martes, 17 de marzo de 2009

Las afinidades electivas




En noviembre del año pasado, con motivo de su participación en Las afinidades electivas, Juan Manuel Macías tuvo a bien mencionarme en su lista de poetas. Para diciembre me animé a preparar algo, pero no me decidía a enviarlo. Me impresionaban un poco algunos de los nombres que por allí podían leerse y no estaba segura de lo que pintaba yo entre ellos.

Como siempre, creo que al final lo mejor es hacer caso a la simple verdad que piensas y sientes, y la verdad es que me hace ilusión por doble motivo: por mostrar un poco de mi poesía, como he hecho aquí en el blog; y porque esa mención ha venido de una persona a la que yo ni siquiera conocía, salvo por el acercamiento mutuo que supuso ir leyendo cada texto de cada entrada, una tras otra, y nada más. Y nada menos.

Agustín Calvo Galán, artífice de ese edificio en permanente construcción, tuvo para conmigo la mayor de las amabilidades en todo momento.

Me decidí por dos poemas ya publicados aquí en mayo y junio, y que tal vez recordarán los lectores más veteranos de esta bitácora; luego añadí otros dos de ésos que posiblemente iban a quedarse para siempre en los inquietantes ataúdes sin cruces en que suelen convertirse nuestros armarios particulares para algunos de los que tenemos esta manía de escribir.

Aquí están. Espero que les gusten.

Olga Bernad

Actualización del 18/03/09:
Las Diosas se hicieron eco. Gracias al simpar administrador de sus designios y a todos los que allí habéis participado.

Actualización del 19/03/09:
Gracias también a Álex Chico por la amable referencia en su Isla de Elca.


54 comentarios:

Juan Manuel Macías dijo...

Enhorabuena, Olga. Te lo mereces. Así de claro. Escribes como los ángeles, como dice nuestro querido amigo Azuaga. Mil rayos, voy corriendo a mi casa a dar la noticia. Oye, qué contento estoy :-)
Besos.

Marta Fernández Olivera dijo...

Pues enhorabuena Olga, yo no se como escriben los angeles, pero tu lo haces muy bien, el poema Semper Fidelis me ha encantado..y el del Buque!
Besicos

Máster en Nubes dijo...

¡Qué alegría, Olga! Y los poemas, yo que soy una recién llegada a tu blog, no los había leído. Me han gustado todos, pero el de "Insensato relojes esperando", el que mas, ya te diré algo en privado.

Y tu foto también, estás muy guapa, tienes algo de medusa y un mucho de actriz italiana ;-)

Un abrazo y mis felicitaciones
Aurora

Agustín dijo...

Me siento un afortunado por haber montado y dar vida a "las afinidades..." sólo porque me ha permitido conocer (aunque sea virtualmente, de momento) a gente encantadora y de tan buena escritura como es tu caso, Olga. Así que estoy de enhorabuena... es gente como tú la que me anima a seguir haciendo girar la rueda.

Hasta pronto

Agustín

Mega dijo...

Felicidades, Miliciana,

y un fuerte abrazo desde el puerto de esta ventana, mientras los relojes, insensatos, esperan, siempre fieles, el infiel goteo del tiempo.

(Súper poeta. Me encantaron los poemas más breves)

Olga B. dijo...

Gracias, Juan Manuel. Ayer decías que a la poesía le sienta mal el escepticismo, a propósito de ese texto de Gerardo Diego que guardas como una oración. Tu especie de fe me hizo firmar mis poemas, ¿te acuerdas?:-)
Yo me acuerdo.
Besos.

Olga B. dijo...

Fueron los dos primeros que colgué, Marta, las primeras preguntas ante otras personas.
Me alegro mucho de que te gusten.
Un petó molt gros i carinyos per a tú;-)

Olga B. dijo...

