasta en el corazón del enemigo vivimos otra vida".
Te deseo lo mejor para el 2010. Y que sigas regalándonos tan bellos poemas.

Olga B. dijo...

Muchas gracias, Durrell.
Feliz Navidad también para ti.

Olga B. dijo...

Muy bueno, Dyhego. Pues, mira, te deseo todo lo mejor;-)))))
Y que sigas viniendo por aquí, es un placer contar contigo.

Olga B. dijo...

Eso es lo que piden los poemas: lectores. Por eso los sacamos, a pesar de las dudas y también del pudor. La lectura es el premio, siempre te lo digo; y saber que la disfrutas, mucho más.
Yo también he ido fatal, volveremos a quedar, don´t worry. Si no salen fotos, al menos nos echamos unas risas, que eso siempre nos sale, je.
Besazo, compa.

Olga B. dijo...

Esa fuerza, Sergio, cuántos quebraderos de cabeza me trae;-) Pero me gusta en los poemas...
Este año ha sido muy bueno: hoy he recibido una noticia excelente (para compensar el vuelo anulado de mi hermana, supongo). Con que el próximo sea igual, me conformo;-)
Y también con seguir por aquí, encontrando a gente tan estupenda.
Abrazos norteños y muy felices días.
(Por cierto, te debo algo, no se me olvida, ay...)

Olga B. dijo...

Me alegro muchísimo de que te haya gustado, Araceli. El corazón del enemigo es un misterio muy atractivo a veces. Y lo que él piensa de nosotros, también.
Lo mejor para estas fechas y para el año que empieza.
Un beso.

Sergio dijo...

No te preocupes, cuando tu quieras. Lo mío va lento, pero ya sabes que cuando esté contactaré contigo.

Abrazos nuevamente. Que os divirtáis en familia.

Olga B. dijo...

Vale, vale, chi va piano va lontano...;-)

José Luis Garrido dijo...

Felicidades, querida Olga, otra vez una buena ocasión para la poesía, la capacidad para hacerte y hacernos descubrir, identificándonos, con una preciosa retórica, en el mejor sentido, en la que se cuenta y se canta.

Un beso

Olga B. dijo...

Gracias, Luis. Estaba ahí apartado, solitario este poema. Me pareció que estos días era bueno recordar el arte da amar. Es un arte.
Un beso para ti y tu Sevilla preciosa;-)

Blackbird dijo...

Es demasiado fácil odiar, tendremos que leer a Ovidio o a Fromm, aunque a amar nunca enseñaron los libros.

Feliz Navidad y mil gracias por tus versos simétricos, tu dibujo y tus consejos.

Fernando Gonzalez Seral dijo...

...cada nueva entrada, supera a la anterior.
Estas que te sales!!!

... aunque no me va mucho la Navidad (se que soy un poco contracorriente, pero que le vamos hacer):::
FELIZ NAVIDAD!!!

lolo dijo...

"...donde el dolor, un pájaro dormido,
despierta de su siesta y me reclama
y sube hasta la voz de mi garganta"

Uf, qué bonito. Y cómo duele.
Disfruta, descansa, duerme...Olga:
Feliz Navidad.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Muchas felicidades maña.

Ya te escribo.

Un abrazo.

Paloma dijo...

Buenas noches Olga,

Leí ayer tu poema y me impactó por su belleza, pero he de reconocer que tus palabras finales y ese reto lanzado al aire me enmudeció.

Hoy lo he vuelto a leer y, si cabe, todavía me gusta más. ¡¡Felicidades!!

Un beso y feliz Navidad.

Olga B. dijo...

Ay, Black, yo al Fromm no me lo he leído. No sé si los libros enseñan a amar, pero si sé que he amado algunos. Decepcionan menos que las personas pero no saben besar. Nada es perfecto;-)
Gracias a ti por venir y por estar (¿estarás el miércoles?, ya me lío con los turnos de mi bienamada Unizar). Pero consejos no doy, que conste, propongo un reto que es, en primer lugar, un reto para mí.
Muy, muy feliz Navidad, por si no nos vemos...

Olga B. dijo...

