domingo, 22 de noviembre de 2009

Nuevos poemas (después de las caricias)

Hace unos días, Antón Castro me preguntó por mis nuevos poemas, por lo que viene después de estas Caricias perplejas recién publicadas y que tan buena acogida están teniendo. Me sorprendí pensando que, para mí, hablar del libro es hablar de algo pasado. Lo cerré hace ahora justo un año y no volví a él, ni para añadirle ni para quitarle nada. Igual que se forjaron las caricias, se ha ido construyendo otro poemario de título tan incierto que cada mes consigo cambiarlo; pero eso no importa, está a punto de tomar su definitiva forma. Sin ninguna prisa, con las mismas ganas, afinando la voz y el deseo, con placer y dolor algunas veces y sin saber qué va a ser de ellos: así crecen los libros, igual que las personas, porque tienen que crecer. Muchos de los habituales habéis visto algunas muestras por aquí en este último año. Ahora, en el blog de Antón Castro, se quedan tres pasos de esta nueva senda. Uno fue publicado en esta bitácora en abril; los otros dos son inéditos y muy recientes. Espero que os gusten. Sólo tenéis que pinchar aquí.

Adenda: Un par de horas después de publicar esta entrada, descubro que Fernando Sarría anuncia en su Crepusculario sigloXXI una semana dedicada a mi poesía. Lo anuncia hoy y se inicia mañana: un poema de Caricias perplejas para cada día, desde el lunes hasta el domingo que viene. (Lunes, martes, miércoles, jueves, viernes, sábado... y domingo). Me gusta que los nuevos y los viejos poemas caminen solos por la red.

Gracias a ambos.

Olga Bernad
__________________________________________________________________________________________________
NOTICIERO
24 de noviembre: José Luis Piquero se lleva una caricia recta a su guarida. Gracias, preciosa sorpresa para un martes difícil.
26 de noviembre: Seguimos manteniendo un libro de poesía entre los más vendidos de la lista del Heraldo de Aragón, hemos pasado del segundo puesto al tercero pero sigue siendo increíble. (La lista se confecciona con la consulta a las librerías Central y General, El Corte Inglés, Casa del Libro y Los Portadores). Gracias a todos por mantener el interés.
En la Revista de Artes y Letras de sus páginas interiores aparecen fragmentos de algunos poemas de las Caricias.
Mariano Ibeas anuncia recuerda desde su desván la presentación de las Caricias.
27 de noviembre: Fernando Sarría hace eco de sus nervios en su blog. Juan Antonio González Romano dedica su entrada a la generación Siltolá, de la que es un honor formar parte.
Hoy presentamos. Hasta la vuelta!
______________________________________________________________________________________
Os recuerdo que la presentación de Caricias perplejas en Zaragoza tendrá lugar el próximo viernes, día 27, a las 19, 30, en el salón de actos de la Biblioteca de Aragón (C/Doctor Cerrada). Nos acompañan presentando el libro: Javier Sánchez Menéndez, editor de la colección Siltolá; Abel Feu, responsable del diseño y maquetación; Juan Antonio Gónzalez Romano, compañero de viaje hacia esta isla y Fernando Sarría, de la Asociación de Escritores de Aragón. Os esperamos.
__________________________________________________________________________________________________
Hace un año:
El cierzo y el suicida
_______________
__________________________________________________________________________________

62 comentarios:

MªTeresa Gómez Puertas dijo...

Que pregunte Antón Castro por tu próximo libro de poemas es normal...Caricias nos ha dejado un muy buen sabor de boca...y si que me gustan,debo decírtelo de nuevo...
besos

Olga B. dijo...

Ya le dije a él que después de las caricias no se para, se acaricia para algo ¿no? Pues eso he intentado todo este año, ir más allá de las caricias, con suavidad y contundencia, con algo más de pasión y algo más de control. Con más, más, más... a ver si llegamos a todo;-)
Un beso, compa.

Anabel dijo...

