domingo, 28 de diciembre de 2008

Fin de los sueños

No nos queda casi nada de este año, dense prisa, si tienen algo por hacer… y que la naturaleza y los dioses sean generosos con ustedes y con sus sueños en ese 2009 aún por estrenar.






La soledad de la bella durmiente
seguía dibujando la certeza
de un dulce Sur y un corazón perdido
y años que se entretienen y resbalan
entre dedos desiertos de caricias.
Y tú que sollozabas escondido
en el ángulo oscuro de mi danza,
en el rincón mas quieto de mi sueño;
y yo que despertaba de repente
del único destino de las hadas,
de mi tiempo pasado entre unas ruinas
más perfectas que yo, desde los versos
de los cuentos amargos de las niñas,
amargos como hombres que levantan
los vestidos y rompen las almohadas
a las que me abrazaba por las noches
cuando el amor era un temor futuro,
cuando todo da miedo y tú no estabas
besándome la angustia de los párpados
ni esperando los pasos de mis piernas,
las mismas que sostienen y que guardan
tus labios en el centro de mi trampa.
Tus labios cuidadosos por mi alma
muerden mi corazón, leen los mapas
del calor en mi piel y las montañas,
el mar, el cielo, el sol, la luna y nada,
nada como tu peso me ata al alba.
Sobre mí tu deseo y la mirada,
sobre mí tu equilibrio y tu locura,
tú sobre mí, tu y yo sobre la cama.


Olga Bernad

Actualización del 29 de diciembre de 2008
:
Fernando Sarría lleva este poema a su Crepusculario siglo XXI.
Muchísimas gracias, Fernando.


40 comentarios:

Juan Manuel Macías dijo...

Nunca pensé que algo me pudiera distraer de esta escena de Gilda, y resulta que es este inmenso poema, suave y violento como un guante arrojado por Gilda. Qué versos. Me guardo estos dos, que suenan ya a clásico: "Tus labios cuidadosos por mi alma/muerden mi corazón, leen los mapas." Ah, y todas esas deliciosas asonancias. Mi enhorabuena. Me encanta. Que el 2009 te traiga muchos momentos de alegría inesperada y muchos asombros, esas cosas que los dioses, tan aburridos, no tienen. Lo mejor de lo mejor. Ah, y muchas cosas los Reyes :-) Besos.

Fernando dijo...

alabo tu poema...me gusta...dentro de unos días si me dejas lo llevo al crepusculario..te beso.

Olga B. dijo...

Oh. Sabía que te gustaba, pero dudaba de la oportunidad. Bueno, a veces el fin de los sueños significa que estamos en el territorio de la realidad, una buena forma de "atarse al alba", a lo que esté por venir... y culpar a a la naturaleza si hace falta, como hace Rita H. con ese erotismo tan elegante.
Yo también te deseo lo mejor para el 2009, y estoy segura de que te vendrán muchas cosas buenas porque te las mereces. Y punto:-)
Besos, Juan Manuel, y muchas gracias.

P.S.:Cuando nombras unos versos, me parecen mejores, qué curioso. A ver si los Reyes me traen más confianza...

MªTeresa Gómez Puertas dijo...

Pedazo de poema....otro para aprenderme....para escribir con letra....

samsa777 dijo...

Qué gran poema, Olga. 2008 sigue dando frutos, y buena prueba son los tres versos finales. Y como le sucede a Juan Manuel, me acabo de dar cuenta de que estaba por aquí también Mergarita.

Muy feliz 2009,

Francisco

Sergio dijo...

¡Bravo!, por Gilda y, sobre todo, por ti.

Poemón.

Gracias, Olga.

Olga B. dijo...

Hala. Estaba contestando a Juan Manuel y me ha llegado tu comentario. Ya que les he pedido a los Reyes más confianza...
Pues encantada de que te haya gustado y me lleves al crepusculario, Fernando. Yo, con tu permiso, te pongo un enlace para ir a ver:-)
Un beso.

Olga B. dijo...

Hala. Estaba contestando a Fernando y me llegas tú, mi MªTeresa, la más dueña de mis poemas porque eres la que te los aprendes:-) Mil gracias y un besazo.

Olga B. dijo...

Ay, no te imaginas la alegría que me das, Francisco. ¿Sabes?, este poema lo habían leído ya tres personas y las tres destacaron el final. Hay que "rematar" bien las cosas:-)
Me encanta acabar el año con una visita tuya, a los cuatro que vinistéis al principio os guardo silla, siempre.
Muy feliz 2009 también para ti.