Muchas gracias, Aurora, por tus palabras y por tu alegría. Yo también estoy contenta, y da gusto compartirlo:-) Ese poema le gusta mucho también a una amiga mía. Y gracias por lo que dices de la foto. Decidí sacar el lado derecho ya que en diciembre, en las felicitaciones de DVD sólo había sacado el izquierdo, no me preguntes porqué. ¿Medusa y actriz italiana? Una vez me nombraron la aragonesa más griega, pero tú has superado la mezcla rara:-)
Un abrazo.

Olga B. dijo...

Agustín, de verdad que lo de las afinidades es para felicitarte, por la iniciativa, por el tiempo que empleas, por la amabilidad y por todo. De una forma distinta se da una visión bastante amplia de gran parte de la poesía española actual. Sabes que es un referente. Y para mí es un auténtico honor estar por ahí, perdida entre otros nombres.
Gracias por todo y hasta pronto.

Olga B. dijo...

¡Gracias, Mega-Gema! Ese malabarismo con mis poemas me lo voy a imprimir, porque ése es mío, mío, mío...
Me encanta que a cada cual le guste uno;-)
Un fuerte abrazo.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Enhorabuena de corazón, Olga. te mereces la mención y el reconocimiento gracias a tu palabra, que nos ha encandilado a todos constantemente. Un abrazo.

Olga B. dijo...

Es verdad que estoy contenta por esto, me parece bonito, y las alegrías hay que celebrarlas; pero interiormente lo normal son las dudas, esas que al menos nos mantienen en vilo;-) la palabra casi, casi en los labios y una cosa rara en la mente.
Gracias de corazón, Juan Antonio.
Un abrazo.

Sergio dijo...

Totalmente merecida tu inclusión, eso seguro, Olga.

Felicidades.

(¿Para cuándo en papel?)

Olga B. dijo...

Ay, cuando sea, hombre, te los voy a copiar con mi caligrafía bonita bonita for you:-) Ya es una alegría que vengais a leer por aquí, eso sólo depende de nosotros; otras cosas, no.
Un beso, Sergio, y muchísimas gracias.

Antonio Azuaga dijo...

He llegado a casa con dolor de pies y un escozor como de arenilla en los ojos, cansado y un pelín harto de casi todo (lo normal en mí, vamos)… Pues se me ha quitado todo, Olga. Por tu culpa, por la hermosa culpa de tus poemas. Ya he dicho allí la alegría que me has dado. Aun repitiéndome, insisto: enhorabuena y felicidades.

… Y también muchas gracias, por acordarte de un desconocido “poeta de medio pelo” que, a falta de Mediterráneos, sólo inventa “plenilunios”.

Un beso, poeta.

Olga B. dijo...

Ah, pues esto de las facultades curativas tendré que mirarlo. Y poner consulta de sanadora o algo así de moderno (y de antiguo, para que también sea de tu gusto).
Yo siempre me acuerdo de ti. ¿Quién me dijo que abriese un blog, harto quizá de que sólo comentase en el suyo? Pues a lo hecho, pecho;-)
En serio, que esto sea una alegría para ti es algo que me importa de verdad.
Un beso, Antonio.

Arsenio Bernal dijo...

Es conmovedor comprobar la humildad -no fingida- de una poeta ya hecha. Eso te hace más grande, si cabe.
Y puesto que no entra un gramo más de vanidad entre poetas: ¿cuándo me considerarán como tal a mí también? ¡Yo quiero! Y otro deseo, este imposible: me gustaría ser tan guapo como tú (con el cabello corto, claro está).
Un beso y... ¡para adelante!

Granito dijo...

Me ha gustado mucho que hables de conciencia, de sentir y de comprender, pero mucho más tus poemas. Y no me resisto a admirar tambien la hermosa foto, con ese pelo que se derrama como un glaciar que abrasa en lugar de enfriar.
Felicidades y gracias siempre.

Olga B. dijo...