Fernando, la Navidad se ha convertido ya en una campaña de invierno para vender cosas, pero sigue habiendo otra. Es más fácil verla si hay críos pequeños, es siempre tan nueva como ellos. No vas contracorriente, al contrario, ahora a nadie le gusta ya. La gente se felicita el solsticio y esas cosas, que queda mejor. A mí me carga un poco, y además el invierno me mata, pero le reconozco esa luz de hoguerilla entre el frío, no sé, vamos a intentar vivirla bien, ¿no?
Y muchas gracias por tu entusiasmo hacia la entrada, este poema estaba un poco huérfano, fuera de todos los planes;-)
Un beso.

Olga B. dijo...

Exacto, Lolo: es un grito de dolor. Y es un reto, y todo un arte, convertirlo en otra cosa más bella. Ars amandi.
En cuanto a lo de dormir... poquito, como siempre, más de la una y por aquí estamos:-)Pero muy contenta de poder "juntarme" con vosotros este rato.
Muchísimas gracias por tu lectura y que pases una muy feliz Navidad.
Besazo.

Olga B. dijo...

Gracias, Javier; eso, tú escríbeme a mí que ya tendrás tiempo de escribirle a tu editor;-))))
Muchas gracias, ay. Y sí, feliz Navidad para ti.
Abrazos.

Olga B. dijo...

Mira, Paloma, eso de que alguien lea el poema, lo recuerde y vuelva es algo que me gusta muchísimo. Mientras algo se queda en tu memoria, algo que te hace volver a leerlo, esos versos están vivos. Y de esa vida eres responsable tú. Mil gracias.
Feliz Navidad, guapa.

Miguel dijo...

¿Y que puedo decir yo, que no se haya dicho ya, compartiendo elogios y lecturas preciosas? Por supuesto que no me voy aún a la cama. He preguntado por el vodka acaramelado y ya tengo sitio y amigos para compartirlo. Ay, Dios míos, como comparta la madrugada con tales delicias... no sé parar. Bueno, me alegro de que el poema haya visto la luz y no quedase relegado. Es precioso, como todo lo que escribes. Lo he leido varias veces; igualmente hago con mis poetas favoritos, y, aunque los míos murieron y tengo poco conocimiento y relación con los poetas actuales, me basta sentir el pálpito y el beso de cada entrega para gozar de este arte sublime con el privilegio de tu amistad y generosidad con nosotros. Así que, para que veas cuánto lo celebro, me acuerdo de estos versos de Keats que tanto me gustan: "I know nothing, but evening listens." Gran poeta, Olga, eso es lo que eres.
Y este "anochecer de risueñores", los que te leemos, acompañamos y compartimos lo que escribes.
Muchos besos. Gracias.

Miguel dijo...

Querida Olga. Olvidé las felicitaciones. Creo que a estas horas de la mañana, os podeis arreglar sin "un angel más". Yo me voy a la cama. Me encanta el hecho de que, para dormir, debo dejar todo a un lado; y cuando digo todo es así de rotundo. Pero, por qué no, antes de ese decuido entre azucenas, no quería dejar de felicitarte a ti y a todos: que tengais una feliz Navidad.

veridiana dijo...

Leerte es un lujo.

Disfruta mucho estas Fiesta.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Me gustan tus poemas de caballos y galopadas. Un beso navideño.

Antonio Azuaga dijo...

He cometido el error de, inmediatamente después de tu poema, leer el comentario de Juan Manuel. Y ha sido un error, no porque yo hubiera dicho lo que él, sino porque él dice mucho más de lo que yo podría haber dicho. Vamos, que me ha hecho la pascua. Me quedo, pues, diciendo amén y brindando de paso, yo con bourbon, como siempre (hasta en esto soy aburrido).

Feliz Navidad, un beso y trescientos sesenta y cinco aplausos

ONDA dijo...

Me gustó tu texto y felicitación que tambíen te deseo.

Fernando Gonzalez Seral dijo...

...Olga, prefiero decir " Feliz Navidad ", que feliz solsticio o cosas parecidas que dicen por no decir lo de siempre.
Me parece que me he explicado mal en el primer comentario. La Navidad me gusta, y más cuando veo a mi zagal y a toda mi familia esperar el día de Navidad y el de Reyes con esa ilusión. Lo que a mí, esto de la Navidad, no sé, me pone un poco triste, melancólico, por otro lado eso de ser en esta época todos muy buenos, muy buenos, y después se pasa y todo vuelve a ser como siempre, como que se acabó la tregua, pues no.
En fin, no sé si me he explicado bien, pero siempre diré ""Feliz Navidad"", no lo otro, ... eso no me gusta nada.
Un beso, y FELIZ NAVIDAD (con letras bien grandes)

Miguel Ángel Y. dijo...

