jueves, 25 de septiembre de 2008

Noche de otoño

Hoy quiero un beso largo
y una lengua perdida por mis manos,
quiero morderte el cuello
y jadear adentro de tu aliento.
Quiero quedarme quieta sobre el mundo
y moverlo al compás de lo que siento
y agotar las reservas de tus venas.
Quiero que busques algo sobre mí
como si realmente
pudieras encontrarlo.
Sólo más, nada más, y tan aprisa
como se escapa el cielo
en una interminable borrachera;
tan despacio como se acaba un árbol
bajo los mil mordiscos
de las heladas negras.
Más luz, más paz, más tercas melodías,
más sed y oscuridad sobre mis piernas,
zarpazos de lamentos y caricias,
recuerdos imperfectos de otra vida.

Y al final quedarán entre tus dientes
mis labios recordando
lo que dices en sueños
y mi piel inventando lo que sueñas
a golpe de caderas y de estrellas.

Olga Bernad

26 comentarios:

Juan Manuel Macías dijo...

Menudo regalo para empezar el otoño. Y qué maravilla de poema. Y qué tormenta más bien trenzada entre estos versos, tan somáticos como alados al mismo tiempo. Otra vez la magia de las caricias perplejas, como un relámpago. Y ese final de dientes y de labios y caderas que parecen un sueño dentro de otro sueño, un espejo en un espejo, dando vueltas sobre sí mismos, sin parar. Es una imagen de auténtico vértigo. Y ese verso final "a golpe de caderas y de estrellas". Hermosísimo, Olga. Otra vez me quedo con la boca abierta, que ya es mi gesto habitual por estas tierras :-). Admiración y besos.

Betty B. dijo...

Pues no sé qué decir sobre este tema. Y lo que sabía decir ya lo he dicho.-)
Bueno, te puedo decir muchas gracias, Juan Manuel, me alegro de que te guste.
Yo también pienso que un poema es de quien lo lee. Pero es una bonita noche de otoño (más bien madrugada, para no variar) y es muy agradable recibir ahora un comentario así. Buenas noches.
Besos.

Antonio Serrano Cueto dijo...

Comparto con Juan Manuel la admiración por ese final, donde se mezclan magistralmente erotismo y poesía.
Saludos.

Fernando Gonzalez Seral dijo...

¡¡¡Divina!!!

gbp dijo...

Cariño, muy sugerente esta noche de otoño.
Un "zarpazo" de poema. Precioso!.

Muchos besos

Víctor González dijo...

Y yo, caderas en interminable carambola, de estrella en estrella, con fogonazo de luz a cada contacto.
Beso creativo.

Betty B. dijo...

Muchísimas gracias, Antonio. Ya sabes que tu opinión me importa mucho. Todas me importan, pero los que vinistéis desde el principio (para mi sorpresa) y seguís acercándoos por aquí, siempre con la misma generosidad, no sabéis hasta qué punto me ayudáis con vuestra lectura. Eso es mucho.
Un beso.

Betty B. dijo...

¡Fernando! Me encantan esos disparos de lector furtivo. Que todos sean así.
Es como un cielo distinto del que tú sueles fotografíar, pero sí, tiene su parte divina:-)
Mil gracias.

Betty B. dijo...

Hermanita, me gusta la idea del poema como zarpazo, debería ser un género. A veces las caricias no bastan, por muy perplejas que vengan:-)
Muchos besos.

Betty B. dijo...

Víctor, ese "y yo" es una frase de las que me gustan. Sin palabras de más ni de menos. Y la interminable carambola, de estrella en estrella, y el fogonazo de luz para continuar.
Gracias, piloto.

marisa dijo...

Querida y admirada Olga:
Desde mi humilde conocimiento y pasión por la poesía te reitero mi emoción cada vez que te leo. Eres para mí, y sé que para otros, una inspiración. Pronto estarás entre mis clásicos contemporáneos y espero seguir creciendo literariamente a la sombra maravillosa de tus prosas y tus versos. Un abrazo otoñal.

Betty B. dijo...

Vaya, Marisa, muchas gracias. No me veo como inspiración, precisamente.-) Busco lo que tú, emoción en lo que leo, y a veces la he encontrado. No siempre es cómoda, pero sí, creo que te hace crecer. Me resulta más difícil hablar de lo que busco al escribir. Yo creo que, aun en ese caso, sigo buscando a otros.
Un placer encontrarte. Eres muy, muy amable.
Un abrazo.

MªTeresa Gómez Puertas dijo...

Por tu culpa voy a tener que ejercitar mi memoria y ampliar mi cartera...porque este tambien me lo quiero imprimir y aprender...

Betty B. dijo...

Esa memoria tuya es un premio para mì, el mejor que se puede esperar, y el único.
Me gusta ser culpable.-)
Muchas gracias, MªTeresa.

Iseo dijo...

Vaya comienzo de Otoño! No me lo esperaba. Ya veo que, como buena poeta, eres capaz de convertir todo en poesía. Olga, no dejas de sorprender y eso es MARAVILLOSO. Besos tempranos desde la UNI.

Betty B. dijo...

Todo, todo, no lo sé. Pero se hace lo que se puede. A mí el otoño siempre me ha parecido muy sensual, y muy poético:-)
Besos tempranos, Iseo.
Me acerco el lunes. A las 12 donde siempre (donde antes siempre,ay:-(

Famayor dijo...