Te reitero mi enhorabuena, Olga.

Se nota que no la has soltado, digo la vena poética.

Un beso,

Anabel, la Cuentista

Olga B. dijo...

Gracias, Anabel, ni soltar, ni forzar, ni frenar; cada tiempo trae su ritmo y sus cosas, y estos dos últimos años han sido los de escribir.
Un beso, cuentista.

Manuel Arribas dijo...

Me alegró un montón y como dices no pares.
Se necesitan las caricias aún que sólo sean de la palabras bien situadas en los renglones de los versos.
Felicidades.
Un abrazo
Manuel

Olga B. dijo...

Gracias, Manuel. Caricias y zarpazos, todo se necesita;-) Pero hay que acertar...
Un abrazo.

El caballero inactual dijo...

He secuestrado al “otro” unos minutos. Perdón por la “interferencia”.

Se puede leer un poema y decir qué bonito; o qué bello; o… ¡es sublime! Pero los poemas de verdad son los que nos secuestran la palabra, que se queda en una asombrada indefensión balbuceando intenciones. A mí es lo que me pasa; al “otro”, en exceso lenguaraz, parece que no. Ante todo lo tuyo, que por él conozco, lo único que he sido capar de articular siempre ha sido el silencio de mi admiración.

Tu nuevo libro, sin duda, me hará callar nuevamente.

Desde dos millones de años luz, un beso.

Olga B. dijo...

Hace más de año y medio que me sonrió por primera vez: doy fe de que el caballero se piensa eso de hablarme, pero yo tengo mucha paciencia y le esperaba, así que me ha hecho muy feliz. No tengo prisa ni con los libros ni con usted ni con todo lo que me importa, pero no renuncio a lo que quiero porque, entonces, apaga y vámonos. Me voy a creer lo del asombro balbuceando intenciones (porque me hace ilusión)pero no lo de su indefensión;-) En fin, qué mundo éste, donde es posible que exista usted.
Dígale a su amigo Antonio que siga hablando, nos hace mucha falta.
Pero hoy el beso va para usted, y la sonrisa.

Angós dijo...

Yo no sé decirte lo que pienso sobre tus poemas pero sé que ya no lo vas a dejar.
Belchite me impresiona.

Olga B. dijo...

Ay, Angós, "¿Recuerdas aquel día?/ La última visita al pueblo viejo."

Bueno, nunca lo dejé, sólo era una cita postpuesta. Pero lo mejor tiene que estar por escribir. Así lo espero;-)

Miguel dijo...

Es repetirse, olga, pero tus poemas me parecen admirables. Creo que leo demasiado deprisa y, cuando me detengo, recobro el aliento contigo. Antonio Rivero me inspiró el amor por la poesía en términos de un profundo respeto por el texto, fruto de una lectura atenta y devota cuando el poema lo merece. Yo sigo cometiendo los mismos disparates, víctima de mis propios nudos psicológicos a la hora de escribir, pero me consuela que para bien de este arte haya poetas como tú, y que estas palabras de mi parte, que tú aceptas, pertenezcan al comentario más entusiasta de cada entrega.
Muchas gracias, Olga, tú sí que eres generosa. Ojalá publiques pronto y tan de enhorabuena como en tus logros recientes. Me encantaría tener un nuevo libro tuyo y que ¡volvieras a presentarlo en Sevilla! Lo pasamos muy bien, ¿verdad?
Bueno, me preparo para releer estos últimos poemas. Continúo contigo. Besos.

enrique dijo...

¿Una semana?
Deberían de ser meses, años, décadas, siglos...
Mejor glaciaciones..

José Miguel Ridao dijo...

Mucha suerte con tu nuevo poemario, Olga. Los augurios son inmejorables, te lo digo yo, que soy íntimo de un pitio.

Un abrazo.

fl(h)uir dijo...

haz tu obra y luego suéltala, dice el tao te ching, es sano sentirla como algo lejano

Araceli Esteves dijo...