Un abrazo de sincero cariño para ti y los tuyos...Nada más y nada menos

Olga B. dijo...

Miguel, he leído tus comentarios esta mañana, aunque conteste por la noche y me ha hecho mucha gracia las horas a las que andas por el mundo;-))))
Ya me he acostumbrado a levantarme y encontrarte. Oye, y con vodka caramel, que aquí no hay quien lo consiga ni el Corte Inglés. Hemos mirado por internet y sólo hay en Sevilla y en Madrid. Jo. No me estraña que con esas compañías disfrutes mis poemas, creo que los disfrutaría incluso yo;-) No, en serio, muchas gracias, ángelito de guardia (nocturna) por tus palabras, por tu felicitación y por traernos a Keats, que – como tantos otros poetas muertos y muchos vivos- son siempre muy bienvenidos por aquí. Como tú.
Un beso, muy feliz Navidad… y buena guardia.

Olga B. dijo...

Gracias Veridiana, el lujo es tener a Circe como lectora;-)
Que disfrutes mucho tú también, guapa.

Olga B. dijo...

Jesús, aquella otra galopada que te gustó tenía, digamos, otros ecos:-) Pero todas son bonitas, sí. Oye, ya verás, para dos veces que galopé me llamarán galopina, lo estoy viendo;-)))
Un beso para ti, y recuerdos para los tuyos. Que paséis unos días muy felices.

Olga B. dijo...

Antonio, también nos gusta el bourbon, somos unos sibaritas (¿sibaritas?). Y me encantará que podamos tomarnos uno en marzo los tres juntos: el capitán, el caballero y muá. Igual se une alguna nube. Muy amable eres con el poema. Te lo agradezco de verdad porque está fuera de los poemarios, seguramente sólo tendrá esta vida, la que hoy le estáis dando con vuestra lectura y vuestras palabras. Gracias no sólo por los trescientos sesenta y cinco aplausos, sino por esa atención que me regalas siempre. Me pareces un leal caballero y un hombre estupendo, maestro.
Un beso y muy feliz Navidad.

Olga B. dijo...

Ignacio, muchísimas gracias. Lo mismo te deseo en esta navidad y este año que comienza. Una alegría siempre verte por aquí.

Olga B. dijo...

Fernando, no, no te has explicado mal, no te preocupes, yo creo que ya estamos todos un poco hartos de tanto negocio y, a la vez, no puedes evitar que se te contagie la ilusión de los críos, la fe (quien la tenga) y la alegría. Pero como la navidad es sobre todo de los niños, y todos recordamos nuestro mundo como era entonces, en la niñez, es también un tiempo donde las ausencias se notan muchísimo, es un tiempo propenso a la melancolía. Esa bondad de quita y pon también es un poco de teatro, pero no por eso vamos a renunciar a tener alguna buena intención (o intentarlo). Creo que decimos lo mismo. Incluso, mira, lo del solsticio es un poco en broma. Me repatea bastante, pero supongo que la gente lo usa para seguir felicitándose marcando las distancias con la celebración religiosa. Lo encuentro un poco hortera, pero tampoco te creas que realmente me lo tomo a mal.
FELIZ NAVIDAD, pues, y hasta feliz solsticio, venga, no vaya a ser que alguien se nos enfade por semejante tontada, que está la gente muy suspicaz, hijo.
Un besazo.

Olga B. dijo...

Miguel Ángel, iba a cerrar después de contestar los comentarios del día, y he visto que estabas ahí, con tu sombrero nuevo!
Un abrazo también para ti, y nuevamente felicidades por ese premio de la Diputación Provincial de Zaragoza. El otro día había mucho jaleo, pero no te perdono una invitación la próxima vez que nos veamos, que lo sepas.
Además del abrazo, a ver si esta noche te mando lo que te "debo", señor de la copla;-)

José Miguel Ridao dijo...

Enhorabuena por el poema... y por el cuadro. Todo un lujo poder felicitarnos con una creación propia tan completa.