Ay, Arsenio, además de humildad (muy tonta tendría que ser para no sentirla) sentía miedo, por eso me lo pensé tanto. No he tenido prisa nunca. Empecé a escribir a los ocho años y no me atreví con los poemas hasta treinta años después. Lo de ser una “poeta hecha” no sé si se consigue alguna vez, pero también es cierto que si a los (digamos) treintaytantos no se tiene un sonido, tal vez sea ya difícil tenerlo.
Usted es un poeta, señor Bernal. Ojalá hubiese podido nombrar a todos los que ahora estoy conociendo y a muchísimos que lo merecerían. La limitación es comprensible y siempre algo injusta.
Gracias por todo, Arsenio, también por lo de guapa. Es usted un caballero.

Olga B. dijo...

Es un asunto un poco oscuro, Granito. Lo dicho, dicho está. Es que eso de escribir una poética… es como hablar de sexo. Yo prefiero hacer poemas. Me alegro, por tanto, de que sea eso lo que te guste.
En cuanto a tus otras amabilidades, si me vieras intentando hacer deporte no se te ocurrirían esas frases tan bonitas, seguro;-)
La agradecida soy yo por esa mirada tan generosa.

enrique dijo...

"Como siempre, creo que al final lo mejor es hacer caso a la simple verdad que piensas y sientes".

Qué razón que tienes, Olga.

Tengo un hermano poeta y crítico literario en uno de los grandes periódicos de Madrid. Seguro que te conoce. Le preguntaré.

Besos admirativos y mi enhorabuena.

José Miguel Ridao dijo...

¡Enhorabuena, Olga! Yo no entiendo mucho de poesía, más bien poco, pero te puedo decir dos cosas: tus poemas me gustan, y tu sello es inconfundible.

Un abrazo.

Olga B. dijo...

Es lo que hago cuando tengo dudas (o sea, casi siempre.-) Procurar reconocer lo que pienso y siento de verdad, pasar de miedos y malos rollos y actuar en consecuencia. Como conducir mirando al frente, porque si te dedicas a mirar hacia los lados te la pegas seguro. Si miras a donde tienes que mirar igual avanzas algo.
Creo que a mí no me conoce nadie más que los que os pasáis por aquí, pero ya me contarás quién es tu hermano. Me parece que tú también eres un poco poeta. Pienso que ganas mucho cuando te pones pasional, ya lo sabes:-)
Un beso y muchas gracias, Enrique.

Olga B. dijo...

¡Gracias, señor Ridao!
Yo no sé quién es el guapo que "entiende de poesía". Que te gusten me alegra muchísimo. Al decir que tengo "un sello", reconoces una voz. Eso es muy importante para mí y es muy generoso por tu parte.
Un abrazo.

Iseo dijo...

Olga, ya sabes que últimamente no me dejo ver mucho por tu blog. En esta ocasión no quería dejar de aparecer para darte la ENHORABUENA. Madre mía, quién nos iba a dercir que no hace ni un año que abriste empezaste cone esto y mira... Me alegro mucho, porque yo compartí contigo esos inicios, esas primeras entradas que no te atrevías a colgar. Me acuerdo del poema "Desde el puerto". Tuve el privilegio de leerlo antes que nadie. Felicidades de nuevo. Besicos.

Olga B. dijo...

¡Ni sin firmarlos me atrevía a colgarlos! Qué sudores para darle a la tecla de publicar:-)
Es un pudor raro, como mostrar algo en lo que vacías una parte frágil. Y, a pesar de todo, son los oídos de los demás los que completan el sentido de todo esto, si es que lo tiene.
Fue muy bonito, Iseo, esos primeros meses guardan entradas en las que fui incluso feliz. Es así.
Gracias por estar.

gbp dijo...

Cariño, qué alegría. Mil enhorabuenas de parte de tu heremana que te admira.

Olga B. dijo...

Gracias, "heremana" que me admira. A ver si tenemos más cuidadico con el teclado, que a alguno que conozco le ha dado serios disgustos;-)
Besos, Gema.
Sé que te alegras mucho.

Luis Spencer dijo...

La vida debe de tender, como recordaba Hegel, a la celebración. Yo celebro que estos buenos amigos se reúnan en torno a tus buenos textos. Me alegro mucho y te felicito de veras.

Un beso.

Olga B. dijo...

