jueves, 1 de septiembre de 2011

Mi tesoro

Imagen tomada de AQUÍ
Tú nunca lo sabrás y, sin embargo,
sin ti jamás hubiese yo encendido
esta maldita luz.  Veo la noche
cercada por la triste alianza negra
del horizonte oscuro, el horizonte
prendido de su círculo, asombrado
de que al amor le guste parecerse
un poco al fin del mundo.
Es la misma ansiedad, el mismo anillo
de oro que robé al mejor soldado
sin pensar ni un momento en su tristeza.
No tuve compasión y no la espero.
No sé si soy el preso o soy la cárcel.
Sé que duermo soñando con anillos
que cumplen geometrías extremadas.

Olga Bernad


________________________________________________________________________
El parón veraniego ha sido largo.  Vuelvo con un poema, muchos planes y alguna noticia:



El pasado 6 de agosto se presentó esta antología en tres lenguas: POESIA A LA FRONTERA. ANTOLOGÍA DE POETES EN LLENGUA CATALANA, ARAGONESA I CASTELLANA,  (March Editor, 2011) coordinada por Santi Borrell.  Un honor formar parte de en este gran libro, y todo mi agradecimiento a los responsables de esta cuidada edición. 



Tengo que agradecer también a Fernando Sabido Sánchez el hecho de haberme incluido en su página POETAS SIGLO XXI, donde aparecen recogidos poemas y biografía de más de 4.000 poetas de 168 países.  Lo descubrí el mes pasado, pero mis poemas estaban allí desde noviembre de 2010.  Con mucho retraso, gracias.

Y, por último, gracias a Diego Morales por acordarse este verano de mi Nostalgia desde su errante fugacidad. 

________________________________________________________________________

36 comentarios:

José María JURADO dijo...

Muchas felicidades, Olga.

Olga Bernad dijo...

¡Gracias, José María!

Durrell dijo...

Qué placer tenerte de vuelta. Excelentes noticias y espléndido poema. Un rotundo tesoro.

Olga Bernad dijo...

Muchas gracias, Durrell.

Otra vez por aquí, ya lo echaba un poco de menos aunque parar de vez en cuando está muy bien.

Tengo un tesoro, como algunas islas;-) Y me alegro de que te guste.

Alice vio la luna... dijo...

Muy buena re-entrada, sí señor. ¡Enhorabuena! La geometría del círculo siempre me ha parecido la más imperfecta: ¿dónde están sus aristas?

Besos,

Olga Bernad dijo...

No las necesita, el círculo es así;-)

Muchas gracias, Alice, y un beso de vuelta.

Dyhego dijo...

OLGA:
Muchas gracias.
Veo que has vuelto con bríos renovados.
Gracias de nuevo.
Salu2.

Olga Bernad dijo...

Se hace lo que se puede, mesié, no más pero tampoco menos;-) Y gracias a ti por esa canción de mar... Hablando de lo nuevo, no sabes hasta qué punto acertaste! Ya te contaré.
Salu2.

Juan Manuel Macías dijo...

¿Ves lo que decía yo de septiembre? No hay nada como ser estacional :-) La tierra también cumple con una "geometría extremada". Qué grande el poema y qué grande ese verso final, y la miga que tiene!! Gracias por el regalo y el regreso. Por ciero, cuando no están pernoctando en mi mesilla de noche, tengo tus libros en mi estantería privilegiada, junto a Gerardo Diego, Lorca, Cunqueiro, Yeats, una parte de Borges (que son muchos), Aleixandre y... Tolkien. Ea.
besos

Olga Bernad dijo...

Ay, cómo te gusta tener razón, capitán;-) Pues sí, aquí estamos. Y esto tiene algo del primer día en el cole, cuando uno mira al pupitre de al lado y se reconcilia con el mundo y su danza al ver que los círculos invisibles nos han traído de vuelta a los viejos amigos.
Gracias por mantenerme en tu mesilla en tan ilustre compañía (lo digo sobre todo por ti;-) y, sí, le debía un íntimo homenaje a Tolkien. Ya sabes que tengo mala conciencia por no poder con él. Qué cosas.
Besos.

veridiana dijo...

¡Ay,yo que hago colección de anillos!ese,lo deseo.

Precioso poema.Ese círculo de la vida...

Un gusto que estés aquí.

Un beso.

Olga Bernad dijo...

Querida Circe, yo también soy muy de anillos, me vuelven loca. Son perfectos. ¿Perfectos para qué? Pues no lo sé. Lo son;-)

El gusto es mío por tenerte de vuelta, y me alegro mucho de que te haya gustado el poema.
Un beso.

Alfaraz dijo...

Retomar los buenos hábitos a primeros de curso. Ese es otro de tus tesoros.
Ya ves que todos nos alegramos.

bss.


,

Olga Bernad dijo...

Mantener la costumbre de regresar -como septiembre- y tener también la fortuna de encontrar motivos... y alguna que otra sonrisa esperando, eso va llenando el cofre;-) Y ese cofre lo abriremos durante el curso para ir compartiendo lo que haya.
Bss.

gbp dijo...