Uff, Betty...
Así da gusto despedirse del verano.
Me llega especialmente lo de "las tercas melodías". Ay qué ver!! yo creo que mis vecinos, cuando escuchan desde mi equipo de música una y otra vez el mismo tema, deben intuir que "ando enamoriscada"... ;)
Un abrazo y buen fin de semana.
Fa.

Betty B. dijo...

¿Enamoriscada andas, Fa? Bueno, hay cosas peores. Pero ten piedad de tus vecinos…:-) Yo también me obsesiono a veces con una canción que se convierte en terca melodía. Un poema puede volverse una terca melodía que quiere sonar sin parar en la memoria. Y el deseo es otra ¿melodía? bastante terca, sí. Y siempre vuelve. Le da igual la estación.
Muy buen fin de semana (lo más musical posible dado tu nombre y tu situación.-) y un abrazo, guapa.

P.S.: Lamento la tardanza en publicar y contestar, Fa. He estado todo el día fuera. Sorry.

Blackbird dijo...

¡Madre mía! ¡Cómo estás en pleno Otoño! Que seas capaz de escribir un poema inspirado, y así como agua para chocolate en esta estación me deja perplejo. Tu poema: magnífico, pero en este momento me pilla un poco destemplado. Ya sé que está precioso Ordesa con sus hojas doradas y casi cualquier sitio donde haya árboles de hoja caduca, pero el Otoño para mí es la vida ordinaria, el meterte en casa (el oso que hiberna), reconocer el paso del tiempo y cosas así.

No obstante me alegro de que puedas escribir este poema, eso significa que tienes alegría en el alma y en el cuerpo.

Betty B. dijo...

No es tan sencillo. A veces, cuando la melancolía me mata no quiero calditos ni reflexiones. Prefiero un salto mortal. Y sí, con melancolía y todo, me queda alegría en el alma y en el cuerpo.
Ordesa en otoño es de lo más sensual que se me ocurre, ese valle dorado y tranquilo, inmenso para disfrutar. Que pases un buen fin de semana, Black.
¡Por cierto! El miércoles empiezo en nuevo destino. El lunes os hago una visita. Trae fotos…

http://oliartphoto.blogspot.com/ dijo...

Me ha encantado..sin lugar a dudas un poema fantastico y sugerente, voy a buscar un voluntario para retratar este poema, si si sin duda!
Tu escritura es de lectura rápida, descriptiva, suave, que se desliza como una serpiente hasta llegar ahi,
al recuerdo escondido para moderlo, que envenena,
un veneno dulce y amargo.

Marta

Betty B. dijo...

Bienvenida, nueva Marta (tenemos otra ilustre Marta visitándonos a veces.-) Muchas gracias por tus palabras y, después de ver tu blog, también por tus imágenes. Me ha sorprendido ver tantas fotos de los Monegros. Te recomiendo, si no lo conoces, el blog de Fernando González Seral que es un artista.
Y más me ha sorprendido ver también fotos de la feria de Málaga, donde estuve. ¡Sólo hubiera faltado que apareciera en alguna! Mejor así.-)

http://oliartphoto.blogspot.com/ dijo...

Jajajajaj!
He llegado aqui gracias a Fernando, yo soy una "enamorá" del cierzo monegrino que me impacto en los morros en semana santa de este año. En (Cartama)Malaga tengo familia y amigos, podria mirar mas fotos de la Feria igual te veo por ahi, yo estuve del 17 al 28.
Si un dia te apetece escribir sobre alguna imagen mia ya tienes mi permiso, seria un placer, que alguien aparte de mí escriba sobre mis imagenes.
Marta

Betty B. dijo...

¡Fernando es conocido en el mundo entero! Ay, ese cierzo, quiero escribir una entrada sobre el cierzo pero no me acaba de salir. Os voy a pedir a los especialistas fotos del cierzo, a ver qué sale.-)
Muchísimas gracias por tu ofrecimiento, la verdad es que al principio no pensaba poner ni una sola imagen, quería textos desnudos. Pero la entrada del desierto la pude terminar gracias a las fotos de Fernando, una mirada que no era la mía y sí lo era. Desde el principio, la escribí con esa imagen en la cabeza. Luego me sedujeron los momentos de Mª Teresa, y ya llevo dos entradas con fotografía.
Oye, que yo estuve en Málaga del 15 al 22, toda la semana de la feria. si te aparece una chica morena parecida a la de la foto de la esquina superior derecha, por Dios, no la publiques:-)
Bueno, encantada, Marta, espero que vuelvas por aquí.

http://oliartphoto.blogspot.com/ dijo...

jajajaja!
Tranquila que si te encuentro no te publico!
Fotos del Cierzo..Fernando tiene millones!! que es mas facil: fotografiar el cierzo? o escribir sobre él?
Pero si te puedo ayudar..me lo dices y cuelgo en mi blog mas de monegros.
Marta

Betty B. dijo...

Pues muchas gracias, Marta, por la promesa de discreto uso de las posibles imágenes malagueñas (salerosas:-)y también por tu disposición de ayuda con el Cierzo. Fotografiarlo lo veo difícil; escribir de él, también.
Se hará lo que se pueda.