Claro que nos gusta, Olga. Y mucha suerte con tu nuevo libro. Que lejos queda nos queda ahora ese terco mayo.

Elsa dijo...

He ido al blog de Antón Castro. Y regreso. Enlazar es más hermoso si sus letras se abren a las tuyas, además y después de tus caricias.
Sigo leyéndote.

Un saludo.

Dyhego dijo...

Suerte y seguro que todo irá de maravilla.
Salu2

Gemma dijo...

He leído y releído tus Caricias varias veces, espigando el libro primero y ya luego siguiendo la ordenación que dispusiste para el libro. Y ya sea de un modo u otro, he disfrutado de tus poemas siempre. Enhorabuena, Olga.
(El prólogo también es estupendo.) Un beso

Olga B. dijo...

Hola a todos, me ha sido imposible sentarme hoy con la suficiente calma como para llevar los comentarios como me gusta. Ya pasa de la media noche y es muy agradable responderos ahora, pero el diálogo se hace más difícil (aunque espero que no imposible). Mis disculpas. Os respondo, como siempre, uno por uno, porque tengo muchos problemas para colgar comentarios largos y los suelo perder, ay, mi maravillosa conexión... Bueno, al asunto:

Olga B. dijo...

Miguel, es cierto que a veces alguien nos inspira una manera de leer. Leer es importantísimo, tal vez escribimos lo que deseamos leer (tuviste suerte con tu maestro;-)
Mientras se escribe no se piensa en lo que ocurrirá con los poemas, mejor no hacerlo además, tal y como está la realidad... se escribe a pesar de, por encima de, a ras de... y siempre desde dentro. Mientras haya ganas o necesidad, no las traicionaré. Lo demás es completamente ajeno. Gracias por esa lectura y ese cariño. Sevilla es para mí un recuerdo estupendo.
Un beso.

Olga B. dijo...

Enrique, usted necesita también grandes caminos de tiempo; me gusta que me incluya en ellos, pero una semanita está muy bien, hombre;-)

Ven un rato cada día, ¿vale?

Olga B. dijo...

Bueno, Ridao, los inmejorables augurios de tu amigo me dejan mucho más tranquila. Le vi dar un par de consejos muy sabios... especialmente aquél de unirse a las almejas que no puedas vencer;-)
Un abrazo y saludos del rugbylari, que se acuerda de ti pero es tímido, el muchacho.

Olga B. dijo...

Hola, Fl(h)uir, bienvenido. Siempre digo que soy poco dada a filosofías orientales (pero es desconocimiento, seguro). En este caso, a mí también me parece sano; guardársela tiene algo de ávaro prestamista, de miedoso, de conciencia de pobreza, de autocomplacencia extraña en "mi tesoro".
Si quiere ser algo, ha de hacerse ajena.

Olga B. dijo...

Me alegro muchísimo de que te guste, Araceli, mil gracias. Si que queda lejos ese terco mayo, pero sigue tan terco como siempre y volverá (y no para salvarnos;-)

Olga B. dijo...

Gracias, Elsa, bienvenida tú también por aquí. Me encantó ese detallazo del poema inspirado en los perros de noviembre. Sí, enlazar es un verbo estupendo...
Yo llevo un atraso monumental con mi propio blog y con los ajenos, pero siempre acabo leyendo, aunque sea a salto de mata. Iré a tu blog con tranquilidad, me encanta conocer gente nueva;-)

Olga B. dijo...

Dyhego, irá como tenga que ir, como todo, pero mil gracias por ese convencimiento;-) Me mueve a confiar.
Salu2

Olga B. dijo...

Gemma, hermana virtual. No sabes lo que es para mí que vosotros leáis el libro, así, tan en libro;-) Y que podamos hablar de él. El prólogo fue el que tenía que ser, no tuve que pedirlo, fue una consecuencia lógica de la compañía que esas caricias tuvieron durante todo ese año. Es precioso, y me hizo muy feliz. Juan Manuel es un gran escritor.
Un besazo, y gracias, gracias.