Olga B. dijo...

Esa Gilda, desde luego, se merece un bravo como una casa (me parece que a ti no te he distraído del todo:-)
Las gracias te las tengo que dar yo, por ser siempre tan generoso conmigo...
Mis mejores deseos para el año que viene, Sergio.

samsa777 dijo...

Vengo y siempre jejeje Sabes que simplemente comento poquito. Fue un placer descubrirte, es un placer seguirte. Tu tienes silla reservada en todos mis auditorios.

¡Ah! Y ya que estoy, felicidades por las felicitaciones de DVD. ¡Bravo!

De nuevo, que pases muy buenas fiestas y próspero 2009.

Francisco

Olga B. dijo...

Qué encanto, qué razón tiene la tua mamma..:-)

Arsenio Bernal dijo...

Qué rutilante, qué brillante el blanco y negro, cuánta melancolía de los días que pasan sin remedio, de la futil belleza, y el deseo que nos hace creer que vence al tiempo porque muerde como nadie.
Feliz tránsito de año :-)

Olga B. dijo...

Ah, el deseo, con su grandeza y su miseria muerde como nadie, sí. Nunca me hizo creer que vence al tiempo... pero a veces consigue que, por un momento, no me importe:-)
Muchas gracias, Arsenio, muy feliz tránsito de año para vos también.

Fernando dijo...

ya está..gracias..

http://crepusculariosiglo21.blogspot.com/2008/12/la-soledad-de-la-bella-durmiente.html

Olga B. dijo...

Gracias a ti, Fernando. He llegado al trabajo y me he encontrado con la sorpresa. Yo he enlazado a mi lista el blog que lleva tu nombre, así los demás lectores pueden visitar desde allí el crepusculario, el extravagario y todo:-)
Ha quedado precioso aquí.
Y me guardo esto como lo que es: una caricia ajena.

ONDA dijo...

Exquisita manera para despedir el año...
Un bellísimo regalo de tu alma que guardamos.

Un abrazo querida amiga y todo lo mejor para el 2009.

Gracias

Luis Spencer dijo...

Bienvenido y hermoso poema para despedir el año, también a mi paisana, Margarita Cansino, que aunque nacida en Estados Unidos, su padre era de un pueblo de Sevilla (Castilleja de la Cuesta), los Cansino, también familia del gran escritor judío sevillano Rafael Casinos-Asens, yo conocí a finales de los sesenta a un tía suya muy anciana que vivía aquí en mi barrio.

Un abrazo

Antonio Azuaga dijo...

Esto me pasa por andar enredado en dialécticas pendencias. Esto me ocurre por andar desatento a las estrellas mientras velo las armas o palabras. ¡Esto…! ¡Que no me entero! Que aparece un nuevo astro en la noche y yo como si nada; que estalla una supernova que hace palidecer la Luna y yo me quedo en el eclipse de mis vanidades. Hermoso poema. Perfecto en cadencia, música y sentido ese “nada como tu peso me ata al alba”…

Y yo, como la paloma de Alberti, sin enterarme, sin darme cuenta de que anoche ya era de día porque Olga había despertado.

Un beso y disculpas otra vez por mi despiste.

Olga B. dijo...

Ignacio, siempre tan delicado y generoso cuando te pasas por aquí a leer. Muchísimas gracias. Un abrazo y todo lo mejor para ti y tu familia en este 2009 que ya casi asoma.

Olga B. dijo...

Luis, ¡eres una enciclopedia! Tu bitácora, como la de Ignacio, es un descubrimiento reciente. Aún tengo entradas por leer (me gusta "trastear" un poco por los archivos) y lo haré en el 2009, en el que espero que continúe y crezca el interés mutuo. Le agradezco mucho a aquel amigo tuyo, Jesús, que entrará una vez recomendándome tu página.
Gracias y un fuerte abrazo.

Olga B. dijo...

Jeje, Antonio. A mí me gustó la "dialéctica pendencia", aunque no estaba muy por la labor... Las fechas, que me vuelven más pacífica. Pero siempre estoy de tu lado (incluso los días en que te llevo la contraria:-)
Muchísimas gracias por lo que dices. Yo siempre quiero que el poema sea lo mejor, ya sabes, lo mejor que sé hacer en ese momento. Nunca deja de preocuparme.
Un beso, caballero.

Angós dijo...

Tú eres un sueño y tu poema otro sueño.

Olga B. dijo...

Pero yo soy de verdad, y mi poema también quiere ser:-)
Muchas gracias y muy feliz 2009, Angós.