Lo sé, Luis, y te lo agradezco de corazón. Mira, estoy de acuerdo con Hegel. Darle un poco de amabilidad a la vida, celebrando asuntos sencillos (un rato y vale).
La exigencia, con nosotros mismos cuando escribimos. Si faltara ésa, sería demasiado;-)
Un beso para ti y para tu Sevilla.

Antonio Serrano Cueto dijo...

Cuando publiques tu primer poemario, querida Olga, espero que te acuerdes de que este humilde corifeo de silenos fue uno de tus primeros lectores, allá por la primavera de 2008. Ya entonces te dije que lucías prendas poéticas. Besos y enhorabuena por tercera vez.

Marta María López dijo...

Cuánto me alegro, Olga. Recuerdo lo mucho que me alegré ya cuando te nombró nuestro querido señor Macías. Te mereces estar ahí. Un besazo, guapa.

Olga B. dijo...

Querido Antonio, el latinista de la sala;-) Intentar publicar puede ser una aspiración, y tal vez sólo eso; acordarme de ti, no. Recuerdo la gracia que me hizo verme enlazada en tu blog, yo no tenía de eso (tardé casi seis meses a poner enlaces, es que ni sabía) e hice muchas veces click:-)) Procuro que los poemas sean lo mejor y disfrutar cada cosa: las entradas, los comentarios, vuestros blogs y vuestras publicaciones, esta participación en Las Afinidades y lo que toque.
La verdad es que he aprendido mucho de algunos de vosotros. Todo el mundo es bienvenido, pero ese pequeño grupo que se hizo al principio me ayudó mucho. Vuestra amabilidad no tiene precio y es cierto que os tengo en mente cuando voy a publicar algo. Pienso: "¿Qué le parecerá esto a Antonio?";-)
Un beso y muchas, muchas gracias.

Olga B. dijo...

¡Marta! Ya lo sé, siempre estás. Me ha llegado tu comentario mientras contestaba a Antonio y ha sido un alegrón. Creo que te estrenaste aquí precisamente con el poema anterior a este Semper Fidelis, y eres un lujo de lectora. Igual que es un lujo leer tus relatos.
Un besazo.

Angós dijo...

Aquí el primero que comenté fui yo y hay pruebas.
Ya se que mi opinión literaria no cuenta mucho pero me quedo a cuadros con lo que escribes.
Y me alegro mucho.

Olga B. dijo...

Lo que es verdad, es verdad. El prime. La segunda fue Fa, a la que no conocía de nada y aprovecho para saludar, porque desapareció en este mundo raro que es la blogosfera.
Tú a veces eres un lector bajo amenaza, y eso no sé si cuenta. Pero tu opinión es fundamental. Y tu paciencia, no digamos:-)

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Me llena de alegría Olga: haberme acercado a tu poesía y poder haberla leído (¿completa?) no hace mucho. Y me alegra que otros lectores puedan compartir tu poesía. Enhorabuena.

Olga B. dijo...

Toda, no, pero casi. Al menos, algo he conseguido terminar;-)
Yo soy la afortunada por tener como lector a un escritor al que admiro. Y por ser un lector tan atento.
Eso es un privilegio, lo tengo clarísimo.
Muchas gracias, Antonio.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Debes seguir haciendo caso a la verdad que piensas y sientes.
Tus lectores estaremos muy agradecidos.
Un abrazo.

Olga B. dijo...

Gracias, Javier. Se intentará. Pero la agradecida soy yo, me alegra mucho descubrir lectores.
Bienvenido al álogo:-)
Un abrazo.

MªTeresa Gómez Puertas dijo...

Gracias....por compartir todos tus poemazos con nosotros que no somos angeles sino simplemente mortales.
Un besico guapetona.

Olga B. dijo...

Un ángel no serás, pero una chica bien maja, sí, y una fotógrafa muy buena.
Eres el mismo soplo de aire fresco y sano en la vida "virtual" que en la real (algo de cierzo se te habrá metido dentro.-)
Un honor compartir contigo poemas y lo que toque.

Isabel Romana dijo...