Máster en Nubes dijo...

Pues que sea como dices, sin prisa pero con las mismas ganas, con placer y algo de dolor, mientras tanto un abrazo en la distancia que es corta. Anda que no ha sido rico este año ¿eh? (rico rico pero no rico de rico, vamos)
Un beso además, guapa

Aurora

Olga B. dijo...

No, rico de rico por Dios que no;-))) yo creo que si no tenemos dinero será porque no nos va a hacer falta, Aurora. Por lo demás, ha sido un año intenso. ¿Tu conoces el proverbio chino? "Te condeno a vivir una época interesante".
Son listos, los chinos.
Besos y hasta muy pronto.

Fernando Gonzalez Seral dijo...

...que tengas mucha suerte, porque el talento, ya lo tienes.
Un beso, y si todo va bien, el viernes nos vemos.

Olga B. dijo...

Gracias, Fernando, maestro en cielos;-)
No me faltes tú, anda.
Un beso y hasta el viernes.

Alejandro dijo...

Será un placer acariciar tu nuevo poemario.
Espero que tengas suerte y el editor lo trate con el mismo cariño que Javier... los libros de Siltolá son un auténtico lujo para el tacto.

Olga B. dijo...

Uf, si no tengo claro ni que esté acabado; y no estoy pensando ahora en publicarlo, cuando el primero acaba de aparecer por las tiendas... simplemente es ir probando y mostrando lo que estoy haciendo ahora, como hice en su momento con las Caricias. Ojalá, si lo doy por finalizado, tenga un "vestido" tan perfecto como éste. Es verdad que la edición es un lujo, y el cariño con el que he sentido que se le trataba desde el principio en la editorial es algo que agradeceré siempre.
Bueno, si hay otro, te lo regalo para que se vaya contigo a la playa;-)
Prometido.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Olga, te deseo toda la suerte. Me encantaría estar allí con vosotros. Me supo a poco el encuentro sevillano. Que disfrutes de esa semana dedicada a tu poesía. Un beso.

Carlos Fernández Silva dijo...

Al fin he tenido entre las zarpas el Caricias; ya sabes, Olga, lo que opino de él. Sólo puedo añadir que me encantan la encuadernación, las citas, el Epílogo (la mayúscula no es fortuita) y el maravilloso prólogo de Macías. A título personal: me encanta haber comprado este libro. Besos.

...En el fondo no es más que otra historia de amor...

pero acaso hay más que eso en alguna parte?

Olga B. dijo...

Carlos, recuerdo que apareciste por primera vez aquí comentando uno de los poemas que ahora están en el libro. El "No me dejes caer". Un simple "bello", en aquel verano del 2008. Y luego más lecturas, algún aullido compartido... las Caricias están en muy buenas garras;-)
Sí, el prólogo es una joya, ya sabéis que lo pienso, pero está muy bien decirlo. Y no, no hay más que historias de amor del derecho o del revés.
Un beso, Loky.

Olga B. dijo...

Lo sé, Jesús; yo también creo, como dijiste ayer, que nos dará suerte presentar el mismo día. Seguro que esas sirenas cantan muy seductoramente, y las Caricias, pues intentarán hacer honor a su nombre;-)
Yo casi no estoy nerviosa, y no creo que me de tiempo a preparar nada, estoy pintando la casa, fíjate qué ocurrencia...
Disfruta mucho.
Un beso.

lolo dijo...

¿Ves cómo se acaba Noviembre con olor diferente? Cuando pase el de la pintura vendrán otros nuevos...disfrútalos todos.

Olga B. dijo...

Ay, Lolo, llego de trabajar y el olor a pintura ya es muy tenue (me encanta) pero llega la reestructuración de todo lo desestructurado. Qué panorama y qué paliza eso de reorganizar todo. No tiene nada de poético esto de la intendencia casera;-) En fin, así me distraigo de noviembre, jeje. Al final ha sido cálido y amable, y esperemos cerrarlo estupendamente con la presentación. Ojalá estuvieras.