Un fuerte abrazo y feliz solst... digoooo ¡Feliz Navidad para ti y los tuyos!

Olga B. dijo...

Jeje, gracias, Ridao de los Ridatto de toda la vida, un honor haberle tenido por aquí este año. Ya sabe, esta es su casa y sus poemas.
Que tengáis una feliz Navidad, no será por falta de angelotes;-)
Besazo.

Ramiro Rosón dijo...

Olga, perdona mi larga ausencia de tu blog, debida a causas ajenas a mi voluntad. Sólo quería decirte que me ha encantado este poema. Creo que el guerrero que habla en sus versos podría ser cualquiera de nosotros, un hombre común, enfrentado a los azares de su propia vida. Y en los versos finales (“sobre cada caballo se sostiene / el nombre verdadero de un herido”) parece latir un deseo de acercamiento al otro, a nuestro semejante, al que a menudo vemos pasar a nuestro lado, pero al que desconocemos profundamente.

Que tengas una hermosa y feliz Navidad. Un abrazo.

Olga B. dijo...

Perdonado del todo, yo este mes casi abandono hasta mi propio blog, sólo tres entradas. La vida, que nos lleva a matar;-)
Pero me alegro muchísimo de que vengas, y más si el poema te ha gustado. Yo creo que sí, que todos somos jinetes heridos (y el que esté intacto, que se vaya preparando) que intentan mantenerse más o menos rectos sobre la montura. Si te paras a pensarlo, damos todos mucha compasión, en el mejor sentido de la palabra. Ternura. Empatía, que dirían los psicólogos. A mí a veces todo me da muchísima pena. Tanta, que odiar me da una inmensa pereza.
En fin, feliz Navidad, Ramiro, que la disfrutes muchísimo;-)

Alejandro dijo...

Me quedo con tu reflexión final.
Feliz Navidad, Olga.

Olga B. dijo...

Un reto. A ver si nos sale;-)
Feliz Navidad, Alejandro.

Mery dijo...

Querida Olga: íba a comentarte que tal o cual verso me parecían impresionantes, pero realmente todos son un gran tesoro.
Como dice Juan Manuel, eres una poeta como la copa de un pino (en estas fechas, un árbol de Navidad).

Te deseo una Feliz Navidad y que el 2010 te traiga tanta dicha como arte tienes.
Un beso muy fuerte

Ángeles dijo...

Olga, da gusto asomarse sabiendo que siempre encontraremos las palabras justas y precisas y ahora también la imagen personal para el poema.
Que paseís unas buenas fiestas.
Un besazo

Joaquín dijo...

Feliz Navidad, Olga, desde estas calidad tierras sureñas... (bueno, esto es una licencia poética, porque aquí en Sevilla también llega el frío polar, si bien es verdad que algo atenuado de su paso por Aragón...)

¡Mis mejores deseos!

Olga B. dijo...

Mery morena, gracias por ese pino (o árbol de Navidad) con el que me comparas;-) Yo me alegro de verte de vuelta y de encontrarme todos esos comentarios. Eres un sol navideño.
Juan Manuel es que me mira con cariño, y el cariño es siempre un misterio bonito. Yo también te deso un buenísimo año. Todo por estrenar, para nosotras... y yo contestándote a las mismas horas intempestivas de siempre.
Un beso de buenas noches en Noche Buena, en la pausa de envolver regalos mientras el mundo duerme. O al menos, los niños duermen.

Olga B. dijo...

Ángeles, muy felices Navidades. No sé que turno llevas tú en la Uni, pero yo trabajo TODOS LOS DÍAS (menos los festivos obligatorios), te escribiré al trabajo y quedamos para un café, ¿vale?
Lo que es un gusto es que te asomes siempre por aquí, eso alimenta las ganas de buscar palabras justas.
Besazo.

Olga B. dijo...

Gracias por esa cálida felicitación desde el sur, que a mí siempre me suena tan poético. Aquí desgastamos el frío y os llega algo cansado, es verdad.
Pero nos sobra calor en el corazón, jeje.
Con ese calor te mando mi felicitación navideña y olé;-)

ana dijo...

Olga, Feliz Navidad. En silencio, y con una sonrisa.

Un abrazo.

(Me ha gustado mucho la nueva cara de tu bitácora)

Juanma dijo...