Felicidades, olga. Los cuatro poemas seleccionados me han parecido bellísimos, llenos de esa fuerza tuya extraordinaria con la que retratas poéticamente el mundo. Me fascinó, en particular, el de la miliciana: ahí se ve toda tu potencia. Un abrazo enorme y enhorabuena.

Olga B. dijo...

Me alegro mucho de que te haya gustado esta selección de poemas. Me costó decidirme, y al final sólo saqué dos nuevos. Es que a los dos primeros les tenía mucho cariño, y cuando los publiqué, casi nadie conocía el blog ;-(
La miliciana fue un arrebato de ésos que me dan, sí, pero fue un arrebato amoroso (creo, no siempre puedo explicar los poemas, ni quiero;-)
Un abrazo, Isabel, y muchísimas gracias.

entrenomadas dijo...

Hoy que empieza la primavera tengo un poco de tiempo y navego. Acabo de leer tus poemas y me parecen una joya.

Felicidades, Olga
Buen finde,

Un beso,

M

Olga B. dijo...

Marta, gracias de corazón. Creo que la primavera entra a las 13:44, así que eres posiblemente el último comentario de este invierno que para mí ha sido bastante dulce.

Gracias por navegar por aquí, es una maravilla ir conociendo a gente como tú, que además está tan cerca y, sin embargo, es la red lo que nos ha hecho coincidir.

De momento, buen finde; pero te deseo toda una primavera de antología;-)
Un beso.

Blackbird dijo...

¡Enhorabuena! ya empiezas a ser una escritora reconocida.
Los poemas que ya conocía me siguen encantando (¡ah! ese trigo inmolado, ese petrolero a la deriva). Y los nuevos también aunque todavía los “exprimiré” unas cuantas veces más para sacarles todo su jugo.

Besos, Olga.

Olga B. dijo...

Qué gracia me hace eso. Si el reconocimiento no lo tienen ni los reconocidos, valga la reconocida redundancia. Para eso, mejor dedicarse a otros menesteres.
Pero me encanta que vayas a "exprimir" los nuevos poemas, eso sí. ¿Sabes que el Semper lo escribí en la cafetería solitaria?;-)
Me gusta que hayas sido la primera visita de la primavera recién, recién estrenada.
Mil gracias y muy buen finde, Black.

Mery dijo...

Olga, mi mas sincera enhorabuena. Yo, que admiro enormemente a los poetas, me ilusiono con el reconocimiento que os venga de la forma que sea. Debes sentirte muy orgullosa, porque, como dice por ahí otro comentarista, nos encandilas con tus palabras.
Un fuerte abrazo

Olga B. dijo...

Gracias, Mery. Sí que estoy contenta, la verdad. Y eso que tardé a decidirme, como digo en la entrada, no porque no me hiciese ilusión; todo lo contrario: porque me daba respeto. Pero me alegra tener esos cuatro poemas en Las Afinidades porque pueden leerlos más personas.
Un abrazo y bienvenida después de tus cortas vacaciones.
Ánimo con el lunes:-)

pepa dijo...

Precioso. Impresionada.

Olga B. dijo...

¡Gracias, Pepa! Breve pero contundente.
Bienvenida (por fin:-)

FPrincess dijo...

Enhorabuena Olga. Es agradable comprobar que de vez en cuando la vida recompensa a los que se lo merecen.
Y tú realmente te lo mereces mucho. A pesar de mi limitada formación poética me ha gustado mucho lo poco que he leído de tu obra, que espero llegar a conocer completa en breve.
Y antes de que se me olvide, gracias por llenar de palabras y poesía no sólo este blog sino también mi día a día.
M

Olga B. dijo...

Ay, FPrincess, qué descubrimiento has sido. Y es que entre tu terminología jurídica se cuela una extraña manera de hacer poesía (muy extraña, eso sí, pero muy cierta:-)
El día a día es duro, hay que suavizarlo dejando actuar a la conciencia de gremio, que es la que junta a los que Dios cría.
Gracias por el comentario y también por alegrar todas las jornadas no-poéticas de la semana laboral.