Blackbird dijo...

Hoy he vuelto a pasear por Belchite mirando a un lado y otro de la calle de tus palabras. Pronto las piedras no resistirán más años de desidia, pero al menos nos quedará tu poema para que no se pierda en la memoria de la gente.

Nos vemos en la biblioteca.
Besicos.

Olga B. dijo...

Belchite se quiere caer, Black, se le nota. Pesa estar condenado a ser testigo de lo que se puede llegar a hacer. Si no mezclásemos memoria y olvido, los niños nacerían a un mundo viejo y tejido con esos mimbres de noviembre. Me conmueve hasta la médula, por eso tenía que estar en un poema. Gracias por caminarlo, pero, pero, pero... creo que antes de vernos en la biblioteca nos vamos a ver en la librería. Bibliófilos que somos;-)
Besicos.

entrenomadas dijo...

Mucha suerte mañana, Olga. Ya verás que bien sale todo.

Kisses,

Marta

Olga B. dijo...

Ay, espero que sí, claro que sí;-)
Muchas gracias, Marta.
Kisses.

Juanma dijo...

Vígilame de cerca a Juan Antonio y a Javier, que se me desmadran fijo como los dejes solitos.

Me alegro mucho de que todo te vaya tan bien. De corazón.

Besos.

Olga B. dijo...

¡Pero si yo lo que quiero es desmadrarme con ellos! No, en serio, nos portaremos bien;-)
Esto es bonito, Juanma, sé que te alegras y sé también que puedes entender cómo me siento. Pero lo importante es lo previo, todo ese larguísimo camino que a veces te lleva a alguna parte y generalmente no te lleva a ninguna. Todo esto tiene sentido porque tal vez trae ojos sobre unos versos que se escribieron para ser leídos. Nada más.
Hombre; si, de paso, nos lo podemos pasar bien, tampoco vamos a decir que no...
En fin, ojalá estuvieras también tú por aquí.
Un beso.

Olga B. dijo...

Marisol, te juro que no he rechazado tu comentario, pero ha desaparecido. Lo siento. Hija, para una vez que te lanzas a la red... Sorry;-)

Iseo dijo...

Vaya tres poemas!!! Cada verso es excepcional y aunque no debería destacar ninguno porque todos lo merecen lo voy a hacer:
"Terco mayo de ritos repetidos,
olvidaré el invierno entre tus brazos.
Porque vuelves, y no para salvarme:
vuelves para robarme el pulso oscuro
que ha sabido dormir entre mis venas"
Nos vemos esta tarde en la presentación. Enhorabuena por todo tu éxito y por el que todavía te espera. Muuuuuuuuchos besos.

Olga B. dijo...

Muchas gracias, Iseo, ay, ay, ay, me estoy empezando a poner bastante nerviosa... En fin, será una cosa entre amigos y ya está.
Algunas ausencias que se echaran mucho de menos, y algunas presencias que darán calor al acto. Como la vida misma;-)
Contar contigo es tranquilizador, eres mi talismán.

lolo dijo...

Hoy es el día. Esta es la poeta. Exito seguro. Disfruta.

Olga B. dijo...

Uf, procuro tomármelo como lo que es: una ocasión para reunirse unos cuantos amigos... y hablar de mi libro (como quería el pobre Umbral;-)
Diré: ¡He venido a hablar de mi libro!
Ay. A mí es que estas cosas me pillan sin acostumbrar.
Luego está la versión Arrabal, que es otra posibilidad que estoy contemplando: beberme un par de whiskys y hablar del milenarismo...

lolo dijo...

Las dos versiones están bien. Lo de los amigos no falla, lo pasaréis genial. Venga, yo hago un poco de fuerza desde aquí. Belleza y dudas...compartir eso es una fiesta seguro. Niñaaaa, sin acostumbrar tienes que estar siempre!