Ese dolor que es un pájaro herido, ese dentro de la batalla no hay silencio, y los dos versos finales me parecen brillantes, Olga.

Gran poema. He leído que siempre lo dejas fuera de tus proyectos...y es que tienen vida propia, ¿no te parece?

Feliz Navidad.

Olga B. dijo...

Un cambio navideño en la bitácora, Ana, veremos lo que dura;-)
Gracias por la lectura y la sonrisa, se agradece un montón.
Abrazos.

Olga B. dijo...

Quizá sea eso, Juanma, que va por libre y no formaba parte de esa otra extraña unidad que supone un poemario. No creo en los poemarios como antologías de poemas bonitos. Lo dejé siempre fuera, antes y ahora, en contra de algunas opiniones en las que confío mucho; pero bueno, tengo que seguir mi "instinto" para bien y para mal.
Sin embargo, me pareció apropiado para este reto un poco distinto, pensar en los otros, no en los que amamos, sino en el supuesto enemigo, que seguramente se parece tanto a nosotros como el amigo.
Feliz Navidad, Juanma.

Angós dijo...

A mi me gustó desde el principio y se fue quedando relegado. Con lo que sé que quieres a tus poemas, me sorprende esa frialdad que tienes para sacrificar algunos.
La Navidad ya te la he felicitado, pero te quería decir esto.

Olga B. dijo...

Pues esa frialdad también es amor. Hacia lo que hago y lo que quiero hacer. Además, colgarlo en el blog es un consuelo, una manera de dejarlo vivir, al menos éste no ha ido a la papelera;-)
Tu opinión me importa mucho, como otras, pero hay que ser un poco inflexible, o daríamos por buena cualquier cosa que se nos ocurriese. Y no es eso.

Javier Quiñones Pozuelo dijo...

Hermoso y reflexivo poema, Olga. A la altura de hoy, te deseo buena salida de año, y de década, poco prodigiosa, la verdad sea dicha, y buena entrada de 2011, para ti y para los tuyos y también para aquellos en los que "nunca pensamos y todavía están aquí."
Un abrazo, Javier.

Olga B. dijo...

Lo mismo para ti, Javier, a ver si hacemos que la década que entra sea capaz de algún prodigio aunque sea chiquitito;-) Tendremos que intentarlo con los que están, no hay otra. Los que están aquí son importantes, los queramos o no. Estaría bien al menos intentar entenderlos.
Un abrazo y bienvenido.

Iseo dijo...

Me gusta mucho la nueva apariencia de tu blog (qué sorpresa) y el dibujo de la virgen, con esos colores que quedan fenomenal con el fondo (eres una artista), pero el poema, ay, el poema es precioso, y leido en voz alta... ¡cómo suena!. Enhorabuena guapa. Este va a ser mi último comentario del año porque mañana ya cojo vacaciones y ya sabes que estoy desconectada. Espero que acabes muy bien el año y lo empieces mejor (eso seguro). Besicos.

Olga B. dijo...

Yo me desconecto mañana, a no ser que en el ayuntamiento del pueblo de mi madre me dejen pasar algún rato a navegar. Ay. Casi cuatro días sin conexión, por Dios. Igual me voy a Calamocha al algún cíber, ya veré.
Gracias, me encanta que te guste todo, todo y todo;-)
El poema siempre es lo importante... pero empezar el año bien tampoco es una tonteria, je.
Que disfrutes mucho, guapa, muchos besos.

Pepa dijo...

Por fin llego, perdona el retraso. Ya sabes que lo de enlazar dos palabras escritas me da mucha pereza pero leerte siempre es un placer.
Un muy, muy pero muy feliz año nuevo, lleno de poesía, perplejidades, amigos, familia, risas.....y todas esas cosas agradables y bonitas que a todos nos gustan.
Muchosssss besossss

Spender dijo...

Un precioso regalo de Navidad.

Feliz 2010!

Olga B. dijo...

Pepa, Pepa, qué alegría me das cada vez que vienes, ya te voy cogiendo el "tranquillo": tengo que publicar libro o que sea Navidad, jeje.
Bueno, se intentará que vengas más veces, mujer;-)
Empezaremos juntas este año al que le da ahora por venir, con lo tranquilo que estaba por el limbo...
Besazos.