Spender dijo...

Tienes razón: la sensibilidad, quería decir, es sólo un ingrediente. Hacen falta más cosas y -claro- acierto.

Y porque quiero acabar el año sin miedo a no hacerlo, sólo diré que desde que me paso por aquí, este es mi post favorito. Aunque hace ya tiempo que dejé de creer en los dioses.

Feliz 2009.

Olga B. dijo...

Sí, la sensibilidad no es suficiente. Es más, yo diría que a veces es excusa para imperdonables desmanes. Cada poema es un intento de soltar sujetando, no sé, como controlar un caballo potente y guiarlo por un camino que en el fondo no conoces.
Me alegro de la última entrada del año sea tu preferida... pero tenemos que seguir al año que viene. Espero no defraudarte:-)
Y no te preocupes por los dioses, reza porque ellos crean en nosotros.
Feliz 2009, Spender.
Mil gracias por todas tus visitas.

Antonio Serrano Cueto dijo...

Regreso de un viaje a la Villa y Corte y me encuentro, una vez más, la delicia de tus versos. Simplemente que 2009 nos siga regalando tu poesía.
Besos.

Olga B. dijo...

Ha sido un placer conocer tus Silenos este 2008, Antonio, y a la persona que se adivina detrás (o dentro:-)tan amable y generosa desde el principio con estas Caricias Perplejas.
Sin ti no sería igual.
Un beso y todo lo mejor para el 2009.

Maria Luisa dijo...

Olga, mi sensible Olga.

Una delicia leerte y releerte despacio, sintiendo cada palabra, cada frase.
A seguir, para nosotros sentir.

Feliz 2.009
Un besico.

Olga B. dijo...

Feliz 2009, María Luisa, y gracias por toda tu amabilidad durante estos meses.
Ya me faltaba mi Reina entre tanto caballero:-)
Un beso enorme.

Fernando Gonzalez Seral dijo...

...como siempre, muy bien.
Un beso y Feliz año.

Olga B. dijo...

...como siempre, muy bienvenido, Fernando;-)
Un beso para ti y para esos Monegros de mi alma.
Que el 2009 te traiga lo mejor.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Qué delicia de endecasílabos, qué poema más redondo, completo. Qué buena forma de acabar el año, qué deseos de seguir leyendo en el 2009. Feliz año, Olga. Un abrazo.

Olga B. dijo...

"Deseos de seguir". Eso es lo importante. Que sigamos teniendo ganas de leer, de escribir... y de compartirlo. Ganas de vivir.
Un abrazo, Juan Antonio, y muchísimas gracias por tus palabras hacia mi poema (me pongo supercontenta, la verdad:-).

Octavio dijo...

Vengo desde el blog de Juan Antonio G.Romano; te he leído en varias ocasiones ya en otros blogs y en el tuyo y hoy me animo a escribirte para agradecerte estos preciosos versos. Feliz 2009, Olga, año en el que tendré la oportunidad de seguir leyéndote.

Olga B. dijo...

Pues eres muy amable. Es una curiosa conversación interminable de la que todos formamos parte, a veces desde el silencio y, a veces, algo nos impulsa a participar. Bienvenido, Octavio. Seguiremos "charlando" en ese inmenso 2009 que tenemos enterito para gastar:-)

gbp dijo...

Cariño, que empieces el año nuevo tan bien como acabas este, precioso poema! y enhorabuena por tus felicitaciones navideñas en DVD.
La mejor!

Te voy a echar mucho de menos.

Muchos besazos y Feliz año!

Olga B. dijo...

Qué pena este año, que no hayas podido venir, o ir nosotros. Me encantan las navidades en Escocia y mi cuñao australiano:-) Un besazo a todos, también a Sara y Loren, a Cora, Janis y Malena. Ayyyyyy!
Y muchas gracias, Gemita, por tus siempre "objetivas" opiniones sobre lo que escribo:-) Sigue así.
No os paséis con el Laphroaig... a mí ya no me queda:-(
Mil doscientos besos, hermana.

Marta Fernández Olivera dijo...

me ha "gustao" mucho Olga...especialmente la parte final a partir de "cuando todo da miedo...", es precioso este ultimo fragmento, felicidades y feliz camino durante este 2009!
Un abrazo

Olga B. dijo...

¡Marta! Ay, ese último fragmento, desde el miedo hasta la realidad; qué a gusto lo escribí, y eso se nota:-)
A ver si conseguimos que el año se llene de realidades que dé gusto contar...y fotografiar.
Un abrazo y feliz camino también para ti.