Olga B. dijo...

Pues también es verdad...

Máster en Nubes dijo...

Al final no te bebiste el whiski sino el vino ese del pueblo de tu padre, es que la tierra tira lo suyo, se entiende.

Oye, que ha salido todo muy bien, que todos estuvisteis muy bien, firmaste muuuuchos ejamplares y luego nos reímos un rato, más no se puede pedir ¿no? Y eso de lo que hablamos: la ola, hermana, la ola. Aprovéchala que parece grande.

El detalle del niño jugando en la persentación estuvo muy meditado, no creas que no me di cuenta: la poeta hablando, el niño jugando, el padre desperao y luego ya entregao, todo muy lírico en el fondo como corresponde. Pero los niños tuyos son unos caballero que andan regalando joyas por ahí y cuadros, y el padre un santo varón, santo, que diría Tip (pero es que además en este caso es verdad).

Un abrazo, guapa, y gracias por compartirlo.

Olga B. dijo...

¡Aurora desde el AVE! Oye, ya te echaba de menos;-) Gracias por venir desde Madrid, y ya sabes dónde tienes tu casa en Zaragoza. La presentación fue muy bonita. Llevo toda la mañana, como sabes, en la estación, así que esta tarde o mañana cuelgo las fotos para agradecer a todos la asistencia. Fue estupendo ver la sala llena, me sentí muy, muy bien.
Lo de Adrián... es que cinco años es muy pronto para actos poéticos, yo no fui a ninguno hasta los treintaytodos;-)))
Un beso y muy buen viaje de vuelta.

DESDELDESVAN dijo...

Gracias, Olga, por la presentación del libro, por la dedicatoria, por tus poemas... por... brindo por el futuro.
Un abrazo
Mariano Ibeas

Olga B. dijo...

Muchas gracias a ti por venir, Mariano, fue un placer conocerte.
A ver si mañana definitivamente puedo colgar alguna foto del acto, aunque sea desde un cíber.
Brindo contigo;-)
Un abrazo.

Fernando dijo...

anda Olga cambia lo de presidente...VOCAL...gracias..presidente es José Luis Corral.

Olga B. dijo...

Oído cocina, corregido, es que los cargos me confunden (como me dan tan igual;-) Pero te honra que no quieras presidencias que no son tuyas, jeje.
Un beso.

Anabel dijo...

Fue todo un lujo y una alegría poder asistir a tu presentación, llevarme tu libro dedicado y conocer a Fernando. Eso es lo que se llama una tarde redonda.

Espero que haya muchas más.

Que siga tu racha de éxitos.

Besos,

Anabel, la Cuentista

Olga B. dijo...

Gracias, Anabel, para mí fue precioso... estoy intentando colgar una entrada con fotos, a ver si puedo;-)
Un besazo.

gbp dijo...

"Premonición", cariño, no lo había leido todavía, como me ha gustado.

Hace tan sólo un año que cerraste "Caricias perplejas"; ya esta publicado y presentado en varias capitales, se ha convertido en uno de los libros mas vendidos de autores aragoneses; un segundo poemario terminado; la participacion en una Antología de poesía en puertas de publicación y una novela que me muero de ganas de ir a comprar en el cercano día de su segura puesta en papel. Esto no es mas que el principio, ya lo sé, pero me sigue fastidiando un montón el haber me perdido tu presentación.

Mil besos, cariño.

Olga B. dijo...

Sí, yo también te eché mucho de menos, pero no te vas a coger una avión cada vez que hago algo;-) Además, vienes el día 20. Hasta entonces, estoy encerrada corrigiendo, corrigiendo, corrigiendo. Cruza los dedos por nuestra Andábata;-)
Hay varios poemas que no has leído, sigo despacito, pero sigo. No se me van las ganas.
Cuando vengas, celebraremos nuestra propia "presentación";-)
Muchos besos hacia Edimburgo, sister.