Cariño, a mi el otoño me pone un poco triste porque el invierno por aquí es larguísimo y esto no ha hecho mas que empezar. Me consolaré viniendo a por tus tesoros, que siempre me gusta mas el último, no se cómo lo haces. Que maravilla.
Muchos besos!

Olga Bernad dijo...

Bueno, pero luego el invierno también te gusta mucho, te acostumbras en seguida (eres un bicho camaleónico:-) Ánimo con todo lo que viene y, sí, te espero TAMBIÉN por aquí (pero no sólo, a ver si te conectas a esa cosa moderna;-) Sin embargo, aquí se queda una parte del tesoro, es verdad.
Muchos besos a todos.

RETABLO DE LA VIDA ANTIGUA dijo...

Uno no sabe lo que comentar ante escritos tan complejos. Es un texto crepuscular. Y tiene, en cierta medida, un fondo marcial y pesimista. ¿No?.

Saludos de su lector.

Olga Bernad dijo...

Comentar poemas es un poco arriesgado, al menos yo siento eso incluso con los mios;-) La palabra entender y la palabra poesía no sé si deben ir juntas siempre. Siempre debe sentirse un no sé qué. Todo tienen una claridad rara y, más que un pesimismo, una tristeza de aire marcial, sí, pero no sé por qué.
Lo que se agradece es la lectura y la impresión.
Saludos agradecidos.

Angos dijo...

A mí lo que me pasa es que siempre pienso que lo que diga no va a estar a la altura. Pero si es por lectura y por impresión te leo y me impresiona. Siempre.

Olga Bernad dijo...

Jejejejej, qué majico;-) Aquí todo el mundo está a la altura. Gracias, de todas formas, por hacer algo que para ti es un esfuerzo: compartir esa impresión. Impresionarte es difícil;-)

Sombras Chinescas dijo...

Enhorabuena por esta racha de éxitos, y que dure.

Saludos.

Olga Bernad dijo...

Éxito y poesía son palabras que casi hacen gracia juntas, pero yo estoy contenta con lo que va pasando, eso sí;-)
Muchas gracias, SC. Saludos.

enrique dijo...

Bienvenida a la tierra media!!

Eres más necesaria que nunca, porque esta tierra cada vez es más media y más gris...

Olga Bernad dijo...

Pues más gris suena un poco a negro, que es como yo lo veo todo muchas veces. Pero mira, me lo aguanto. Quién dijo miedo;-)
Como mucho, dejémoslo en marcial tristeza... y gracias por tus palabras, Enrique, contenta de verte!

Miguel Baquero dijo...

Qué poético es eso de que al amor le guste parecerse al fin del mundo

Olga Bernad dijo...

El amor es una cosa bastante misteriosa. Fundadora y finalizadora de mundos y de todo;-)

Antonio Azuaga dijo...

“Delicioso”, es cursi. “Redondo”, es vulgar, casi cutre. “Perfecto”, es repetitivo –¡te lo he dicho tantas veces!–. A “espléndido” le pasa lo mismo que a “perfecto”: peca de insistencia…
¿Qué te digo entonces, Olga? ¿Con qué torpe adjetivo puedo intentar acercarme a tu poema?...
¿Y si me callo?... ¿Y si te mando un aplauso en un silencio?... A lo mejor, es mejor.
¡O todo lo más que puedo!
Un beso.

Olga Bernad dijo...

Antonio, tú puedes decir o hacer lo que quieras aquí. Es tu casa. Tus palabras me dan un poco de calor, como tu silencioso aplauso. Hace bastante frío fuera, a pesar del verano, y uno se pregunta a veces por qué seguir persiguiendo un poco de belleza y perfección, si da igual, es tan difícil y además no se lleva. Con tu presencia parece que no dé del todo igual. No sé. Yo te lo agradezco mucho.
Un beso.

Mery dijo...

Leerte siempre es bueno para el alma, sobre todo a la vuelta de las vacaciones.
Te veo calentando motores para el otoño. Estupendo.
Un beso

Olga Bernad dijo...

Me alegro de que leer lo que vaya dejanto por aquí sea bueno para tu alma. No me parece poco. Muchísimo ánimo para este curso, Mery, a pesar de las tristes circunstancias.
Un beso con especial cariño.

José Luis Garrido dijo...

Felicidades Olga, por lo pasado, lo presnte, y por todo lo bueno que venga.

Besos

Olga Bernad dijo...

Vamos tranquilamente, Luis, alegrándonos por lo bueno que pase y procurando que lo no tan bueno no nos enrede. Así ha sido, así es y así procuraré seguir. Gracias!

MªTeresa Gómez Puertas dijo...

Fuente inagotable de buena poesia...yo te venero como si fueras una Diosa Griega o Romana o que se yo.....Andabata estaba presente en mi viaje a Merida.
Un beso......

Olga Bernad dijo...

Tere! Nada de veneraciones, y deja de viajar, hija mía, que parece que te persiga la poli!
Tengo amigos en Mérida y una visita pendiente. Aunque esa Andábata peleo en Caesar Augusta, no le importaría un combate en Emerita Augusta... ni en la baja Tesalónica, donde sea;-)
Un beso y gracias, compa.

samsa777 dijo...

En efecto... ¡redondo!

Olga Bernad dijo...

Un anillo es un anillo es un anillo...