Olga B. dijo...

Feliz 2010 también para ti, Spender.
El regalo es que un poema os parezca un regalo, de verdad. Mil gracias.

Antonio Serrano Cueto dijo...

Hermosísimo, Olga. ¿Qué puedo decir después de tantos comentarios? Ah, ya sé. Que he leído tus "Caricias perplejas" en el frío de Flandes y ahora voy a releerlas en la lluvia templada de Cádiz. Que quiera releerlo ya es señal de que merece más de una lectura. Después te contaré mis impresiones, por línea privada.
(Por cierto, no me gusta este color de fondo que le has puesto al blog. Los colores claros invitan a la lectura, los oscuros, todo lo contrario).
Un beso.

Olga B. dijo...

Antonio, me alegra muchísimo que te guste. Ya me he enterado de que se acabó tu beca, jo, parece que fue ayer cuando me contabas que aún no era seguro que te la dieran... Oye, pues estoy deseando que me escribas, tus lecturas y tu atención fueron desde el principio una de las cosas que me animaron a seguir con esto, desde aquel mayo en el que éramos tan poquitos por aquí;-)
He cambiado el blog por Navidad, porque me hacía ilusión que se iluminaran los enlaces al pasar el cursor,ya ves;-) pero francamente ya me está cansando, no sé lo que durará. Yo soy de negro sobre blanco.
Un besazo y feliz año nuevo, querido Antonio, me voy al frío de Teruel ahora mismo, me pillas con la maleta en la mano, y no sé si podré conectarme en unos días. A ver.

azpeitia dijo...

Muy bello...azpeitia

Maria Luisa dijo...

Querida Olga-
Paso a desearte con todo mi cariño:

-¡ SALUD- mucha, DINERO (un poco no va mal) y AMORRRRRRRR !
Se que lo tienes...
¡ A disfrutarlo!


Diras: Esta María Luisa que poco
original.
Pero es lo que se pide.....

Miles de besossssssssss

lolo dijo...

Ayyyyyy, que te vas, Olga. Venía a decirte Gracias por los ratos de poesía y buena lectura que me has regalado este 2009. Que empecemos bien y con ganas el que viene...el año que viene, que llega, que ya estáááá, ¡Feliz 2010!

veridiana dijo...

Olga ¡¡ Feliz año 2010 !!

Un beso

Olga B. dijo...

¡Hola! Estoy en un pqueño pueblo de Teruel, creía que estaría desconectada varios días, pero me han regalado un ordenador chiquitín supersuperpijo y en la ventana del bar puedo conectarme gratuitamente a internet rural, una cosa que ha puesto el Gobierno de Araqón, oye;-)
Me alegro de poder contestaros, y hasta puede que mañana cuelgue algo, si el Internet rural quiere, claro.

Muchísimas gracias, Azpeitia.
Feliz año también para ti.

Olga B. dijo...

María Luisa, mis mejores deseos también para ti y los tuyos, Reina, que pases una feliz noche como principio de una año estupendo.
Besazos.

Olga B. dijo...

Lolo, soy yo la que te da las gracias por acercarte a leer y convertirte en una de las habituales, te deseo un magnífico 2010 desde la ventana de este bar perdido en un trocito de España desconocido y hermoso.
Besos, guapa.

Olga B. dijo...

Circe, si una hechicera como tú está de nuestra parte, seguro que el año va a ser buenísimo;-))))
Feliz 2010, Veridiana.

gbp dijo...

¡Por fin aquí!
Felicidades por el poema y por el año que va a empezar esta noche y que te traerá muchos más exitos.
Besicos.

Olga B. dijo...

Por fin aquí, sister, pero no te pienso dejar el ordenador más veces, es mío, mío, mío, jejeje.
Qué chulo es;-)))
Gracias, guapa, qué gusto tenerte aquí al lado:-)))))

sergio astorga dijo...

Olga, en cabalgadura nueva cono la misma incierta noche. recibe mis invocaciones para que la palabra no te abandone y florezca entre suspiros rítmicos humanos.
Abrazo primero.
Sergio Astorga

Olga B. dijo...

Gracias, Sergio: caballos nuevos para nuestras ganas de galopar, y que la montura aguante todo el año;-)
Buen comienzo y un enorme abrazo que aliente tus pinceles...